lunes, 10 de enero de 2011

Fwd: "Nada humano me es ajeno". Karl Marx

gph:

Pese a nuestras discrepancias con SL o el MRTA, nunca estaremos de acuerdo con el crimen inmundo de asesinar a cientos de seres humanos encerrados en la cárcel e indefensos.....

19 de junio
Forget not... Milton
Fueron cuatro corolas incendiándose antes
de que tocara la hora.
La mañana anterior la noticia
se había levantado bostezando, arregló fugazmente la cama, hizo tres gárgaras
y con suave desgarbo entró sorpresiva en los oídos, como el bicho instalado
para siempre en el huerto
del blanco cementerio de pelícanos.
(Antes de la hora, antes de la hora. Ni siquiera pudieron esperar).
Todos vimos el cerro quemándose en la niebla, tú nunca supiste lo que fue
esa madrugada y las horas siguientes, cuando cientos de rostros
simulando alegría se lanzaron
celebrando los sucesos y jurando para siempre haber terminado la guerra,
una guerra «que nunca empezamos».
(Un solo corazón se desangraba debajo de la tierra; lejos, desde el sur, llegaban sus raíces carcomiendo el viento.Desde entonces los sueños se han vuelto ladrillos y fierro, la música monótona de un chorro cayendo por el acantilado).
Hasta el fondo de la cordillera se esparcía el eco, los pájaros huían
y tú nunca llegaste, sólo
un grito perpetuo desquiciando
mis manos, un trotar de caballos
convirtiendo en arena mis huesos y piel. Después
un enorme silencio que rompió la mañana, y el mar se fue calmando.
(Cómo pesa en el cerebro ese ladrillo.Julián, Félix, Jacinto, cómo pesan. Vimoscorrer los camiones con desmonte. Por las piedrassus dedos se asomaban, despidiéndose).
El frío y el sueño, hermanados; la luna y el miedo, conviviendo.
Y cuando el sol cayó puntual sobre el océano, la sombra
se introdujo en nuestras almas, con una idea fija.
Entonces se produjo lo temido. Antes, antes todavía
de la hora, mucho antes de que el mundo se durmiera
empezaron a sonar los cañonazos, cuatro veces primero;
después hasta el borde del día, como olas,
sin dejar un solo rasgo
de los nombres dibujados en la playa.
El islote fue entonces desierto, y la entrada apestosa de Cumas
se abrió como un hocico en el peñón.
Del otro extremo hubo historias semejantes, y los prisioneros
fueron puestos en fila y rematados, como hojas de un árbol furioso
salido de pronto debajo de la tierra.
Los vecinos oyeron los lejanos cantos, y un martillo perpetuo desquiciando
mis manos, rebotando en las montañas, descendiendo
al río turbulento que se esparce desde el sur.
«La guerra es la guerra», se explicaban. Otros, cautelosos,
apuntaban con la uña herida.
(Un solo corazón se revolvía hinchado, un solo vientodejaba pasar entre sus huecos un ruido constante, un ruidoque adquiría contornos y sabor, se arrastraba y coloreaba por la médula, flotando, eternamente, entre los sueños).
¡Cadáveres, cadáveres, cadáveres, peldaños
de brazos y piernas, de cinturas y ojos reventados!
Los tambores cortando los vidrios, y en el aire
un silencio complicado y torpe. Demasiado para una mañana
húmeda y tibia de invierno.
(Tú nunca llegasteo quizá no supiste llegar.Desde el fondo de un río hablan por ti Jacinto y Félix, van gimiendocada vez que me raspo con la arena, cuando miromis huesos cubiertos de hongos, mi piel inflándose en el sol, en medio de alas y picosregados desde abajo y en silencio).
Jose Antonio Mazzotti



--
Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
cel 993754274

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

Loading...
Loading...

Archivo del Blog