martes, 20 de noviembre de 2012

INVITACION INCORPORACION AL CPALIMA DEL DESTACADO ANTROPOLOGO RICARDO MELGAR BAO


Estimados colegas:

Con mucho agrado los convoco para  acompañar a la incorporación al Colegio Profesional de  Antropólogos de Lima (CPALIMA), del destacado  antropólogo  Dr. Ricardo Melgar Bao. 

La ceremonia se llevará a cabo  en el Paraninfo  de la Universidad Nacional Federico Villarreal;  el  día jueves 22 de  noviembre del 2012  a las 04:00 p.m.   A la vez disertará  sobre  sus recientes investigaciones. 

                                                    Atentamente
                                                                   Angélica

lunes, 19 de noviembre de 2012

Carl Sagan: Cosmos - Serie completa. (Español).

Sagan: Cosmos - Serie completa.(Español)
Un viaje por la totalidad, por la Ciencia, el Universo, la historia, el
pensamiento humano, la filosofia...

Episodio 1, http://www.youtube.com/watch?v=uVBC_CNLa9o
Episodio 2, http://www.youtube.com/watch?v=DpKLxSWjBes
Episodio 3, http://www.youtube.com/watch?v=rWjWklS7E5M
Episodio 4, http://www.youtube.com/watch?v=pfFzaIPUfq8
Episodio 5, http://www.youtube.com/watch?v=sgFoinzFEvM&feature=relmfu
Episodio 6, http://www.youtube.com/watch?v=3vz4JPUGqXg&feature=relmfu
Episodio 7, http://www.youtube.com/watch?v=3Hy_JlEB7U4
Episodio 8, http://www.youtube.com/watch?v=fqJWXGrLed4&feature=relmfu
Episodio 9, http://www.youtube.com/watch?v=cu98Wx_WIvg&feature=relmfu
Episodio 10, http://www.youtube.com/watch?v=Sp5QDfstorY&feature=relmfu
Episodio 11, http://www.youtube.com/watch?v=wYJwHa6I0js&feature=relmfu
Episodio 12, http://www.youtube.com/watch?v=9xTDZRx5wU4&feature=relmfu
Episodio 13 Final, http://www.youtube.com/watch?v=DfT7qq79-og&feature=relmfu




Tambien ver pagina web.
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/

Eduardo Galeano: El imperio del consumo

Eduardo Galeano: El imperio del consumo
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/

La explosión del consumo en el mundo actual mete más ruido que todas las
guerras y arma más alboroto que todos los carnavales. Como dice un viejo
proverbio turco, quien bebe a cuenta, se emborracha el doble.
La parranda aturde y nubla la mirada; esta gran borrachera universal
parece no tener límites en el tiempo ni en el espacio. Pero la cultura de
consumo suena mucho, como el tambor, porque está vacía; y a la hora de la
verdad, cuando el estrépito cesa y se acaba la fiesta, el borracho
despierta, solo, acompañado por su sombra y por los platos rotos que debe
pagar.

La expansión de la demanda choca con las fronteras que le impone el mismo
sistema que la genera. El sistema necesita mercados cada vez más abiertos
y más amplios, como los pulmones necesitan el aire, y a la vez necesita
que anden por los suelos, como andan, los precios de las materias primas y
de la fuerza humana de trabajo. El sistema habla en nombre de todos, a
todos dirige sus imperiosas órdenes de consumo, entre todos difunde la
fiebre compradora; pero ni modo: para casi todos esta aventura comienza y
termina en la pantalla del televisor. La mayoría, que se endeuda para
tener cosas, termina teniendo nada más que deudas para pagar deudas que
generan nuevas deudas, y acaba consumiendo fantasías que a veces
materializa delinquiendo.

El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de
todos. Dime cuánto consumes y te diré cuánto vales. Esta civilización no
deja dormir a las flores, ni a las gallinas, ni a la gente. En los
invernaderos, las flores están sometidas a luz continua, para que crezcan
más rápido. En las fábricas de huevos, las gallinas también tienen
prohibida la noche. Y la gente está condenada al insomnio, por la ansiedad
de comprar y la angustia de pagar. Este modo de vida no es muy bueno para
la gente, pero es muy bueno para la industria farmacéutica.
EEUU consume la mitad de los sedantes, ansiolíticos y demás drogas
químicas que se venden legalmente en el mundo, y más de la mitad de las
drogas prohibidas que se venden ilegalmente, lo que no es moco de pavo si
se tiene en cuenta que EEUU apenas suma el cinco por ciento de la
población mundial.
«Gente infeliz, la que vive comparándose», lamenta una mujer en el barrio
del Buceo, en Montevideo. El dolor de ya no ser, que otrora cantara el
tango, ha dejado paso a la vergüenza de no tener. Un hombre pobre es un
pobre hombre. «Cuando no tenés nada, pensás que no valés nada», dice un
muchacho en el barrio Villa Fiorito, de Buenos Aires. Y otro comprueba, en
la ciudad dominicana de San Francisco de Macorís: «Mis hermanos trabajan
para las marcas. Viven comprando etiquetas, y viven sudando la gota gorda
para pagar las cuotas».

Invisible violencia del mercado: la diversidad es enemiga de la
rentabilidad, y la uniformidad manda. La producción en serie, en escala
gigantesca, impone en todas partes sus obligatorias pautas de consumo.
Esta dictadura de la uniformización obligatoria es más devastadora que
cualquier dictadura del partido único: impone, en el mundo entero, un modo
de vida que reproduce a los seres humanos como fotocopias del consumidor
ejemplar.
El consumidor ejemplar es el hombre quieto. Esta civilización, que
confunde la cantidad con la calidad, confunde la gordura con la buena
alimentación. Según la revista científica The Lancet, en la última década
la «obesidad severa» ha crecido casi un 30 % entre la población joven de
los países más desarrollados. Entre los niños norteamericanos, la obesidad
aumentó en un 40% en los últimos dieciséis años, según la investigación
reciente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado.
El país que inventó las comidas y bebidas light, los diet food y los
alimentos fat free, tiene la mayor cantidad de gordos del mundo. El
consumidor ejemplar sólo se baja del automóvil para trabajar y para mirar
televisión. Sentado ante la pantalla chica, pasa cuatro horas diarias
devorando comida de plástico.

Triunfa la basura disfrazada de comida: esta industria está conquistando
los paladares del mundo y está haciendo trizas las tradiciones de la
cocina local. Las costumbres del buen comer, que vienen de lejos, tienen,
en algunos países, miles de años de refinamiento y diversidad, y son un
patrimonio colectivo que de alguna manera está en los fogones de todos y
no sólo en la mesa de los ricos. Esas tradiciones, esas señas de identidad
cultural, esas fiestas de la vida, están siendo apabulladas, de manera
fulminante, por la imposición del saber químico y único: la globalización
de la hamburguesa, la dictadura de la fast food. La plastificación de la
comida en escala mundial, obra de McDonald's, Burger King y otras
fábricas, viola exitosamente el derecho a la autodeterminación de la
cocina: sagrado derecho, porque en la boca tiene el alma una de sus
puertas.

El campeonato mundial de fútbol del 98 nos confirmó, entre otras cosas,
que la tarjeta MasterCard tonifica los músculos, que la Coca-Cola brinda
eterna juventud y que el menú de McDonald's no puede faltar en la barriga
de un buen atleta. El inmenso ejército de McDonald's dispara hamburguesas
a las bocas de los niños y de los adultos en el planeta entero. El doble
arco de esa M sirvió de estandarte, durante la reciente conquista de los
países del Este de Europa. Las colas ante el McDonald's de Moscú,
inaugurado en 1990 con bombos y platillos, simbolizaron la victoria de
Occidente con tanta elocuencia como el desmoronamiento del Muro de Berlín.
Un signo de los tiempos: esta empresa, que encarna las virtudes del mundo
libre, niega a sus empleados la libertad de afiliarse a ningún sindicato.
McDonald's viola, así, un derecho legalmente consagrado en los muchos
países donde opera. En 1997, algunos trabajadores, miembros de eso que la
empresa llama la Macfamilia, intentaron sindicalizarse en un restorán de
Montreal en Canadá: el restorán cerró. Pero en el 98, otros empleados de
McDonald's, en una pequeña ciudad cercana a Vancouver, lograron esa
conquista, digna de la Guía Guinness.

Las masas consumidoras reciben órdenes en un idioma universal: la
publicidad ha logrado lo que el esperanto quiso y no pudo. Cualquiera
entiende, en cualquier lugar, los mensajes que el televisor transmite. En
el último cuarto de siglo, los gastos de publicidad se han duplicado en el
mundo. Gracias a ellos, los niños pobres toman cada vez más Coca-Cola y
cada vez menos leche, y el tiempo de ocio se va haciendo tiempo de consumo
obligatorio. Tiempo libre, tiempo prisionero: las casas muy pobres no
tienen cama, pero tienen televisor, y el televisor tiene la palabra.
Comprado a plazos, ese animalito prueba la vocación democrática del
progreso: a nadie escucha, pero habla para todos. Pobres y ricos conocen,
así, las virtudes de los automóviles último modelo, y pobres y ricos se
enteran de las ventajosas tasas de interés que tal o cual banco ofrece.

Los expertos saben convertir a las mercancías en mágicos conjuntos contra
la soledad. Las cosas tienen atributos humanos: acarician, acompañan,
comprenden, ayudan, el perfume te besa y el auto es el amigo que nunca
falla. La cultura del consumo ha hecho de la soledad el más lucrativo de
los mercados. Los agujeros del pecho se llenan atiborrándolos de cosas, o
soñando con hacerlo. Y las cosas no solamente pueden abrazar: ellas
también pueden ser símbolos de ascenso social, salvoconductos para
atravesar las aduanas de la sociedad de clases, llaves que abren las
puertas prohibidas. Cuanto más exclusivas, mejor: las cosas te eligen y te
salvan del anonimato multitudinario. La publicidad no informa sobre el
producto que vende, o rara vez lo hace. Eso es lo de menos. Su función
primordial consiste en compensar frustraciones y alimentar fantasías: ¿En
quién quiere usted convertirse comprando esta loción de afeitar?

El criminólogo Anthony Platt ha observado que los delitos de la calle no
son solamente fruto de la pobreza extrema. También son fruto de la ética
individualista. La obsesión social del éxito, dice Platt, incide
decisivamente sobre la apropiación ilegal de las cosas. Yo siempre he
escuchado decir que el dinero no produce la felicidad; pero cualquier
televidente pobre tiene motivos de sobra para creer que el dinero produce
algo tan parecido, que la diferencia es asunto de especialistas.

Según el historiador Eric Hobsbawm, el siglo XX puso fin a siete mil años
de vida humana centrada en la agricultura desde que aparecieron los
primeros cultivos, a fines del paleolítico. La población mundial se
urbaniza, los campesinos se hacen ciudadanos. En América Latina tenemos
campos sin nadie y enormes hormigueros urbanos: las mayores ciudades del
mundo, y las más injustas. Expulsados por la agricultura moderna de
exportación, y por la erosión de sus tierras, los campesinos invaden los
suburbios. Ellos creen que Dios está en todas partes, pero por experiencia
saben que atiende en las grandes urbes. Las ciudades prometen trabajo,
prosperidad, un porvenir para los hijos. En los campos, los esperadores
miran pasar la vida, y mueren bostezando; en las ciudades, la vida ocurre,
y llama. Hacinados en tugurios, lo primero que descubren los recién
llegados es que el trabajo falta y los brazos sobran, que nada es gratis y
que los más caros artículos de lujo son el aire y el silencio.
Mientras nacía el siglo XIV, fray Giordano da Rivalto pronunció en
Florencia un elogio de las ciudades. Dijo que las ciudades crecían «porque
la gente tiene el gusto de juntarse». Juntarse, encontrarse. Ahora, ¿quién
se encuentra con quién? ¿Se encuentra la esperanza con la realidad? El
deseo, ¿se encuentra con el mundo? Y la gente, ¿se encuentra con la gente?
Si las relaciones humanas han sido reducidas a relaciones entre cosas,
¿cuánta gente se encuentra con las cosas?

El mundo entero tiende a convertirse en una gran pantalla de televisión,
donde las cosas se miran pero no se tocan. Las mercancías en oferta
invaden y privatizan los espacios públicos. Las estaciones de autobuses y
de trenes, que hasta hace poco eran espacios de encuentro entre personas,
se están convirtiendo ahora en espacios de exhibición comercial.
El shopping center, o shopping mall, vidriera de todas las vidrieras,
impone su presencia avasallante. Las multitudes acuden, en peregrinación,
a este templo mayor de las misas del consumo. La mayoría de los devotos
contempla, en éxtasis, las cosas que sus bolsillos no pueden pagar,
mientras la minoría compradora se somete al bombardeo de la oferta
incesante y extenuante. El gentío, que sube y baja por las escaleras
mecánicas, viaja por el mundo: los maniquíes visten como en Milán o París
y las máquinas suenan como en Chicago, y para ver y oír no es preciso
pagar pasaje. Los turistas venidos de los pueblos del interior, o de las
ciudades que aún no han merecido estas bendiciones de la felicidad
moderna, posan para la foto, al pie de las marcas internacionales más
famosas, como antes posaban al pie de la estatua del prócer en la plaza.
Beatriz Solano ha observado que los habitantes de los barrios suburbanos
acuden al center, al shopping center, como antes acudían al centro. El
tradicional paseo del fin de semana al centro de la ciudad, tiende a ser
sustituido por la excursión a estos centros urbanos. Lavados y planchados
y peinados, vestidos con sus mejores galas, los visitantes vienen a una
fiesta donde no son convidados, pero pueden ser mirones. Familias enteras
emprenden el viaje en la cápsula espacial que recorre el universo del
consumo, donde la estética del mercado ha diseñado un paisaje alucinante
de modelos, marcas y etiquetas.

La cultura del consumo, cultura de lo efímero, condena todo al desuso
mediático. Todo cambia al ritmo vertiginoso de la moda, puesta al servicio
de la necesidad de vender. Las cosas envejecen en un parpadeo, para ser
reemplazadas por otras cosas de vida fugaz. Hoy que lo único que permanece
es la inseguridad, las mercancías, fabricadas para no durar, resultan tan
volátiles como el capital que las financia y el trabajo que las genera. El
dinero vuela a la velocidad de la luz: ayer estaba allá, hoy está aquí,
mañana quién sabe, y todo trabajador es un desempleado en potencia.
Paradójicamente, los shoppings centers, reinos de la fugacidad, ofrecen la
más exitosa ilusión de seguridad. Ellos resisten fuera del tiempo, sin
edad y sin raíz, sin noche y sin día y sin memoria, y existen fuera del
espacio, más allá de las turbulencias de la peligrosa realidad del mundo.

Los dueños del mundo usan al mundo como si fuera descartable: una
mercancía de vida efímera, que se agota como se agotan, a poco de nacer,
las imágenes que dispara la ametralladora de la televisión y las modas y
los ídolos que la publicidad lanza, sin tregua, al mercado. Pero, ¿a qué
otro mundo vamos a mudarnos? ¿Estamos todos obligados a creernos el cuento
de que Dios ha vendido el planeta a unas cuantas empresas, porque estando
de mal humor decidió privatizar el universo? La sociedad de consumo es una
trampa cazabobos. Los que tienen la manija simulan ignorarlo, pero
cualquiera que tenga ojos en la cara puede ver que la gran mayoría de la
gente consume poco, poquito y nada necesariamente, para garantizar la
existencia de la poca naturaleza que nos queda. La injusticia social no es
un error a corregir, ni un defecto a superar: es una necesidad esencial.
No hay naturaleza capaz de alimentar a un shopping center del tamaño del
planeta.


http://www.nodo50.org/ciencia_popular/

domingo, 18 de noviembre de 2012

Fwd: Presentación del libro de Cristian Gillen : "DEL NEOSTALINISMO AL POSMARXISMO" (Althusser, Laclau, Moufle, Zizek y Badiou)



---------- Mensaje reenviado ----------
De: Gustavo Pérez Hinojosa <gperezhinojosa@gmail.com>
Fecha: 17 de noviembre de 2012 19:49
Asunto: Fwd: Presentación del libro de Cristian Gillen : "DEL NEOSTALINISMO AL POSMARXISMO" (Althusser, Laclau, Moufle, Zizek y Badiou)
Para:




---------- Mensaje reenviado ----------
De: Gustavo Pérez Hinojosa <gperezhinojosa@gmail.com>
Fecha: 10 de noviembre de 2012 03:09
Asunto: Presentación del libro de Cristian Gillen : "DEL NEOSTALINISMO AL POSMARXISMO" (Althusser, Laclau, Moufle, Zizek y Badiou)
Para:







--
Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
cel 993754274

sábado, 17 de noviembre de 2012

ROGER RUMRRILL EN PALABRAS AL RECIBIR HOMENAJE DEL GRUPO CAPULI







Sexta fecha: Seminario del Socialismo Peruano


Manuel Shertherland, en su artículo LA ECONOMÍA VENEZOLANA O CÓMO LA BURGUESÍA HURTA LA RENTA PETROLERA Y ES DUEÑA DEL 71° DEL PIB, hace un análisis concreto de la economía venezolana actual. La misma que puede servir de guía para la exposición del tema: BANCARROTA DEL PERÚ O CRECIMIENTO ECONÓMICO, en la sexta fecha del Seminario del Socialismo Peruano. El referido artículo va como archivo, para la información de los expositores y público asistente.
Y en cuanto al método, la guía es el método marxista. Marx en su texto de  Introducción a la Contribución de la Crítica de la Economía Política de 1857, hace una exposición sistemática del método marxista. Para acercarnos al estudio de la realidad de un país, nos dice Marx, no bastaría con contentarnos con "lo que hay de concreto y real en los datos" ya que nos estarían mostrando "una representación caótica del todo" Sólo mediante la abstracción hecha, en esa realidad que se nos presenta, se pueden obtener conceptos simples que permitan la exposición analítica de las relaciones generales más determinantes que la expliquen. Ése, de hecho, habría sido el método utilizado hasta ese momento por la economía política.

Colectivo Perú Integral

SEMINARIO DEL SOCIALISMO PERUANO       
SEXTA FECHA
Día         : 22.11.2012
Hora       : 6.00 p.m.
Local       : Confederación Campesina del Perú, Plaza Bolognesi N° 588, Cercado de Lima.      
TEMA: BANCARROTA DEL PERÚ O CRECIMIENTO ECONÓMICO
EXPOSITORES: 
1.- Martín Guerra, por el Partido Pueblo Unido,
2.- Econ. Daniel Sánchez,
3.- Miguel  Vásquez, por el Grupo Zaeta Cultural,
4.- César  Jiménez Ubilluz, por el Partido Comunista Peruano.
ORGANIZAN 
Partido Comunista Peruano,     Movimiento Inkari-Ayacucho,
Coordinadora Alfa y Omega,     Editorial Signos y Obras.
Frente Único Regional-Tacna,  Colectivo Perú Integral.
Nota.- Por razones de fuerza mayor, no será posible continuar en la Casa del Maestro. Por lo que las dos fechas del Seminario se realizará en el local de la Confederación Campesina del Perú, Plaza Bolognesi  N° 588, Cercado de Lima.    Solicitamos se sirvan tener presente el cambio de local y difundir.
__,_._,___
-->

LITERATURA : VIDA, PASIÓN Y MUERTE DEL BOOM

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Julio Carmona <dedunp@gmail.com>
Fecha: 17 de noviembre de 2012 17:59
Asunto: Fwd: Rv: LITERATURA : VIDA, PASIÓN Y MUERTE DEL BOOM
Para:




Vida, pasión y muerte del boom

Gabriel Jiménez Emán
Rebelión


Uno no deja de asombrarse cómo el marketing pretende convertir todo en
mercancía. Libros, obras de arte, variantes culturales y, un día de
éstos, hasta las tendencias críticas del pensamiento serán convertidas
en bienes consumibles y desechables. La economía de mercado, con la
ayuda de las técnicas publicitarias y el apoyo de los medios puede
convertir todo, si se lo propone y se lo permitimos, en un objeto de
consumo, siempre y cuando ese objeto se deje atrapar por la seducción
de la moda.
Ahora tenemos a algunos novelistas de la década de los años 60, dados
a conocer bajo el nombre genérico de boom, remarcados con este término
bajo una clara tendencia de estallido, de detonación o ruptura, en
este caso con la tradición novelística anterior, por medio de un
conjunto de novelas seleccionadas a dedo en diversos países de
Hispanoamérica, que presumiblemente hicieron quiebre con una lengua
literaria o una tradición, cuando en verdad serían lo contrario, es
decir, consecuencias de esa tradición. En este caso, desde Barcelona,
España, Carlos Barral y Carmen Balcells eligieron cuidadosamente a un
grupo de novelistas por país: de Colombia (Gabriel García Márquez),
México (Carlos Fuentes), Argentina (Julio Cortázar), Perú (Mario
Vargas Llosa), Chile (José Donoso) y otros, y los lanzaron desde
Barcelona promocionándoles como los renovadores de la prosa castellana
de ficción. El ardid comercial funcionó y los libros se vendieron; a
éstos se agregaron otros en los años 70 como Mario Benedetti
(Uruguay), Salvador Garmendia y Adriano González León (Venezuela), a
éste último por resultar ganador del Premio Biblioteca Breve de la
editorial Seix Barral, casa propiciadora del boom. Comenzó el asunto a
volverse confuso cuando se anexaron a la lista otros autores mayores
en edad como Juan Carlos Onetti (Uruguay), Alejo Carpentier y José
Lezama Lima (Cuba), Juan Rulfo (México), Miguel Ángel Asturias
(Guatemala) o Augusto Roa Bastos (Paraguay) y al mismísimo Jorge Luis
Borges para intentar conformar un grupo de escritores desde España que
aseguraran un mercado no sólo en ese país, sino en toda América,
incluyendo a Estados Unidos. En todo caso, el único fenómeno de ventas
dentro del marco del boom fue Cien años de soledad de Gabriel García
Márquez, y algunas novelas de Carlos Fuentes como La región más
transparente y Cambio de piel, que no dejan duda de su alta calidad
literaria. Los cuentistas no fueron muy útiles al boom, incluyendo a
Borges, Cortázar y Rulfo, que habían consolidado sus obras más con el
cuento que con las novela, excepción hecha de Pédro Páramo y Rayuela,
obras capitales de estos escritores.
Poco a poco, los llamados escritores del boom fueron ensanchando su
espectro de marketing en diversas editoriales españolas y
latinoamericanas como Santillana, Planeta, Bruguera o Mondadori, las
cuales se disputaban a los autores, con lo cual comenzó una migración
de escritores a Madrid, Barcelona o Paris, y de ahí a ciudades
capitales de América como Bogotá, México, Buenos Aires, Caracas o
Santiago, donde nacían otras editoriales como Suramericana, Monte
Ávila o La oveja Negra, las cuales establecerían alianzas ocasionales
con las trasnacionales españolas del libro, inglesas o francesas como
Planeta, Grijalbo, Gallimard o Penguin para lograr con éstas
traducciones al inglés o francés. Veinte años después intentaron crear
el fenómeno post-boom con escritores de los años 80, pero no tuvieron
suerte. Más adelante, en los años 90, varias editoriales como Planeta,
Alfaguara, Mondadori, Bruguera, Anagrama, etc. crearon sendos premios
literarios, muy cuantiosos, que no pudieron siempre entronizar con
ellos la calidad literaria, aunque sí muchas de ellas imitar las modas
de la novela negra, el esnobismo, el realismo sucio, el tema
mediático, etc. Si se toma a uno solo de estos escritores
ultrapremiados, el peruano Jaime Baily, como ejemplo, vemos cómo se
imponen en él los temas superficiales: lo mediático televisivo, el
sexo escandaloso, el horror trasnochado, la violencia erótica y
política, los chismes de espectáculo, el exhibicionismo homosexual,
etc.
¿A qué viene este recuento? preguntará el lector. Se debe a la
reciente noticia de la celebración en España del nacimiento del boom a
través de un evento denominado El canon del boom, auspiciado por un
Congreso donde participan narradores españoles, especialmente el
canario J.J. Armas Marcelo, biógrafo y apologista de Mario Vargas
Llosa, quien entroniza a éste como símbolo fundador de este supuesto
"canon", con motivo de la aparición de la novela La ciudad y los
perros hace 50 años. Se pasearon hasta hace poco los directivos
españoles de la Cátedra Vargas Llosa por la península ibérica
celebrando un Congreso que se propone revivir al boom como fenómeno
cultural, para intentar contemporizarlo hoy. Cosa inocua, creo yo,
pensar que un grupo de escritores hace tiempo bien promocionados por
una editorial conformen un canon; un canon crítico no se fabrica a
través de un marketing y ese marketing no puede influir en una opinión
académica seria y mucho menos condicionar a un público lector
exigente. Dicho sea de paso, cronológicamente hablando, la obra más
temprana editada de aquellos escritores no fue la de Vargas Llosa
(quien según parece celebrar un centenario por anticipado, pues la
obra en ciernes fue editada, si no me equivoco, por vez primera en
1963), sino El coronel no tiene quien le escriba, obra magistral de
Gabriel García Márquez, publicada inicialmente en 1961. Personalmente,
creo que si el Gabo estuviera en buen estado de salud, sería el primer
aguafiestas de un Congreso como éste.
Según los principios de este Congreso, escritores como José Balza han
sido "invisibilizados" en la actualidad por los medios editoriales y
académicos, cuando en verdad han sido los propios escritores de la
derecha quienes se han aislado y negado a dialogar con las distintas
realidades políticas y sociales que les ha tocado enfrentar,
reduciendo su participación a quejas en solitario, comentarios
solapados en cafés o bares, columnas periodísticas feroces en diarios
reaccionarios, o declaraciones eventuales y cínicas sobre los
gobiernos progresistas de izquierda.
El español Armas Marcelo y el venezolano Gustavo Guerrero se dedican a
lanzar opiniones aventuradas e irresponsables recogidas por Michele
Roche ("El Nacional", Caracas, sábado 10 de noviembre de 2012) donde
según la periodista los escritores venezolanos "cada vez son más los
que tienen proyección internacional, si bien es cierto que la mayoría
de ellos hace años que salieron del país, es también innegable que
colocan bajo la luz cenital de la discusión erudita global a su
tradición letrada, con un ímpetu que no se veía desde hace medio
siglo.", anota Roche. Y prosigue: "Además de los 11 escritores
españoles convocados, las nacionalidades más frecuentes entre los
ponentes fueron la peruana y la venezolana. Por el país participaron
Gustavo Guerrero, Juan Carlos Chirinos, Juan Carlos Méndez Guédez y
José Balza. La obra del último ha recibido un espaldarazo enorme en el
último lustro e, incluso, Mario Vargas Llosa lo cuenta entre los
autores del boom que han pasado desapercibidos." Complementa la
periodista el comentario con las palabras de Armas Marcelo: "Venezuela
fue esencial en el boom gracias al Premio Internacional de Novela
"Rómulo Gallegos", sobre todo. Pero también podemos hablar de
escritores como Arturo Uslar Pietri, Salvador Garmendia y Adriano
González León, por ejemplo, además de Miguel Otero Silva, por
supuesto.", afirma Armas Marcelo. Afirmación grave por varios motivos.
Ni Uslar Pietri ni González León pertenecieron nunca a ese movimiento
editorial; la obra de Uslar es muy anterior (coetánea a la de Borges,
Onetti, Cortázar, Rulfo o Asturias) y la de González León se anexa
forzadamente al boom sólo por la concesión a País portátil del Premio
Biblioteca Breve en 1968. De hecho, quisieron incorporarlo, pero
Adriano les defraudó sencillamente porque no escribió más novelas por
lo menos en veinte años. En cuanto a Salvador Garmendia, éste tampoco
les funcionó como autor del boom, pues sus obras no se vendieron como
ellos esperaban, debido a la complejidad y dificultad literaria de la
prosa de Garmendia. Los pies de barro (1973) circuló anacrónicamente
como obra del ya agonizante boom, así como Memorias de Altagracia
publicada un año más tarde, en 1974. Salvador viajó a España en los
años 80, aunque no le fue posible publicar allá su obra posterior con
holgura en las casas editoriales. Ninguna de sus novelas de los años
60 (Los habitantes, Día de ceniza, La mala vida) fue editada en España
como parte del boom.
Finalmente, incluir a Miguel Otero Silva dentro del boom es otro
disparate. Otero Silva publicó sus últimas novelas en los años 70 y 80
y tampoco pudieron incorporarlo a la generación anterior. En cuanto a
José Balza, todo el mundo sabe que José se mofaba del boom en sus
clases y en conversaciones personales. Fue un detractor de García
Márquez y de la mayoría de los escritores del boom, y la verdad no sé
como ahora se presta a estas manipulaciones de Armas Marcelo y acepta
los elogios oportunistas de Vargas Llosa. Ninguna obra de Balza se
promocionó nunca como parte de este slogan. En efecto, en los años 80
el boom ya estaba técnicamente muerto.
Los dislates se continúan en las afirmaciones de Gustavo Guerrero: "Es
lógico que se abra la discusión sobre la presencia de los escritores
venezolanos en el boom y que se examine cual fue el lugar de figuras
como Garmendia, González León o Balza, hay una historia venezolana del
boom que está por escribirse. Los organizadores del Congreso El canon
del boom quisieron que la cita en Madrid sirva para explorar esta y
otras nuevas pistas." Pistas que jamás podrán ser exploradas, por la
sencilla razón de que el boom jamás fue un canon estético-literario,
sino un oportuno fenómeno de lanzamiento editorial donde concurrieron
excelentes escritores, heterogéneos y dispares, representativos de las
más diversas tendencias literarias.
Lo que sí es innegable es la significación del Premio Rómulo Gallegos
en la historia de la novela latinoamericana, como bien señala Armas
Marcelo, dada cuenta que se premiaron en Caracas novelas por jurados
calificados, y que el galardón se ha mantenido hasta ahora como un
premio serio y prestigioso, justamente porque no se pliega a intereses
ni a manipulaciones editoriales externas.
Hoy, cuando terminamos de celebrar en Caracas un 2º Encuentro
Internacional de Narradores (11 de noviembre de 2012) en la Casa de
Rómulo Gallegos, junto a varios ganadores del Premio (Mempo
Giardinelli, Isaac Rosa y William Ospina), nos podemos sentir
satisfechos de haber logrado una discusión fructífera sobre la
narrativa venezolana y latinoamericana, con la participación de
escritores venezolanos y de otros países, pudiendo constatar varias
cosas: que tanto las novelas ganadoras y muchas de las concurrentes al
premio en los últimos años (entre mis preferidas están Los detectives
salvajes de Roberto Bolaño y El viaje vertical de Enrique Vila-Matas)
son de una altísima calidad; que desde el Ministerio del Poder Popular
para la Cultura, la editorial Monte Ávila y el Celarg continúan
realizando una labor encomiable en pro de la narrativa continental; y
finalmente, que el llamado boom está liquidado por knock out técnico
desde muchos años, y será muy difícil hacerlo resucitar de la tumba
donde yace felizmente en paz.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante
una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para
publicarlo en otras fuentes.









--
Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
cel 993754274

17 de noviembre. Aula Capulí. Centenario de un maestro inolvidable. Folios de la Utopía.

---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 16 de noviembre de 2012 06:53
Asunto: Sábado 17 de noviembre. Aula Capulí. Centenario de un maestro
inolvidable. Folios de la Utopía.
Para:







CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina

2012, AÑO
DE LA DEFENSA DEL AGUA PARA LA VIDA
Y CONSTRUYENDO LOS ANDENES NUEVOS

NOVIEMBRE, MES DE LA GESTA
DE TUPAC AMARU; LOS DERECHOS
DEL NIÑO; VIDA Y EJEMPLO DE
J.M. ARGUEDAS Y MANUEL SCORZA

PRÓXIMAS ACTIVIDADES
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
POR LOS 120 AÑOS DEL NACIMIENTO DEL POETA
Y 90 AÑOS DE LA EDICIÓN DEL POEMARIO TRILCE

°°°°°°°°°°

SÁBADO 17 DE NOVIEMBRE

MEMORIA Y TRIBUTO A
CARLOS CASTILLO MURGA
DIRECTOR DEL CENTRO VIEJO 271
DE SANTIAGO DE CHUCO
EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

"EVOCACIÓN DE MI MAESTRO"
WALTER VÁSQUEZ VEJARANO
EXPRESIDENTE DE LA CORTE SUPREMA
Y DEL PODER JUDICIAL EN EL PERÚ

"PADRE, AHORA QUE SOY MAESTRO DE NIÑOS
CADA DÍA RECUERDO TU EJEMPLO"
CARLOS CASTILLO MENDOZA

***

LECTURA DE OBRA POÉTICA
ROSELLA DI PAOLO

***

HOMENAJE
AMAUTA
DEL PERÚ ETERNO A
RÓGER RUMRRILL

PRESENTACIÓN
ARTURO RÍOS RAMÍREZ

RÓGER RUMRRILL
TESTIMONIO DE VIDA

°°°°°°°°°

VIERNES 23 DE NOVIEMBRE

PRESENTACIÓN DEL LIBRO
DE POESÍA

OTRO MUNDO ES POSIBLE
DE
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

ICPNA DE MIRAFLORES
Avenida Angamos
esquina con Av. Arequipa
Miraflores

PANEL DE PRESENTACIÓN:

OMAR ARAMAYO
EMILIO MORILLO
JULIO YOVERA

Ingreso libre.
Se agradece su gentil asistencia

Teléfonos Capulí:
420-3343, 420-3860
y 997-739-575

capulivallejoysutierra@gmail.com
dsanchezlihon@aol.com

°°°°°°°

XIV CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2013
POR LOS CAMINOS DE VALLEJO
LIMA, TRUJILLO, SANTIAGO DE CHUCO

14 Y 15 DE MAYO EN LIMA
16 DE MAYO EN TRUJILLO
17,18 Y 19 DE MAYO EN SANTIAGO DE CHUCO

PERSONALIDADES DEL EXTERIOR
QUE HAN CONFIRMADO SU ASISTENCIA
AL XIV ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
(EN ORDEN ALFABÉTICO)

ALFRED ASÍS
POETA DE CHILE.
ESTÁ CONVOCANDO A POETAS DEL MUNDO
PARA EL LANZAMIENTO DE LA TRILOGÍA
MIL POEMAS A NERUDA, MIL POEMAS A VALLEJO
Y MIL POEMAS A MIGUEL HERNÁNDEZ
EN SANTIAGO DE CHUCO

OMIRA BELLIZZIO POYER
VENEZUELA
ASISTIRÁ PRESIDIENDO UNA DELEGACIÓN
DE ESCRITORES Y ARTISTAS DE VENEZUELA

CARLOS BENITES SÁNCHEZ
ESPAÑA
PRESIDENTE DE CAPULÍ, VALLEJO
Y SU TIERRA EN ESPAÑA

MARA L. GARCÍA
EE.UU.
PRESIDENTE DEL INSTITUTO DE ESTUDIOS
VALLEJIANOS. BRIGHAM YOUNG UNIVERSITY
DE UTAH, EE.UU.

CATHERINE MASSANA
DIRECTORA DEL TEATRO SOL Y LUNA
FRANCIA

CARLOS RISCO SAAVEDRA
EE. UU.

MAURA SÁNCHEZ BENITES
ANDORRA

JAIME SÁNCHEZ LIHÓN
EE. UU.

°°°°°°°

AULA CAPULÍ

17 DE NOVIEMBRE


CENTENARIO
DE UN MAESTRO
INOLVIDABLE


FOLIOS
DE LA
UTOPÍA



EN HONOR
A NUESTRO
DIRECTOR


Danilo Sánchez Lihón


A.

El día 20 de noviembre del presente año don Carlos Castillo Murga,
director de la Escuela Fiscal de Varones 271, o más llamado el Centro
Viejo de Santiago de Chuco, cumpliría 100 años de nacimiento.
Fue director de ese plantel escolar durante varias décadas, del año
1942 al año 1972, durante treinta años, transcurso en el cual dicho
centro educativo alcanzó su máximo esplendor.
Es la institución emblemática de Santiago de Chuco en donde estudió
César Vallejo, como también Luis de la Puente Uceda.
Fueron alumnos: Artemio Zavala, fundador de los primeros sindicatos de
trabajadores del Valle Chicama y muerto a los 23 años de edad, como
Carlos Miñano Mendocilla, héroe de la batalla de Zarumilla, en el
conflicto con Ecuador del año 1941.
También estudiaron allí los hermanos Abraham y Felipe Arias Larreta,
el primero autor de Rayuela, libro fundacional de la poesía para niños
en el Perú; y Felipe, hondo poeta eglógico, autor de libros como El
surco alucinado y Espiga de silencio.

B.

Allí estudiaron también Santiago y Julio Pereda Hidalgo, ambos
egregios poetas telúricos, el uno cantaba en epopeya y el otro en
lirismo consumado, defensores ambos de nuestra identidad incásica.
Y muchos otros más. Como alguna vez escuché comentar al periodista y
hombre de letras Gonzalo Bulnes, que estaba sentado a mi lado en un
homenaje a Vallejo que se rendía en dicha institución educativa, le oí
musitar: "La escuela más pequeñita, que ha dado a los hombres más
grandes del Perú".
Cuando yo era niño el director de ese plantel era don Carlos Castillo
Murga, hombre joven, inteligente y sensitivo; un alma vibrante,
entusiasta y romántica. Un ser enamorado de su pueblo y de su gente.
Quien apreciaba a sus colegas como a hermanos. Y quien alentó una
escuela viva de libre expresión, frente al modelo educativo
coercitivo, de disciplina y rigidez intemperantes, preponderante en
aquella época.
Y de aquella época también son las siguientes estampas y vivencias que
yo atesoro en mi alma:


1. Flamear
en lo alto

– ¡Excursionistas del Centro Viejo 271! ¡De frente…, marchen!
Es la escuela cuya aureola y estela se expanden a las provincias de
nuestro departamento y de otros, como el vecino de Ancash, y cuyo
director es don Carlos Castillo Murga, quien vestido de casco de
junco, al igual que los alumnos, bufanda y ropa de comando, ha
repasado hasta la última fila de alumnos enhiestos, aunque tiritando
de frío en esta gélida madrugada.
A su orden redoblan las tarolas, irrumpen las cornetas, y los alumnos
que llevan una mochila a la espalda, una frazada enrollada en el
hombro, una cantimplora de agua en bandolera, y uniforme que termina
en escarpines blancos, levantan el paso y lo asientan firmes en el
suelo de arcilla y arenisca, haciendo temblar la tierra bajo el leve
claror del alba.
Marchan y luego descienden la pendiente de la cuesta "Sale si puedes",
por donde regresarán de aquí a 30 días, después de visitar Angasmarca,
Tulpo, Mollebamba, Mollepata, Pallasca, Bolognesi y Cabana. Y un
sinfín de pueblos que se apostan a la vera de ese camino.
Ahora los despiden madres y padres de familia, quienes se enjugan los
ojos al ver desaparecer el contingente que desde lejos hace flamear en
lo alto la bandera rojiblanca del Perú.

2. Maestro
señero

Ya apenas nos llegan los sones de la marcha que el viento rasga a
jirones, y se quedan prendidos en las copas ululantes de los árboles.
Van llevando el estandarte y los emblemas de nuestra escuela. Con
ellos vadearán ríos, subirán cuestas, bajarán pendientes, atravesarán
llanuras inclementes.
Traspondrán desfiladeros ariscos labrados al borde de los precipicios;
con ellos ingresarán por pueblos entre una lluvia de pétalos de flores
que les arrojarán las muchachas desde los balcones.
Llevan por los pueblos una velada artístico musical que el público
pide que se repita una y otra vez; llevan un equipo de futbol y
basquetbol que vence en todas las contiendas; llevan una orquesta
magisterial que enternece de amor los corazones de grandes y pequeños.
Quien comanda este contingente de alumnos y maestros es don Carlos
Castillo Murga, maestro señero y de fibra, alto de estatura, delgado,
elegante en el vestir y de cabello ensortijado, quien ha logrado la
proeza de situar a la 271 como la mejor escuela de toda la provincia y
una de las mejores del norte del Perú.

3. Nos hemos
propuesto

Ha nacido y se ha criado en nuestra tierra. Ha realizado la hazaña de
estudiar y graduarse de profesor en la Universidad Nacional de
Trujillo. Ha cometido el acto fervoroso de volver a laborar en su
pueblo.
Pero, siendo de alma fina y sutil, es un ser bondadoso, sobre todo con
los niños, cordial con sus colegas y amable con la gente de toda
condición.
En la universidad conoció a una bella señorita de las mejores familias
de Trujillo, Margarita Mendoza Vargas, a quien como es apuesto
conquistó y con quien se han casado. Y ya graduados han llegado juntos
a trabajar como maestros en nuestro pueblo serrano.
Ella es una persona fina, dulce y espiritual; quien viene nombrada
como directora de la mejor y más emblemática institución educativa de
mujeres, la Escuela 272.
Hace dos años que el Centro Viejo que dirige don Carlos Castillo Murga
obtiene el Gallardete del Desfile del 28 de julio. Y nos hemos
propuesto obtenerlo por tercera vez consecutiva, en el presente año.

4. El aire
de la mañana

La competencia será con la Escuela 278, dirigida por otro maestro
insigne, don Manuel Encarnación Saavedra. Las discusiones en las
calles son apasionadas acerca de quién obtendrá el gallardete este
año.
Hoy es 19 de junio de 1951, día de ensayo general, y estamos formados
en columna de a tres, frente a nuestro local en la calle de El
Cabildo. El director, don Carlos, da la orden:
– ¡Paso de desfile! ¡Marchen!
Dejamos caer nuestros pies en las piedras y subimos la calle hacia la
plaza tras nuestros estandartes y la Banda de Guerra.
Las baquetas caen en los redoblantes y atruenan las cornetas en el
aire de la mañana con sus sones marciales.
Es el Centro Viejo, la escuela que es orgullo de todo santiaguino. En
ella estudió César Vallejo, Artemio Zavala, Luis de la Puente, y no
hay otra escuela igual en toda la provincia.

5. Esta
vez

Terminado el ensayo corre una noticia como un reguero de pólvora: Ha
muerto la Profesora Margarita Mendoza de Castillo, directora de la
Escuela de Mujeres 272, esposa de nuestro director, don Carlos.
¡Ha muerto la profesora Margarita!
¿Cómo? Allí supimos que había sido operada en Trujillo y había vuelto
a Santiago de Chuco muy delicada de salud. ¡Y ha muerto!
Nuestro pueblo yace ensombrecido. La tristeza y la congoja invaden
nuestros corazones.
No hay un solo sonido estridente. Todo es tristeza lacerante,
desconsuelo y dolor profundo, como un Viernes Santo. Caminamos como
sombras, pisando levemente el suelo.
Esta vez nuestro plantel escolar enfila por la misma calle por donde
ensayamos los desfiles, pero nuestra actitud no es la de adalides sino
la de víctimas compungidas.
Asistimos al entierro de quien, no siendo de nuestro pueblo, se
quedará para siempre entre nosotros.
Han llegado sus familiares desde Trujillo. Y delegaciones de alumnos y
profesores de otras ciudades.

6. Tanto
dolor

La Misa de Cuerpo Presente se realiza en el atrio de la iglesia, al
frente de la plaza. Nunca antes el altar de la iglesia ha salido hasta
fuera del templo y quedar frente a la plaza, llena de una multitud
aglomerada y compungida.
Asisten todos los planteles escolares con sus cuerpos docentes, estos
en actitud solemne y vestidos de oscuro. Y el alumnado con sus
uniformes de gala, llevando coronas de flores. Las niñas más pequeñas
de vaporosos vestidos blancos. Y prendidos a los uniformes hondos
crespones negros.
Todos los centros educativos están ya emplazados portando ramilletes
de flores. Es un mar de coronas, hechas de rosas, gladiolos,
crisantemos, claveles y azahares.
Los niños del campo portan flores silvestres, de aquellas que tienden
sus corolas desde el borde de los caminos.
Nunca hemos visto tanto dolor en la gente sencilla, tanta
identificación de hombres y mujeres con un ser que realiza su labor de
manera apartada y silenciosa, una maestra de escuela.

7. Paso
a paso

Desfilamos con nuestra Banda de Guerra en silencio, pendiendo de cada
instrumento banderolas negras y nosotros con un brazalete de luto en
el brazo.
En este momento se alza el ataúd en lo alto donde pareciera que se
bambolea a los sones de una banda de músicos que toca una marcha
fúnebre que estremece el alma. Y parte el cortejo.
Don Carlos va detrás del catafalco con dos de sus hijos mayores que
lleva de la mano: María Cristina de ocho años, bella y llorosa como un
lirio del campo. Felipe de seis años y medio, cejijunto, con los ojos
hundidos y las mandíbulas apretadas en un rictus de melancolía
suprema.
En la casa de la abuela Cipriana se han quedado Manuel de cinco años,
Inés de cuatro, y Javier de apenas dos añitos. Don Carlos, como un
junco que quisiera doblegarse va paso a paso, soportando el cierzo,
como una roca batida por las olas, o una bandera que intenta arrasar
la tempestad y la borrasca.
Es un entierro solemne. Ya el ataúd está en el Alto de San José y las
escuelas aún están apostadas en la plaza sin poder desplegarse.

8. Que
el viento mece

El sacerdote con sus acólitos ya ingresan al cementerio y no han
empezado los centros educativos ni siquiera a iniciar la cuesta,
mirando hacia lo lejos el largo cortejo que sube la pendiente en una
hilera doliente.
Ya aquí, en el cementerio, lo atravesamos pisando retamas y sunchos
que crecen entre las tumbas, porque la maestra Margarita, presintiendo
su final, le pidió a su esposo ser enterrada en lo empinado de una
peña.
Y así se ha cumplido, escogiendo el único peñasco que hay en el
cementerio, pero que da a la hondonada del río, en la parte de atrás,
no hacia el pueblo, habiéndose cavado la tumba en plena piedra, en el
flanco posterior del camposanto, en un lugar solitario de belleza
íntima, arisca y salvaje.
Y ahí estoy, de pie, al lado del catafalco, mientras recogen las
cintas, retiran los ornamentos, y se empinan los hombres con voces
guturales para introducir el ataúd en el nicho cavado en la roca,
embargado yo por la pena.
Porque desde aquí se mira el paisaje más prodigioso de la tierra, los
verdes cercos de penca, los tunales y magueyes, las casitas en medio
de las chacras de habas, alverjas y alfalfares. El tenue amarillo de
los campos de trigo y cebada que el viento mece.

9. La vida,
¿es así?

Me da pena que sea tan hermoso el mundo y la vida. Y nosotros tan
quebradizos, que algún día ya no podamos contemplar ni podamos ver lo
lejano como tampoco lo minúsculo.
A este abejorro que ronda haciendo resonar sus élitros, como a la flor
del alhelí que en este camposanto hace flotar con el viento sus
pétalos.
Me da pena este ramillete de flores ingenuas que entrelazo entre mis
manos y oprimo a mi pecho, con sus colores estallantes que hacen más
hondas y más hirvientes mis lágrimas.
Me da pena que a quien entierren ahora sea a mi madrina, quien me alzó
para que el sacerdote empapara mi cabeza con el agua de la pila
bautismal.
Quien cada vez que me encontraba me cogía de la mano y me llevaba
consigo, sacando un nuevo caramelo de su delantal, a fin de dármelo.
Cuando se inclina a mirarme me hace abrir la boca, para ver si es
cierto que ya he terminado el confite anterior.
La vida, ¿es así, en cuanto cesa y se acaba?

10. Su amor
mil veces

Regresar del cementerio es doloroso cuando se deja en él para siempre
a un ser querido, viendo los campos en flor con los frutos cargados ya
en las espigas de maíces y trigos. Por eso, ¡pobre maestro don Carlos!
Regresar del cementerio de Santiago de Chuco es peor, porque este se
empina en una colina desde la cual el crepúsculo se desgarra en
esmeraldas, amatistas y zafiros en el horizonte inescrutable.
Y nos duele contemplarlo, y nos duele que ya no lo pueda ver el ser
querido que ahora hemos dejado y yace inerte en esa colina, expuesta a
todos los misterios e incógnitas de lo bello y verdadero. Por eso,
¡pobre maestro don Carlos, mi padrino!
¡Cuánto debe haber llorado y sentirse estremecido en las noches
solitarias y compungidas! ¡Cuánto debe haberse confesado ante ella y
vuelto a declarar su amor mil veces!
Ahora, en su casa, sus hijos lo sienten levantarse en la noche y salir
rumbo al cementerio. Lo siguen hasta cierto punto, porque es temible
el sueño de los muertos.
Lo único que hacen entonces es soltar a Vidú, el perro fiel que
oliscando su rastro corre en dirección del camposanto, hasta volver al
amanecer con los ojos llorosos y enrojecidos, igual que su amo.

11. Mares
embravecidos

Hoy ha venido don Carlos y lo hemos recibido en el patio entonando la
canción: "Oh buen Jesús, clemente y amoroso".
Después de enjugarse los ojos con un tembloroso pañuelo blanco, ha dicho:
– Quiero agradecer a todo el plantel en general, y a cada uno en
particular, por su solidaridad, porque me siento acongojado en el
dolor, pero fortalecido por el cariño de todos ustedes, tanto alumnos
como maestros.
Sus colegas, los profesores también tienen lágrimas en los ojos.
Entonces, en nombre de los alumnos habla Helí Miñano, diciendo:
– Sabemos que su dolor es inconsolable, pero queremos prometerle,
señor director, que conforme es su deseo este año ganaremos el
gallardete en el desfile, en honor a Ud. y en memoria de la
inolvidable y querida maestra Margarita, que Dios lo tiene ahora en su
gloria. ¿Lo prometemos compañeros?
– ¡Sí! –Gritamos todos, queriendo atravesar con nuestro grito y
decisión los mares embravecidos de la muerte, para que ella nos lo
oiga.

12. Interceder
tu paso

Y así ha sucedido: el desfile de este año, de parte de la escuela, ha
sido apoteósico. El veredicto del jurado por unanimidad ha sido a
favor de nuestra escuela, el Centro Viejo.
Y es que todos hemos puesto el alma por obtenerlo en memoria de la
maestra Margarita y en mérito de nuestro director, quien nos ha dado
el honor de ubicar a la escuela como el astro rutilante en la
educación de toda nuestra provincia y de otras provincias del Perú.
Y he aquí lo que su hijo Carlos Felipe ahora escribe desde Estados
Unidos de Norteamérica, en donde reside, sesenta años después de
haberlo visto en ese desfile fúnebre. Y a quien su papá mismo le
pusiera como apelativo: El Chofolofo:
Padre amado…,
en el centenario de tu natalicio
me apeo del galopar del tiempo
para buscarte en el interior de mi alma
o en la alcoba de tu descanso eterno.
Cierro mis ojos y en cita amorosa
pretendo enrollar el tiempo
para interceder tu paso.

13. El
espejo

¡Oh...! ¡Allí estás…!
como siempre concentrado y ferviente
en tu afanoso trajinar docente
inyectándonos valor y energía,
amor y pasión incondicional
por lo que se siente y se piensa
por lo que se dice y se hace.
con decencia y pulcritud.
En el ir y venir de los días
por los caminos
por más escabrosos
y arduos que ellos sean.
Hoy tus hijos ponemos la cara,
somos los tomos que tú escribiste,
la sábana blanca que tú dejaste,
y el espejo donde siempre te miraste;
podrás verte vencido por el tiempo
mas no de rodillas y derrotado,
indomable, más no rebelde,
física y corporalmente desaparecido
pero jamás postergado ni olvidado.

14. Hoy
y siempre

Porque nuestro actuar, es tu dinámico quehacer
nuestro aliento y suspiro, tus signos de vida
nuestra aspiraciones, tu constante lucha
nuestros versos, nuestra alegría,
tus pies danzarines, nuestra risa,
las conquistas de tu vida.
Y mientras el desplegar de nuestros pasos
recorran incansables tus caminos
aquí estarás padre mío
entronado y latente muy hondo en nuestro ser.

No te preocupes por nosotros
seguimos por el sendero que nos legaste
sembrado de amistad, armonía
y decencia nuestro camino.
Descansa en paz padre mío
en los brazos de Dios y de nuestra madre
tu amada y linda flor, tu inigualable Margarita.
Tu Chofolofo de ayer, hoy y siempre.


Texto que puede ser reproducido
citando autor y fuente

Teléfonos: 420-3343 y 420-3860

dsanchezlihon@aol.com
danilosanchezlihon@gmail.com

Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le solicitamos, por favor, hacérnoslo saber





--
Luis Anamaría http://socialismoperuanoamauta.blogspot.com/
http://centenariogeorgettevallejo.blogspot.com/
http://socialismoperuano.blog.terra.com.pe/
cel 993754274

GUSTAVO ESPINOZA: PERU LE PASARON LA FACTURA A DIEZ CANSECO


PERU. LE PASARON LA FACTURA A DIEZ CANSECO

Por GUSTAVO ESPINOZA M. (*)

Confirmando el carácter absolutamente irracional de la ofensiva de la Mafia desplegada
 en todos los frentes contra el pueblo, una sorprendente y nueva “mayoría parlamentaria” aprobó la noche del jueves 15, sancionar con 90 días de suspensión funcional al congresista Javier Diez Canseco Cisneros por un presunto -y nunca fundamentado- “conflicto de intereses” entre un proyecto de ley que éste presentara, y las acciones que tuvieran familiares cercanos a él en una empresa privada peruana.

53 votos a favor de la sanción, 31 en contra y 8 abstenciones marcaron una extraña coincidencia en la que convergieron desde congresistas del fujimorismo hasta parlamentarios del Partido Nacionalista, pasando otras fuerzas de la reacción.

En este caso se sumaron a la troupe punitiva parlamentarios del gobierno que buscaron castigarlo –quizá- porque abandonó las filas del oficialismo hace algunos meses; congresistas del grupo denominado “Reflexión Democrática”, que no es sino la bancada parlamentaria de las empresas mineras creado y solventado por Yanacocha de Roque Benavides en el más burdo “conflicto de intereses” conocido en la historia republicana, y la banda fujmorista que con sus “votos disciplinados” tuvo aquí un desempeño decisivo..

El tema fue planteado ya hace algunos meses con todos los visos de un escándalo periodístico por el diario “Correo” y fue considerado, desde un inicio, como la expresión del odio que su director alienta cotidianamente contra el congresista sancionado, y todo lo que huela a progresistas o avanzado. La acusación, falsa y burda, fue rápidamente recusada tanto por el afectado como por los expertos consultados en el manejo de Bolsa y Acciones, pero ella continuó hasta convertirse en una denuncia ante la Comisión de Etica del Congreso de la República, donde se estuvo ventilando varias semanas.

El trámite de este debate fue ciertamente irregular, y además, inédito. De 7 miembros de la Comisión, solo 3 presentaron un informa acusatorio que, por lo demás, fue cambiado hasta quedar como un documento suscrito por uno solo de los integrantes del grupo de trabajo. Este -el fujimorista Juan José Díaz Dios- sustentó el caso ante el Pleno y sin contar con informe legal alguno logró la adhesión mayoritaria de los parlamentarios allí reunidos. El Informe Técnico que preparó la comisión eximió de culpa al investigado, y el propio Presidente de la misma tomó clara distancia en el caso.

Ante el pleno del Congreso, el afectado hizo una contundente réplica y no dejó punto alguno en pie como argumento en su contra. Demolió con la verdad en la mano cada uno de los “cargos” que le fueran imputados; y demostró la inconsistencia total de la acusación. Su defensa fue tan sólida que incluso parlamentarios de Derecha, pero de reconocida solvencia ética como Javier Bedoya de Vivanco y Juan Carlos Eguren, se sumaron a su fundamentación. Pesó más, sin embargo, el odio de sus adversarios; y Diez Canseco vio, finalmente, cómo le pasaron la factura.

¿Qué castigaron los congresistas reunidos así en su colega de bancada? O dicho de otra manera ¿Qué factores se sumaron para que fuera posible una coincidencia tan extraña entre grupos parlamentarios formalmente contrarios en los más diversos temas? ¿Por qué se juntó contra Diez Canseco esta sorprendente adición de voluntades punitivas si el caso en debate era realmente absolutamente claro?

Como el mefistofélico doctor Fausto en su laboratorio lleno de redomas y matraces, Díaz Dios logró sumar perro, pericote y gato, asentando su fuerza en el lomo de una conjura ultraderechista en extremo peligrosa, detrás de la cual, sin ninguna duda, se movieron desde un odio irracional hasta los hilos del maccartismo más desenfrenado y el perceptible trabajo de los servicios yanquis.

Si 21 miembros de la “bancada nacionalista” se sumaron al voto punitivo, eso podría atribuirse a una disposición “superior”, pero no por ello deja de ser un grueso error que el propio gobierno habrá de lamentar luego. Una decisión de ese corte puede aplacar venganzas transitorias, pero generará problemas de otro orden, sin ninguna duda.

A Javier Diez Canseco, realmente, lo detestan porque como bien dijo José Carlos Mariátegui aludiendo a Valdelomar “en el Perú es necesario ser absolutamente mediocre para no ser detestado. El talento causa miedo, y por ende, reacción”.

Pero lo sancionan, además, por razones altamente sensibles. Veamos:

Porque quieren impedir que ejerza su función parlamentaria como un insobornable congresista que denuncia y combate con firmeza en los más diversos campos contra la iniquidad y la injusticia;

Porque denunció siempre la corrupción en todas sus modalidades y formas, y puso incluso tras las rejas a importantes tagarotes de la clase dominante comprometidos en delitos contra la administración de justicia y el patrimonio del Estado.

Porque llevó al banquillo de los acusados tanto a la Mafia fujimorista como a los ministros y colaboradores del Presidente García, el inepto y corrupto cogollo aprista que tanto daño hizo al país.

Porque desenmascaró y probó a lo largo de muchos años los crímenes contra el pueblo y las violaciones a los Derechos Humanos, que se consumaron sobre todo en los “años de violencia” en las dos últimas décadas del siglo pasado, pero que perviven hasta hoy en la vida de los peruanos.

Porque es una voz calificada que se identifica con los requerimientos de la población, con las necesidades de las grandes mayorías y con las luchas de los trabajadores y de los pueblos en demanda de libertad y de justicia.

Porque es una piedra en el zapato de los poderosos, a los que dificulta la aplicación de sus planes contra el pueblo, poniendo en evidencia la rapacidad de sus políticas y sus aviesas intenciones de los poderosos que se sienten los dueños del país.

Porque obstaculiza la aplicación de los planes de la reacción en los más diversos niveles de la gestión pública, llamando la atención del país respecto de las maniobras sediciosas de la reacción.

Porque quieren impedir que ejerza su función como Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso y pretenden que ellas sean asumidas por Lourdes Alcorta Vice Presidente de este grupo de trabajo, lo cual luce inverosímil toda vez que las presidencias de comisiones corresponden no a personas, sino a Partidos. Y Relaciones Exteriores no le tocó nunca a la facción que hoy anhela capturarla.

Ella piensa que de esa manera, debilita la defensa parlamentaria de la política exterior del gobierno peruano, que mira con innegable simpatía -cuando no con envidia- el proceso liberador de América Latina, que se bate en condiciones adversas contra la acción dominadora del Imperio; y está segura que debilita, de paso, al Canciller Rafael Roncagliolo al que no le perdonará jamás el impulso de una política exterior independiente y soberana.

Además, a Diez Canseco lo sancionan porque así castiga a quien tuvo siempre una conducta solidaria con Cuba e hizo posible que en la sede del Congreso de la República, se hagan actos de apoyo a ese país hermano, en la lucha contra el bloqueo yanqui y en demanda de la libertad de los 5 antiterroristas encarcelados desde hace 14 años en los Estados Unidos.

Porque lo consideran amigo de Chávez, de Correa, de Evo, y de los gobiernos de Brasil, Argentina y Nicaragua, a los que detestan por encarnar en esta circunstancia la dignidad de América y mostrar un camino nuevo y liberador para nuestros pueblos y naciones.

En otras palabras, porque piensan que sancionando a Diez Canseco podrán acallar a todos los que tienen un criterio diferente y no se alinean con los odios maccartistas y demenciales de la reacción más negra, que ha celebrado con alborozo la votación de ayer.

Pasarle la factura a Diez Canseco puede resultarle fácil y útil a la reacción en una coyuntura concreta, pero será una nueva fuente de rechazo popular a las iniquidades de una clase dominante, cada vez más envilecida y asustada.

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe/
Me gus

JUAN CARLOS LAZARO : LOS QUE HICIERON LA REPUBLICA


Nota del blog : hemos recibido la atenta misiva del periodista y poeta Juan Carlos Lazaro, dejamos constancia, que posteriormente por lo menos uno de los personajes se entrego a las fauces de la mafia Montesinista como es el caso de Augusto Bresani y que el primer gobierno del Apra, no se encontró en el campo popular.
BSPA

Los que hicieron “La República”
Por Juan Carlos Lázaro
La República vio la luz por primera vez en Lima a las tres de la tarde del lunes 16 de noviembre de 1981. Antes de concluir ese año, el diario estaba prácticamente quebrado. Sus promotores apostaron por un segundo intento y el resultado fue un éxito sin precedentes en la historia del periodismo peruano en el que además marcó un punto de quiebre e inauguró un nuevo rumbo.
Su creador y primer director fue el experimentado periodista Guillermo Thorndike, quien en esta empresa estuvo asociado con otros dos sagaces hombres de prensa: el “Chino” Domínguez (jefe de Fotografía) y José Olaya Correa (jefe de Redacción). El primer presidente de su directorio empresarial fue Roberto Carrión Pollit.
Los otros periodistas fundadores, aquellos de la primera hora, fueron Mirko Lauer, Alfonso La Torre, Ismael León, Mario Campos, Víctor Caycho, María Cristina Nadramia, Amadeo Julián, Segundo Vargas, Miguel Reynel, Lorenzo Villanueva, Julia Wun, Patricia Salinas, Manolo Salerno, Maruja Muñoz, Juan de Dios Rojas, Reynaldo Muñoz, JL Díaz, Javier Rojas, Augusto Bressani, Luis Trujillano, Walter Perales, Luis Castro Gavelán, Samuel Adrianzén,  Oscar Cuya, Luisa Loayza, Ernesto Guerrero y quien escribe estas líneas. Como jefe de Informaciones actuó Alejandro Sakuda y como secretaria de dirección, Luz Lévano.
En la sección de Fotografía estaban  –además del “Chino” Domínguez – el brillante Raúl Sagástegui, así como Jorge Sedano, Luis León y Antonieta Gamarra, asistidos por Susana Baca como archivera. La sección de Diagramación tenía como titular a Jesús Ruíz Durand, secundado por Pedro Parra, José Aquije y Rosario Velásquez. La jefatura de Producción estaba a cargo de Ricardo Benítez y la de Archivo tenía al venerable Alejandro Lostaunau. La incansable traductora no era otra que Martha Núñez.
Con este equipo, que se entregó en cuerpo y alma a su tarea, en el curso de ese primer año de circulación Thorndike logró que La República comprara su primera rotativa. En el segundo año su creciente éxito le permitió adquirir como local propio un edificio de tres pisos, con sótano, en el centro histórico de Lima. En el tercer año consiguió lanzar un  segundo periódico: El Popular. Y en el cuarto año Thorndike fue despedido.
Al ingresar a escena, La República se encontró con periódicos afirmados entre los lectores como El Comercio, La Crónica, La Prensa, Expreso, Correo y Ojo: el más antiguo superaba el siglo de edad y el más joven llevaba 20 años de carrera. El Diario de Marka, con cuatro años en la brega, tenía en el sector izquierdista y sindical de entonces un amplio público cautivo. El más reciente era El Observador, también surgido en 1981, pero con gran aceptación por su buena información, su impecable impresión a colores y su imagen de modernidad. Se anunciaba pues una competencia sin cuartel en pos de la lectoría.
Muchos han querido explicar el fulminante éxito de La República por su orientación hacia la crónica roja. Puede haber algo de cierto en esta afirmación. Por mucho tiempo su primera plana y su central fueron dedicadas a historiar las fechorías de los más temibles hampones de la época como Perochena, el “Loco Vicharra” o Maritza Dávila (la “Chica Dinamita”). Pero se olvida a la vez que entre esas mismas páginas aparecían a diario los sonetos de Martín Adán; los urticantes editoriales de Mirko Lauer sobre la actualidad política nacional; la lúcida crítica literaria y de arte de Alfonso La Torre; los eruditos comentarios sobre el cine de don Miguel Reynel; las reveladoras entrevistas de Mario Campos a personajes de la más variada índole, y las columnas dominicales firmadas por Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano y Mario Benedetti, entre otras célebres plumas.
Pero ello no lo explica todo. Por una auténtica vocación a favor de los sectores populares y por su amplia visión de periodista atento a las pulsiones sociales, Thorndike hizo de La República el mural impreso del nuevo Perú, aquel surgido de la experiencia de la revolución velasquista y de la intensa migración que volcó a comunidades enteras de los andes hacia las ciudades de la costa y que no tenían carta de ciudadanía. La democracia había retornado al Perú en 1980 –y la insurrección senderista había mostrado a la vez su garra asesina en apartados pueblos de la sierra–, pero los sectores de la burguesía tradicional que volvieron al poder se negaron –y algunos se niegan aún–  a reconocer al nuevo país y sus demandas de cambios en las estructuras del Estado. El pueblo volvería a darle las espaldas y el nuevo diario se haría eco de ese descontento.
Además, a mediados de 1982 El Observador fue abandonado por su prófugo propietario, el empresario Luis León Rupp, y al poco tiempo La Prensa, vocero de la vieja oligarquía agrarista, quebró abatido por una mala administración y el abandono de la lectoría. El Diario de Marka, gestionado por una pluralidad de partidos de izquierda, también cerró como consecuencia del sectarismo y el divisionismo de sus auspiciadores. El camino se despejaba, es cierto, pero antes que estos diarios hicieran crisis, La República ya había ganado el favor de una amplia mayoría de lectores y los días domingos, al menos, superaba los 200.000 ejemplares de ventas. Thorndike había dejado de ser un hombre adusto para estremecer con su risa orsowelleana la redacción de su periódico.
En las elecciones municipales de 1983, La República abrió sus páginas al candidato socialista Alfonso Barrantes Lingán, y en las presidenciales de 1985 respaldó abiertamente las dos candidaturas populares: la de Barrantes y la de Alan García. En uno y otro caso triunfaron sus propuestas electorales. ¿El resultado habría sido el mismo sin las campañas del diario del jirón Camaná? No había vuelta que darle. Cuatro años de intensa historia marcada por el éxito y la tragedia  –en Uchuraccay cayó su reportero gráfico Jorge Sedano al lado de otros siete colegas–, habían consagrado a La República como el diario del pueblo. (Juan Carlos Lázaro).

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Eduardo Ibarra: El Desmonte de una Tramoya (Parte IV)

 Publicamos este artículo por última vez, con la finalidad manifestar nuestra independencia, pero con el convencimiento que es  un debate que no conduce a buen puerto. Nada productiva se saca de  insultos, tramoyas, egos. A quién interesa interesa que Leiva sea Garcia, o "perico los palotes". El debate es contra las ideas de Victor Andrés Belaunde, Mario Vargas Llosa, su hijo  Alvaro , los articulistas de EL Comercio, El Correo, Expreso y otros extranjeros.  
Nota de BSPA

Con la publicación de esta cuarta parte queda demostrada la tramoya, la maniobra, en el fondo, la insolvencia intelectual para enfrentar un debate con nombre propio.

S.I.
El Desmonte de una Tramoya
(Cuarta Parte)
Creo que nuestro movimiento no debe cifrar su éxito en engaños y señuelos. La verdad es su fuerza, su única fuerza, su mejor fuerza. No creo con Uds. que para triunfar haya que valerse de todos los métodos
criollos
(José Carlos Mariátegui)


VI

Por lo demás, para ridiculizar nuestra actitud polémica, Velásquez ha escrito: "… le hacen preguntas de colegio y se quedan maravillados cuando este (sic) les responde en su propio código…".

Pero, confusionista como es, habla en plural y, así, pretende que todos los activistas de mi tendencia le hemos hecho "preguntas de colegio" al agazapado personaje y nos hemos quedado "maravillados" con sus respuestas.

No obstante, ya quedó demostrado que, desde el principio, mi tendencia ha enfrentado como corresponde al encubierto Ramón García.

Los maravillados han sido otros: Edgar Bolaños, Domingo Suárez y Ramón García, que se maravilló de sí mismo.

Esta realidad, sin embargo, es silenciada por Velásquez, lo que no dice poco de su catadura moral.

La única persona que le hizo preguntas a Leyva y luego comentó sus respuestas en términos de reconocimiento, es Jaime Lastra.

Pero esa actitud no compromete en absoluto a mi tendencia, y, por tanto, es dicho compañero quien tiene que explicar sus preguntas y los términos de su comentario.

Pero, como ya quedó señalado, Velásquez ha hablado en plural, y, de este modo, ha  puesto al descubierto su actitud calumniosa.

VII

En la misma nota, Velásquez ha dado además una prueba adicional del egotismo burgués que carcome al grupo revisionista. Refiriéndose a mi tendencia, ha escrito: "Y del Seminario del Socialismo Peruano? Ni se acuerdan, no es con ellos. Mejor, se ve a las claras que esta singular polémica serà el fin de sus pretensiones. Buen viaje!" (copia fiel del original).

Pero ocurre que, hace más de cinco años que venimos polemizando con las posiciones, el egotismo burgués y los métodos criollos del grupo revisionista, de lo cual da cuenta más de una veintena de escritos. Por eso hace poco señalamos que todo lo que puede ocurrir en el seminario llamado "del Socialismo Peruano", es la reproducción de esa polémica. Todo esto es una realidad que Velásquez trata de silenciarla con su frasecilla "ni se acuerdan".

Pero hay más. Lo que revela la afirmación de Velásquez, es el egotismo burgués que caracteriza a su grupo, que cree ser el ombligo del Socialismo Peruano. Si participas de sus planes, estás en el buen camino; si no participas, estás fuera de la historia.

Velásquez ha dicho también que el debate, la discusión, la polémica es entre afines. Tenemos, sin embargo, que rectificarlo: la polémica entre el marxismo-leninismo y el revisionismo contemporáneo, no fue entre afines sino entre dispares. La polémica entre Mariátegui y Haya, no fue entre afines sino entre dispares. La polémica entre Mariátegui y Sánchez, no fue entre afines sino entre dispares. Etcétera, etcétera.

La afirmación de Velásquez no tiene, pues, valor general, sino apenas un valor relativo al debate que se desarrolla en su seminario. Así las cosas, debería precisar en qué consiste la afinidad entre su grupo, el PCP (Unidad) y la Coordinadora Alfa y Omega.

Ahora una aclaración que se desprende del desvelamiento de la tramoya de Ramón García. Como se ha visto, refiriéndose a mi tendencia, Velásquez ha escrito con infundada ironía: "esta singular polémica  serà el fin de sus pretensiones. Buen viaje!" (sic).

Pero ocurre que la "singular polémica" es con Ramón García, y no con un agente policial, como maliciosamente pretende Velásquez. Y nuestras "pretensiones", es decir, los desenmascaramientos que hemos hecho de las posiciones oportunistas y revisionistas, del egotismo burgués y de los métodos criollos de su grupo, se mantienen en pie como el Huascarán.

Hemos dicho arriba que la nota de Velásquez es la prueba más concluyente e inapelable de que Leyva es Ramón García.

En efecto, ante la inminencia del desenmascaramiento, su desesperación ha sido tal, que no ha parado mientes en recurrir a las más groseras artimañas para embrollar las cosas y, así, intentar engañar a los activistas. Si no hubiera sentido la imperiosa necesidad de encubrir a Ramón García, difícilmente hubiese estado dispuesto a mostrarse abiertamente como un mendaz y un confusionista. 

Esa conducta, por otro lado, da la medida de su espíritu servil.

Develada la grotesca tramoya; desenmascarada la patraña de Velásquez; subrayada la complicidad de quienes han publicitado y apuntalado a Leyva; remarcado el egotismo burgués del grupo de cuatro membretes (Colectivo Perú Integral, Movimiento Inkari-Ayacucho, Editorial Signos y Obras, Frente único Regional-Tacna); etcétera; es seguro que el grupo de Velásquez va a tener un "buen viaje".   

Eduardo Ibarra.
08.11.12.
-->

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog