viernes, 31 de octubre de 2014

Fwd: Siete Lecturas Seleccionadas


---------- Mensaje reenviado ----------
De: miguel aragon <perunuevo2020@yahoo.com.mx>
Fecha: 31 de octubre de 2014, 6:09
Asunto: Siete Lecturas Seleccionadas
Para: miguel aragon <perunuevo2020@yahoo.com.mx>


 
SIETE LECTURAS SELECCIONADAS
ACERCA DEL 5 DE OCTUBRE
 
El destacado analista y comentarista político José Rouillon, con fecha 8 de octubre (a escasos  tres días de las Elecciones Municipales del 5 de octubre), divulgó una relación de Siete Lecturas Seleccionadas, que fueron escritas por varios autores.
 
Me parece que el común denominador de las siete opiniones es el apresuramiento en extraer conclusiones definitivas del resultado de la confrontación electoral municipal, lo cual, según mi opinión,  los ha llevado a errores de apreciación. Errores que incurren por lado en unilateralidad, al ver solo uno de los aspectos de la contradicción social y política,  y por otro lado en abordar el análisis puntual al margen del proceso y las perspectivas de la lucha de clases en Lima y en el país.
 
"Buscar la verdad en los hechos" y "quien no ha investigado no tiene derecho a opinar", son dos criterios prácticos de la concepción materialista de la historia, que siempre deberíamos tenerlos presentes, y con mayor razón ante un acontecimiento político tan importante y trascendental como es la lucha político electoral municipal.
 
Por mi parte, yo considero que para un acertado análisis de la última confrontación política electoral,  debemos de partir por tener en cuenta dos diferencias objetivas de la realidad peruana.
 
En primer lugar la diferencia de carácter de  las elecciones municipales para seleccionar dirigentes de los gobiernos locales, con  las elecciones generales para nombrar funcionarios de los poderes ejecutivo y legislativo. Estas dos contiendas políticas electorales requieren diferente tratamiento. En perspectiva las elecciones municipales son más importantes que las elecciones parlamentarias y presidenciales. 
 
En segundo lugar, debemos de tener en cuenta el desarrollo desigual de la conciencia y la organización del pueblo en la provincia de Lima-capital, con los alcanzados por  los pueblos de las otras provincias del país. Lima-capital todavía continúa siendo el bastión político de la clase dominante, lo cual es claramente comprensible; mientras que en  los municipios y provincias del Perú profundo, del "interior" del país,  cada vez se afianza con mayor fuerza el nuevo poder de la oposición democrática del pueblo, desde el año 2003 en adelante. Las elecciones municipales de octubre de 2010 y octubre de 2014 han venido a ratificar este notorio y evidente cambio en la correlación de fuerzas.   
 
En forma breve, mi conclusión  es que los resultados de la lucha político electoral del 5 de octubre han significado una Lucha Exitosa de los candidatos del pueblo en Lima al haber alcanzado más de 500 MIL VOTOS en  una lucha política desigual desarrollada en condiciones políticas sumamente adversas y difíciles; y por otro lado, ha sido una Gran Victoria de los candidatos del pueblo en la mayoría de las otras provincias y municipios del país, al obtener entre el 30% y el 50% DE LOS VOTOS, y así haber derrotado políticamente a los candidatos de los viejos partidos tradicionalistas (APRA, AP, PPC) y a los candidatos de los nuevos grupos políticos personalistas (fujimoristas, toledistas, alanistas, andradistas, castañistas, ppkausas, ollantistas), políticos burgueses que en las últimas décadas han venido  representando  los intereses de la clase dominante en el gobierno del poder central y en los gobiernos locales.
 
O dicho de otra manera, los Grandes Derrotados del 5 de octubre han sido los representantes políticos de la clase dominante, y los Grandes Vencedores del 5 de octubre han sido los representes políticos de la Oposición Democrática Poblana,  lo cual es una conclusión muy diferente a la que vienen difundiendo los pesimistas, derrotistas y claudicantes de ayer y de hoy.
        
         Con la difusión de estas "Siete Lecturas Seleccionadas" reanudo la difusión de opiniones para continuar con el Balance de la Lucha Política Electoral Municipal del 5 de octubre, por eso me reafirmo en que Entre Nosotros ..el debate recién comienza
 
Abrigo la esperanza que estas lecturas polémicas incentiven el análisis y comentario de otros amigos, así como las propuestas concretas al ¿qué hacer?
 
Atentamente
Miguel Ángel Aragón
31 de octubre de 2014
 
 
 
El Miércoles, 8 de octubre, 2014 13:16:20, peruforopaulofreire <peruforopaulofreire@gmail.com> escribió:

ALGUNAS LECTURAS SELECCIONADAS COMO APORTE PARA UN ANÁLISIS SOBRE EL MOMENTO POLÍTICO PERUANO: 
TRATANDO DE MIRAR MÁS ALLÁ DE NUESTRAS PROPIAS INTERPRETACIONES:
 
- ¿EN DÓNDE ESTA LO CORRECTO?
 
- ¿SUSANA VILLARÁN CREYÓ SER EL CENTRO ARTICULADOR? ¿DE QUÉ? ¿HACIA QUÉ LADO? 
 
- ¿HUBIERON GRUESOS ERRORES? ¿TODOS, EN ALGO, ACIERTAN?
 
- ¿QUÉ HACER? 
 
José Rouillon. 

1. "Villarán no entendió que Glave expresaba mejor la renovación", por Marco Arana
 
2. Una autocrítica desde la izquierda, por Rocío Silva Santisteban
 
3. Tiempos turbulentos, por Nelson Manrique Gálvez
 
4. ¿Por qué ganó Luis Castañeda Lossio? Aquí cinco razones, por  Mario Mejía Huaraca. El Comercio
 
5. El pensamiento de Luis Castañeda: Cinco frases del alcalde electo, por Cecilia Rosales Ferreyros 
 
6. Después de la batalla, por, César Lévano Director del diario peruano UNO. 
 
7. Cajamarquinos saben lo que quieren, por Raúl Wiener Periodista, Analista Político y Económico peruano.
1. "Villarán no entendió que Glave expresaba mejor la renovación"
Marco Arana, ex aliado de la alcaldesa,  afirmó que esta perdió, porque utilizó un "vientre de alquiler"
Para Marco Arana, la alcaldesa Villarán no entendió que Glave representaba mejor el cambio de liderazgo en Lima. (Foto: Archivo El Comercio)


Marco Arana, líder del partido Tierra y Libertad y ex aliado de Susana Villarán, afirmó hoy que la debacle de la alcaldesa en las elecciones municipales se dio porque utilizó un vientre de alquiler y no entendió que el recambio de liderazgo que necesitaba Lima lo expresaba mejor la regidora revocada Marisa Glave.
 
"Esa ambigüedad de que se podía llegar con socios de izquierda a gobernar la municipalidad y, luego, intentar pasarse hacia el centro o incluso hacia la derecha, o cayendo en estilos políticos de usar franquicias electorales o vientres de alquiler, creo que ha sido parte de la debacle que ha sufrido Villarán en Lima", dijo.
 
Arana sostuvo que la población pide una renovación de los liderazgos políticos y que Glave representaba este en la capital.
 
"Marisa Glave de hecho encarnaba ese nuevo liderazgo en Lima y la defensa de las políticas centrales de las reformas que venía impulsando Susana Villarán. Y esa expectativa no ha sido entendida por Susana Villarán ni su entorno más personal e incluso político y eso también se expresa en esa derrota electoral", añadió.
 
TRIUNFO DE SANTOS
En otro momento, Arana se refirió al triunfo de Gregorio Santos, quien logró ser reelecto como presidente regional de Cajamarca, pese a estar preso por presuntos delitos de corrupción.
 
"Un factor [del triunfo de Santos] ha sido la torpeza y el abuso del Gobierno que ha llevado a un proceso de reconocimiento por parte de la ciudadanía de que si no se hubiera opuesto Gregorio Santos a la actividad de minas Conga y sus abusos o a la traición de Ollanta Humala, no le habría pasado nada y eso Cajamarca lo tiene muy claro", refirió. 

2. Una autocrítica desde la izquierda
Rocío Silva Santisteban
La izquierda en Lima ha fracasado. Esta derrota electoral debe de ser asumida con claridad y racionalidad para aprender de los errores. Eso supone una evaluación abierta sobre las debilidades y las fortalezas de la gestión municipal, pero además, sobre la coherencia en torno al  proyecto de la unidad de las izquierdas que en marzo se propuso como Frente Amplio. 
 
Por supuesto, quien tuvo la responsabilidad de la mayor parte de estos errores fue Susana Villarán, pero también muchos de los dirigentes del PS, de CxC, de FS, y otros partidos, así como la intelligentzia que ocupó las diferentes gerencias municipales con mucho desatino. Se suman algunos jóvenes entusiastas que, a la hora de las candidaturas, tuvieron que compartir lista con las personas contras las cuales se habían manifestado en las calles. En otras palabras hubo incoherencia a la hora de las alianzas electorales tanto desde la propia alcaldesa como desde los partidos de la vieja izquierda y los jóvenes elementos que se sumaron con las locas ilusiones de sacrificarse: ellos quedaron al margen y finalmente, Pilar Freitas, la candidata a la Defensoría del Pueblo de la repartija, es ahora virtual regidora de la próxima gestión. Con sus votos.
 
Pésimo. 
 
Otro problema fuerte a tomar en consideración es el divorcio entre esta gestión municipal y los sectores populares. Lamentablemente, a pesar de que SV ya no se define como una mujer de izquierda sino como "republicana" (sic), esta gestión se percibe de izquierda, y ella básicamente ha gobernado sin "bajar a bases" y solo con los burócratas de su entorno.  Su único contacto popular, el Movimiento Sin Techo-MST, la respaldó en movilizaciones multitudinarias previas a la revocatoria y aún algunas de sus bases la siguen respaldando (ese sería el motivo por el cual, efímera esperanza, se pensó que Rabanal ganaría en SJL). En la cruzada contra la revocatoria, quienes la defendimos contra viento y marea, lo hicimos por un gobierno municipal diferente.
 
Algo que jamás sucedió. 
 
¿Qué se debe hacer hoy? Comenzar desde cero: quemar las naves. No hay vuelta atrás, a ese pasado de izquierdas que se reacomodan al centro o al medio o a "abajo" (como decía OHT). Eso implica que para el futuro se deben fortalecer las dirigencias de base y de jóvenes que crean en una izquierda que se construye, no en los arreglos electorales, sino en las grandes gestas de oposición al modelo económico neoliberal extractivista que premia a millonarios, emprendedores, consumistas e individualistas y castiga a campesinos, indígenas y a todos aquellos que deben esperar el chorreo benévolo para poder ser "incluidos". Estas gestas se han dado en Lima luchando contra la repartija, en Cajamarca resistiendo la imposición violenta de un proyecto minero; en Chimbote denunciando la corrupción, así como en otras partes del país. 
 
Sin embargo, lo que se requiere ahora son más propuestas programáticas. Una de ellas, fundamental, que no se encuentra en las agendas de casi ningún partido, es la apuesta clara, explícita, rotunda por la defensa de los derechos humanos: el derecho a la vida, al agua, al territorio, al conocimiento, a la justicia, a la libertad, a la rebelión. Empezando por eliminar toda forma de discriminación que, empieza, por cuestionarnos profundamente nuestras prácticas racistas, machistas, homofóbicas y clasistas. Ah, y además, apostando por ser principistas y coherentes.
 
Tiempos turbulentos
Nelson Manrique Gálvez 
 
El panorama político luego de las elecciones regionales y municipales va a tardar en clarificarse no solo porque aún no hay resultados oficiales sino porque, según la información hoy disponible, deberá realizarse una segunda vuelta en unas 15 regiones y eso posterga los resultados definitivos hasta diciembre. 
 
Se profundiza la fragmentación política del país. En las elecciones regionales virtualmente han desaparecido los partidos nacionales y ha ocupado el escenario un mosaico variopinto de movimientos regionales, en medio de un preocupante contexto. Son 22 los presidentes regionales en ejercicio que tienen problemas con la justicia: algunos están en prisión, otros están prófugos y otros más enfrentan diversas demandas judiciales, con casos tan graves como el del ex presidente regional de Ancash, acusado de armar una red de corrupción ligada al narcotráfico  que alcanza los más elevados niveles del poder central, de asesinar a una decena de sus opositores utilizando sicarios, o el del alcalde de Chiclayo, hoy prófugo, en cuyo dormitorio acaba de encontrarse 3 millones de soles en efectivo y valiosas joyas. 
 
No es por eso de extrañar la gran cantidad de candidaturas inscritas, muchas de las cuales deben haber estado motivadas por la expectativa de acceder por la vía electoral al manejo de ingentes recursos (lo recibido durante estos años en Áncash por el canon asciende a 10.000 millones de soles), en un ambiente donde la justicia se negocia y campea la impunidad. Es por eso paradigmática la candidatura de Waldo Ríos para Chimbote, que en este momento disputa el primer lugar, con la sencilla promesa de dar una pensión de 500 soles mensuales a cada familia si sale elegido. La reelección en Lima del que "roba pero hace obra" va a ser un poderoso incentivo para la extensión de la corrupción.
 
Estas elecciones agravan la crisis de los partidos; es la conclusión del agudo análisis hecho por Fernando Tuesta que gloso brevemente. El nacionalismo se abstuvo y no presentó candidatos. 
 
El Apra sufre la mayor derrota en elecciones subnacionales de su historia, algo solo parcialmente disimulado por el segundo lugar obtenido por Enrique Cornejo en la elección para la alcaldía de Lima. Pierde, además, Breña, la sede de su local central, queda tercero en Trujillo y pierde el gobierno regional de La Libertad, el último reducto que quedaba del viejo sólido norte aprista. 
 
Fuerza Popular  pierde por goleada en Cajamarca y en Lima virtualmente desaparece, comprometiendo las plazas fuertes de Keiko Fujimori. 
 
Alianza para el Progreso, que aspira a convertirse en un movimiento con proyecciones presidenciales, ratifica su fuerza regional con la reelección de César Acuña para la alcaldía de Trujillo y arrebatándole al Apra la presidencia regional. Está por ver si podrá convertirse en una organización nacional.
 
Perú Posible ha aportado decisivamente a la derrota de Susana Villarán, que recibe como premio consuelo haber colocado cinco regidores, entre ellos a Pilar Freitas. 
 
El PPC, otrora la gran fuerza municipal en Lima, fragmentado por las zancadillas entre correligionarios promovida por Raúl Castro, se va al fondo de la cola y a estas alturas está peleando colocar un regidor en el municipio, como sucede también con el fujimorismo. 
 
No le va mucho mejor a Somos Perú, que mantiene presencia de algunos distritos, pero desaparece en Lima Metropolitana. 
 
Solidaridad Nacional logra con Luis Castañeda la mitad del total de los votos para la alcaldía limeña y 22 regidores, pero conserva menos de la mitad de las alcaldías distritales que obtuvo en su anterior elección, el 2006, y desaparece en el resto del país. 
 
El candidato promovido por  PPK, Salvador Heresi, obtiene un humillante 5%. 
 
La derrota de Susana Villarán es reivindicada como propia por un sector de la izquierda que decidió respaldarla a pesar de que no les dio espacio en su propuesta, pero no compromete al sector que decidió abstenerse en las elecciones, principalmente por discrepar con la opción de hacer una alianza con el toledismo. El magro resultado obtenido deja malparada la capacidad de convocatoria de las organizaciones que decidieron hacer campaña por Diálogo Vecinal. 
 
Patria Roja cosecha un triunfo con Gregorio Santos en Cajamarca. Un escenario que va a reforzar las tendencias a la disgregación y que posiblemente empuje a realineamientos drásticos en un periodo más o menos corto.
 
4. Susana Villarán perdió: Las cinco razones de su derrota
El Comercio. Lunes 06 de octubre del 2014 | 10:20
·         Sebastian Ortiz Martínez
·         Redactor
·         @Shebas07
Según los resultados de la ONPE, alcaldesa tan solo obtuvo el 10.6 %. Quedó muy lejos Castañeda Lossio
 
 
La alcaldesa Susana Villarán no fue reelegida. Tendrá que dejar el Palacio Municipal a fines de diciembre. (Foto: Martín Acevedo/ El Comercio)
 
Ayer, al inicio de la jornada electoral, la alcaldesa Susana Villarán les pidió a los vecinos de Lima votar con conciencia y el corazón por una ciudad próspera, "donde reine la paz y el desarrollo". Según los resultados de la ONPE, la candidata de Diálogo Vecinal no fue reelegida y tendrá que abandonar el Palacio Municipal el 31 de diciembre. Es más, la autoridad edilicia quedó por detrás del aprista Enrique Cornejo, relegada al tercer lugar. A continuación las razones de su derrota:
 
1.NO CUMPLIÓ SU PALABRA
En febrero del 2013, cuando el Sí a la revocación aún estaba por delante del No, Villarán de la Puente usó uno de sus últimos recursos para revertir esta situación: aseguró que no iría a la reelección si la dejaban concluir su mandato. Un año y tres meses después, la alcaldesa lanzó su campaña para tentar un segundo período municipal.
"Si en un momento dije que no fue con convicción, [estuve] convencida. [Pero] lo he pensado sinceramente, he visto el panorama electoral. He visto que quienes tienen más opción son los que estuvieron detrás de la revocación y que esto significa querer parar a Lima": así justificó Villarán su "cambio de opinión". 
 
2. POLARIZACIÓN NO FUNCIONÓ
Desde el arranque, Villarán de la Puente intentó polarizar la campaña. Primero dijo que ella representaba la continuidad de las reformas (la del transporte y la del comercio mayorista), mientras que su oponente de Solidaridad Nacional, el ex alcalde Luis Castañeda Lossio, significaba el retroceso. Sin embargo, esta estrategia tuvo el efecto contrario: quienes ya no querían una nueva gestión villaranista respaldaron a su principal adversario. Gran parte del voto duro de Solidaridad Nacional era "anti-Villarán". Castañeda mantuvo una media de 50 puntos porcentuales durante casi toda la campaña, una cifra muy parecida a la que obtuvo el Sí a la revocación [48.63%]. La polarización simplemente no le funcionó.
 
3. XAVI NO FUE FAVRE
Para la alcaldesa Villarán, el principal problema de su gestión ha sido no saber comunicar sus logros. A ello se suma que la autoridad edilicia, en un intento por diferenciarse de sus antecesores, se negó a colocar su nombre en las placas de las avenidas, plazuelas, escaleras y muros que ejecutó. Esto, lejos de realzar su imagen, tuvo el efecto contrario: los vecinos no asociaron su figura con estas obras.
Y su campaña de reelección nunca caló, el eslogan "Sí se atreve" no daba ningún mensaje concreto. "¿Sí se atreve…a qué?", fue la pregunta que muchos limeños se hicieron.
El español Xavier Domínguez y su equipo, quienes se encargaron de la estrategia de campaña, nunca conocieron realmente al elector peruano. A diferencia del brasileño Luis Favregestor de la remontada del No, los nuevos asesores trataron de centrar la campaña en Villarán [quien tiene un alto nivel de rechazo] y no buscaron a personajes, con credibilidad, que hablen de las obras y reformas de esta gestión. Los sectores C y D, los más beneficiados con el programa Barrio Mío, fueron los que menos creyeron en la alcaldesa.
 
4. EL CORREDOR AZUL
El lanzamiento del corredor azul en las avenidas Tacna, Garcilaso y Arequipa a un mes de los comicios fue percibida como una medida no solo apresurada, sino también electorera. La reforma del transporte es absolutamente necesaria, pero, como bien lo señaló la periodista Patricia del Río en una de sus columnas, fue la propia Villarán la que debilitó este proceso. Sus adversarios, principalmente Castañeda, aprovecharon la queja de los pasajeros [por la falta de alimentadores y la frecuencia de los buses] para no solo golpear a la alcaldesa sino para traerse abajo el inicio de un cambio que es fundamental para la ciudad.
 
5. LE FALTÓ UN VERSUS
Durante los dos debates en los que sí participaron los 13 candidatos, Villarán no pudo destacar como ella lo hubiese querido. Le mandó mensajes directos a Castañeda: "¿O la reforma u Orión?", fue el más contundente. Sin embargo, no tuvo la oportunidad de enfrentarse directamente a su antecesor en la alcaldía. Otra hubiese sido su suerte, si en la última polémica en lugar de Cornejo, ella hubiese sido la persona que le preguntara al líder de Solidaridad Nacional. No pudo contrastar de manera clara su gestión con la del popular 'mudo'.
 
4. ¿Por qué ganó Luis Castañeda Lossio? Aquí cinco razones
·         Mario Mejía Huaraca
·         Redactor de Política
·         @mariomejiah
Según los resultados de la ONPE, el candidato de SN se impuso sobre sus rivales con 50.7% y volverá a ser alcalde


El candidato Luis Castañeda, y al parecer electo alcalde de Lima, empezó la campaña con un alto porcentaje de aceptación que supo mantener a lo largo del proceso. Un día antes de la votación ya se daba por ganador, cuando, a través de su cuenta de Facebook, agradecía el apoyo del pueblo de Lima. Aquí las razones de su triunfo.
 
1.OBRAS EN EL RECUERDO
El candidato de Solidaridad Nacional basó su campaña en hacer recordar las obras que ejecutó en sus dos anteriores gestiones (2003-2010), y que estaban presentes en la memoria de los ciudadanos. Las escaleras, los hospitales de la Solidaridad y el Metropolitano fueron su caballito de batalla. Su vendedor eslogan fue: "Volverán las obras".
 
2. SE HIZO EL MUDO
Uno de los objetivos de su estrategia fue guardar un perfil bajo frente a los medios periodísticos, por lo menos en los primeros meses de la campaña para evitar soltar cualquier desliz y evitar los cuestionamientos a temas como el Caso Comunicore. El silencio le funcionó bien al comienzo, aunque en la última etapa se vio obligado a hablar, no siempre con buenos resultados. 
 
3. LO VICTIMIZARON 
Cuando empezó a bajar en las encuestas, el Jurado Electoral Especial de Lima Centro(JEE) resolvió en primera instancia no admitiri la candidatura de Castañeda por supuestamente falsear en su hoja de vida. El ex alcalde de Lima habló de fraude, sacó a sus seguidores a la calle para protestar y la población se solidarizó con él. El Jurado Nacional de Elecciones rectificó al JEE Lima y volvió a subir en los sondeos.
 
4. EL ANTIVOTO DE VILLARÁN
Aunque resulte paradójico,  Castañeda ganó, en cierta manera, gracias a Villarán. Sin mucho esfuerzo el líder de Solidaridad Nacional supo capitalizar a su favor que la actual alcaldesa era la candidata con más antivoto: El 69% de limeños aseguró que "definitivamente" no votaría por ella, según la última encuesta de Ipsos. El voto duro antivillaranista fue endosado a Castañeda debido a que, dado que empezó su campaña electoral con gran anticipación, fue el primero en aparecer como opositor de la candidata de Diálogo Vecinal.
 
5. NO IMPORTAN LOS CUESTIONAMIENTOS
Otro factor importante en el triunfo de Castañeda fue la casi indiferencia de un amplio sector de la población limeña a los cuestionamientos hechos al ahora virtual alcalde electo de Lima. El Caso Comunicore, por ejemplo, no afectó mayormente la intención de voto de sus simpatizantes. En ese sentido fue reveladora la encuesta de Datum que dio a conocer que el 49% de limeños consideraba que Castañeda "robará pero hará más obras".Martes 07 de octubre del 2014 | 15:17
 
5. El pensamiento Luis Castañeda: Cinco frases del alcalde electo
·         Cecilia Rosales Ferreyros
·         Periodista
·         @ceciliarosalesf
El Comercio. Martes 07 de octubre del 2014 | 15:17
Futuro burgomaestre dice que despolitizará el Concejo. "A veces hasta se convierte en un negocio ser de izquierda", señala
 
 
El alcalde electo de Lima, Luis Castañeda, vuelve a exhibir su pragmatismo. (Foto: Percy Ramírez/Archivo El Comercio)
 
·         Cecilia Rosales Ferreyros
·         Periodista
·          
·         1. REVISARÁ VÍA PARQUE RÍMAC
·         Según Luis Castañeda Lossio, alcalde electo de Lima, Susana Villarán, a quien sucederá en el cargo desde el 1 de enero, hizo bien en continuar la Línea Amarilla que dejó su gestión y que la actual renombró como Vía Parque Rímac. Sin embargo, señaló que también se revisará este proyecto. "Hay que hacer una serie de enmendaduras porque le sacaron el Metropolitano de 32 kilómetros y 32 estaciones. Si estamos en un problema del transporte público eso hay que recuperarlo", declaró ayer entrevista a "90 Segundos matinal". También destacó que se hayan continuado las inversiones privadas que dejó su gestión, y señaló que evaluarán la extensión de la Vía Expresa de Paseo de la República.
2. DESPOLITIZARÁ EL CONCEJO
Luis Castañeda afirmó que su objetivo es despolitizar el concejo limeño. "El concejo no debe ser donde se dan grandes discursos de pura palabrería, sino más de resultados, como lo ha sido en mis dos gestiones. Ha sido muy técnico. Se ha trabajado mucho en comisiones y ha sido muy abierto". Señaló que se crearán comisiones que estarán integradas por personas que sean más afines a cada tema para aprovechar sus capacidades.
 
3. FUERTES CRÍTICAS
De acuerdo con Luis Castañeda, "hablar de izquierda o derecha es una buena manera de ser imbécil". Afirmó que lo que la ciudadanía está exigiendo es eficiencia y no caer en la retórica. "A veces hasta se convierte en un negocio ser de izquierda. Ahí están los 'caviares' por ejemplo. Ellos hablan, especulan sobre la izquierda y sin embargo son 'whiskeros' y de puro caviar y ¿conocen un pueblo joven? ¿Han hecho algo? Dan discursos, escriben sobre inclusión social. ¿Qué han incluido?  Ellos se han incluido pero no han hecho inclusión social", manifestó.
 
4. BALANCE DE LA CAMPAÑA
Según Castañeda, el antivoto de Susana Villarán lo ayudó en su campaña. "Ha habido una campaña muy tenaz, muy fuerte, bastante sucia y creo que eso jugó a favor de nosotros". Comentó que en la primera etapa no tuvo mucha exposición mediática para "no fatigar la imagen". "Nosotros teníamos ya la ventaja de ser conocidos, por eso no había mucho apresuramiento en ello. Por eso decidimos por una campaña más corta. […] En la parte pública mediática fue más corta pero no en la de contacto personal".
 
5. "NO HABRÁ PERSECUCIÓN POLÍTICA. NO TENGO TIEMPO"
Castañeda afirmó que no harán "borrón y cuenta nueva", pero también aseguró que no harán persecución política porque se dedicarán a trabajar. "Para eso está la contraloría que verifica, la fiscalía. Todas esas cosas serán puestas en conocimiento de ellos".
6. Después de la batalla
César Lévano
Director del diario peruano UNO y catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).
Por Diario UNO el octubre 7, 2014
 
 
 
Home / Columna / Después de la batalla
 
Aparte de la derrota municipal de Susana Villarán, el domingo se produjo una derrota mayor, una catástrofe nacional: la del Apra. El partido que Alan García dirige ha sido barrido por el voto en el norte, el centro y el sur. En Lima, hasta su bastión de décadas, Breña, le ha dado la espalda.
He ahí un resultado histórico, cuyo autor es el apóstata que enterró el último resto del Apra auroral y sus banderas de antiimperialismo, reivindicación obrera y campesina, afinidad con la cultura popular y la literatura.
 
De las urnas limeñas surge la sorpresa de Enrique Cornejo, quien, evidentemente, no contaba con el auspicio del doctor bamba y que ganó puntos en un debate en que se apartó de la retórica vacía, plagada de denuestos y soberbia de García. Cornejo ganó puntos con la técnica del debate de ideas y propuestas, sin rebajar al adversario.
 
Por más que García quiera ocultarlo, del Apra le ha salido un competidor en ambiciones presidenciales. Casi podría apostarse que Cornejo es una mejor carta que García ante la opinión pública no solo provincial.
 
Cornejo no es un aprista rebelde. Algo más: fue cómplice del doctor imaginario en el tráfico, aciago para la economía nacional, de los dólares MUC, vendidos a precio de huevo a empresas tramposas, así como en la venta del terreno de la aviación civil a precio de regalo a una empresa peruano-chilena, en acto que puede calificarse de traición nacional.
 
Guzmán Gallardo, dirigente de Vanguardia Aprista, ha precisado que Cornejo, como presidente del Instituto de Comercio Exterior, fue "el principal gestor de la danza de dólares MUC y todo el festival de repartición millonaria de dólares entre los amigotes de Alan García".
 
García teme sin duda a Cornejo, porque en caso necesario, puede desvelar "inversiones" turbias de García en la selva.
 
Los comicios municipales han parido otro presidenciable: Luis Castañeda. García lo apadrinó en la campaña, mediante el ataque a Susana Villarán.
 
García debe de estar preocupado por los fracasos del Apra en el voto regional y municipal. Sabe que ese resultado es la culminación de su trabajo de enterrador del Apra. Y que por eso es probable que en Trujillo, otrora capital del "sólido norte" aprista, surja un movimiento de lucha contra su condición de mariscal de las derrotas. Tendrá que dialogar con Dios –o con el diablo– para contarle sus penas y pedirle consejos.◘
7. Cajamarquinos saben lo que quieren
Raúl Wiener Periodista, Analista Político y Económico peruano. 
Por Diario UNO el octubre 8, 2014
El método para analizar el resultado de Lima es decir que no fue Castañeda el que ganó (nadie quiere encontrarle especiales méritos), sino Susana la que perdió, podría ser por problemas de su gestión o errores de su campaña, pero ella es la culpable.
 
El método para Cajamarca es el opuesto: ahí no fueron los candidatos fujimoristas que claramente se alinearon con la Minera Yanacocha, centro del poder económico local y de diversos abusos contra las comunidades y sectores urbanos, los que se derrotaron solos porque no pudieron vender el rollo de la modernización por la vía de los grandes proyectos mineros, que para la población es una experiencia ya vivida por más de veinte años, sino la "ignorancia" de los electores que se refleja en su apoyo a un personaje que encima está preso como Gregorio Santos.
 
En la capital la gente ha dicho muy claro que está consciente que Castañeda es el titular de roba pero hace obra, y se ha dado un contexto en el que esta ha sido la preferencia, por desconfianza o temor a la reforma villaranista. En Cajamarca, en cambio, los votantes nunca han creído que la Contraloría, el Ministerio Público, el Poder Judicial y el gobierno de Lima hayan actuado limpiamente.
 
El voto dice que no le creen a esas instituciones cuando afirman que no hacen política y que sus acusaciones no tienen nada que ver con el asunto de Conga. Lo real es que todos coinciden, a favor o en contra de Santos, de que No a Conga, fue el contenido programático de la elección, guste o no guste.
 
A uno lo limpiaron de sus delitos con el mecanismo de hacerse el sonso y echar la culpa a otros, pero los que iban a votar por el tipo, sabían de quién se trataba, y a unos les importaba y a otros no. Al otro lo encarcelaron en plena campaña, vulnerando la presunción de inocencia, y los cajamarquinos entendieron que querían meterles Conga.
Tres años hace que empezó el conflicto y a Santos lo han acusado entre otras cosas de la pobreza en Cajamarca, del retraimiento de la inversión y la recesión económica, de la baja del turismo, etc.
 
Y así y todo ha reunido 45% de apoyo en primera y única vuelta, mientras que los fujimoristas Ramírez y Vásquez, sumados apenas alcanzan poco más del 30%.
 
¿Y ahora? Los momios del JNE y el Ministerio Público han andado barajando en público la posibilidad de declarar la vacancia o la suspensión indefinida del presidente reelecto. Eso es lo máximo que pueden entender de lo que acaba de ocurrir. Ciertamente están echando leña al fuego, porque Santos no es aún culpable de nada.
 
El tema, por tanto, es político, como siempre lo fue, y es lo que acaba de mover al ministro del Ambiente a indicar que el mandato de las urnas es un nuevo diálogo, que deberá considerar el nuevo escenario. ◘
-- 

    José Rouillon Delgado
Miembro Promotor y Fundador
     Moderador del Grupo
Foro-Red Paulo Freire Latinoamericano-Perú
Jirón Castilla 409-Magdalena Tlf. 263-4577- Movil 9 5236-8114
 




--

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog