sábado, 30 de abril de 2016

Fwd: [TacnaComunitaria] PRIMERO DE MAYO


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Blogger <no-reply@blogger.com>
Fecha: 30 de abril de 2016, 9:46
Asunto: [TacnaComunitaria] PRIMERO DE MAYO
Para: luismiguel1952@gmail.com



¡Hay, Hermanos, Muchísimo qué hacer!
                                             

 El primer día del mes mayo ingresa en la historia de la humanidad como un hito histórico de la lucha del proletariado universal. Desde entonces hasta ahora, en los pueblos del mundo, el proletariado y su mito, la revolución social, obstinadamente combate por la creación de un orden nuevo, que no solamente será la conquista del pan, sino la conquista de todas las complacencias humanas.

 Así como el capitalismo universalizo la idea liberal de la libertad, fraternidad, igualdad, como el mito del libre cambio, la escuela laica, la santidad de la propiedad privada sobre los medios de producción; así también, en este primer día del mes de mayo, el proletariado peruano medita sobre el gran paso del proletariado mundial en la universalización del mito de la revolución social, que en su propia realidad, se expresa en la idea de la reivindicación del trabajo, de la liberación de las fuerza productivas, la Escuela del Trabajo, como principios de la socialización de los medios de producción. En pocas palabras, su lucha concreta de hoy es la lucha por El Cambio Social. La Preparación de la Organización es su objeto inmediato.

     El capitalismo hoy en crisis terminal, reniega de todos sus principios y se obstina inútilmente en regresar al pasado o en detener la historia. Vanos intentos. No se puede volver atrás, ni mucho menos detener lo que ha nacido, crecido y desarrollado al calor de sus entrañas: el proletariado revolucionario como constructor y creador de nuevas fuerzas productivas en una nueva sociedad de productores con moral de productores.

 Nuestra época, como ninguna otra confirma al Amauta José Carlos Mariátegui, cuando hace ya aproximadamente cien años, señalaba:" el dilema actual de nuestra época es Capitalismo o Socialismo". No hay espacio para los neutrales o indiferentes. Esta gran verdad nos asiste para separar la paja del grano en la lucha de hoy entre derechistas e izquierdistas; entre socialismo domesticado (de los discursos parlamentarios-bravata callejera) y socialismo proletario (agitación y propaganda clasistas).

   Para el Socialismo Peruano, los cánones del Amauta José Carlos Mariátegui seguirán vigentes mientras no haya tramontado el viejo orden social.

    Sirva al elemento proletario de una reflexión intensa y apasionada este 01 de mayo; más aún que se está a escasos dos años para conmemorar el Centenario del Socialismo Peruano.

Héctor Félix D.
01.05.16

COLECTIVO PERÚ INTEGRAL
30 de Abril de 2016

--
Publicado por Blogger para TacnaComunitaria el 4/30/2016 09:46:00 a. m.

viernes, 29 de abril de 2016

Fwd: The Economist met en garde : “les profits sont bien trop élevés!” (Newsletter 30.4.2016) Réf : 101495


---------- Forwarded message ----------
From: Investig'Action - Michel Collon <no-reply@investigaction.org>
Date: 2016-04-29 21:22 GMT-05:00
Subject: The Economist met en garde : "les profits sont bien trop élevés!" (Newsletter 30.4.2016) Réf : 101495
To: luismiguel1952@gmail.com


 
 
 
The Economist met en garde : "les profits sont bien trop élevés!"
Marc Vandepitte
 
Ce n'est pas nous, ni le gouvernement qui vivons au-dessus de nos moyens, ce sont les ultra-riches. Générer les méga-bénéfices des grandes entreprises n'est pas tenable, ni socialement ni économiquement. L'analyste politique Marc Vandepitte nous explique pourquoi et esquisse comment inverser la tendance.
 
                                                        Lire l'article
 
Pour nous soutenir financièrement, c'est par ici. Pour acheter nos livres et films, c'est par là. Merci d'avance !
 
 
 

 

Visiter Investig'Action
www.investigaction.net
Faire un don en ligne
Nous contacter
secretariat@investigaction.net

Sent to ref 101495 - luismiguel1952@gmail.com
Pour vous désinscrire, cliquez ici
 
 

Fwd: [TacnaComunitaria] ESTE PRIMERO DE MAYO RECORDEMOS EL GENOCIDIO EN LA ESCUELA DE SANTA MARÍA DE IQUIQUE


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Blogger <no-reply@blogger.com>
Fecha: 29 de abril de 2016, 16:32
Asunto: [TacnaComunitaria] ESTE PRIMERO DE MAYO RECORDEMOS EL GENOCIDIO EN LA ESCUELA DE SANTA MARÍA DE IQUIQUE
Para: luismiguel1952@gmail.com





Matanza de la Escuela Santa María de Iquique,  21 DE DICIEMBRE DE 1907

Escuela Domingo Santa María de Iquique

Lugar: Iquique. Territorio peruano ocupado ilegalmente por Chile
Fecha: 21 de diciembre de 1907
Delito: Democidio, asesinato en masa de obreros y familias
Armas utilizadas: Artillería y ametralladoras
Víctimas: inmediatamente en ese día más de 3000 obreros  y familias, luego con heridos fallecidos y rematados, se llega a las 4 mil  víctimas, peruanos en su gran mayoría y en menor proporción bolivianos.
Asesinos: Ejército y  fuerza Naval de Chile
Los asesinos: General del Ejército de Chile  Roberto Silva Reanrd y Coronel Sinforoso Ledesma
Gobierno que autorizó la matanza: Pedro Mont
Objetivo: Destruir la peruanidad de los territorios conquistados por Chile en la guerra del guano y del salitre.

Decisión de asesinar fue realizada en forma consensuada, Poder  Ejecutivo, Legislativo, Fuerzas Armadas de Chile y aquiescencia de las empresas británicas explotadoras del salitre: 

Por análisis efectuados por  las Fuerzas Armadas de Chile, en informe reservado (copias incineradas), presentado a sus poderes ejecutivo y legislativo, dan cuenta de la imposibilidad de chilenizar los territorios conquistados de Arica, Tacna y Tarapacá, luego de casi 3 décadas de ocupación,  concluyendo que hay intereses concurrentes en ese tema preocupante para los poderes de Chile y las empresas británicas explotadoras, y determinan que hay riesgo para la chilenizacion y la estabilidad chilena seguir manteniendo esa situación, por una parte el temor latente que los obreros peruanos  busquen acercamiento con las Fuerzas Armadas del Perú y la queja permanente de los empresarios  de la existencia de una "resistencia pasiva" a elevar la producción.

Las Fuerzas Armadas de Chile llegan a la conclusión, la peruanidad se trasmitía en forma muy intensa en los hogares y a ese círculo no podían  accesar, concluyen que HAY NECESIDAD DE DESTRUIR LA FAMILIA PERUANA, este planteamiento genocida es aceptado por el gobierno y las empresas, acordando que SE DEBE ENDURECER LAS CONDICIONES LABORALES, con la finalidad de BUSCAR EL RECLAMO COLECTIVO AL PUNTO MAXIMO.

Es así, para 1906 se amplía la jornada a doce horas diarias sin aumento de salarios, los obreros solicitan que se les pague con 20 cts., diarios de penique (centavo de libra esterlina) que era la moneda que circulaba en la zona), se forma  y se llega a la Huelga General  debemos reconocer que este despertar  es el inicio del movimiento obrero en general, y el sindicalismo en particular de nuestra Patria.  

El Gobierno Chileno con el Ministro del Interior Rafael Sotomayor, las fuerzas armadas que se habían reforzado con  crucero Blanco Encalada con artillería y tropas de desembarco: el 17 de diciembre llegó desde Arica trasportando al regimiento Rancagua y al día siguiente anclaba en la bahía el Esmeralda, que traía tropas del Regimiento de Artillería de Marina, se forma un contingente de más de cinco  mil hombres muy bien pertrechados. 

El 16 de diciembre, miles de trabajadores en paro, llegaron a la ciudad de Iquique, respaldando las demandas de los salitreros a la autoridad provincial, con el fin de obtener su intervención. Las solicitudes anteriores, es decir, enviar comisiones con los petitorios a la autoridad, habían fracasado en 1901, 1903 y 1904.

La « Huelga Grande » de diciembre de 1907


El 4 de diciembre, más de tres cientos de trabajadores del ferrocarril transportando el salitre se declararon en huelga en Iquique. Los obreros del puerto hicieron la misma cosa, seguidos por otros obreros de varias firmas. Pero a partir del 10 de diciembre, el movimiento se extendió a todas las oficinas. Decidieron ir hasta Iquique para hacerse entender ante los representantes europeos sobre sus condiciones.

Después de haber caminado durante toda la noche, el primer grupo de unos dos mil de obreros entró en Iquique el 15 de diciembre, al alba. Mientras que las discusiones empezaban entre el administrador de la provincia de Tarapacá, los trabajadores y los representantes patronales, miles de obreros de la pampa con mujeres y niños en un 90% peruanos, llegan en la ciudad. Los trabajadores se niegan a irse a trabajar en las oficinas y a dejar Iquique si sus reivindicaciones no están satisfechas.

Las autoridades chilenas, siguiendo el plan premeditado, concentran en la Escuela de Santa María de Iquique a todos los huelguistas, con el supuesto objeto de "estudiar las demandas", una vez concentrados NUESTROS COMPATRIOTAS,  los empresarios se niegan a discutir la petición al indicar que NO ACTUARIAN BAJO PRESION, diciendo que "perderían el prestigio moral, el sentimiento de respeto que es la única fuerza del patrón respecto del obrero". En medio de todo el dialogo fue pacifico, pero infructuoso.


 Obreros del salitre mayormente peruanos, llegados a Iquique, dirigiéndose a la Escuela de Santa María de Iquique para "dialogar" con las autoridades chilenas

La masacre del 21 de diciembre


Cumpliendo parte del plan, el 21 de diciembre de 1907, a las 2 por la tarde (14.00), ante el fracaso de todas sus tentativas de mediación, el administrador Eastman decidió desalojar la escuela Santa María, donde se encontraban unos 5.000 huelguistas. Pero, ellos rechazaron. El General Ej CH,  Roberto Silva Renard, hizo avanzar dos ametralladoras, colocándolas frente a la escuela. Sólo unos doscientos trabajadores abandonaron el lugar en medio de la rechifla de sus compañeros.

A las 4 menos quarto (15.45) horas comenzó el fuego de ametralladoras y fusilería, que atravesaban los frágiles muros de madera de la escuela. Cientos de personas cayeron acribilladas. Cuando cesaron los disparos, la infantería entró a la escuela descargando sus armas sobre los obreros y sus familias.

Los que huían eran lanceados por soldados a caballo. Después de varios minutos infernales, los detenidos -unas 6.000 a 7.000 personas- fueron arreados hacia el Hipódromo por la soldadesca, que perpetró nuevos asesinatos.

La "huelga grande" de Tarapacá había sido ahogada en sangre por el Estado, 4 mil peruanos asesinados, (3 mil obreros, 600 mujeres y 400 niños), sin que mediara violencia alguna de parte de los trabajadores. 

Este democidio de la escuela Santa María de Iquique es la página más negara del sindicalismo peruano, sin explicarnos porque no lo recordamos y pedimos que se esclarezca este delito contra la humanidad porque recordemos LOS DELITOS CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS NO PRESCRIBEN.


En este día del trabajo, 0 de layo del 2016, , pido a los hermanos trabajadores que recuerden a nuestros compatriotas  asesinados en un democidio sin nombre, asimismo debemos hacer notar que una vez ocurridos los hechos y enterrados en fosas comunes, para los primeros días de enero del 1908, los empresarios requisaron las viviendas para expulsar a los que aún quedaban vivos casi todos heridos, una vez expulsados fueron obligados a iniciar su desplazamiento de 300 km por el desierto más árido del mundo para llegar a Sama,  que era el límite del Perú, en ese desplazamiento quedaron según crónicas dos mil  cadáveres, enterrados a la vera de los caminos de herraje de esa época,, probablemente algunas decenas de personas mayores y niños peruanos  estén enterrados en tumbas sin nombre, en el triángulo terrestre, que groseramente Chile quiere seguir apropiándose.


Compatriotas en este 01 de mayo que sea un día de recuerdo a nuestro hermanos obreros asesinados en Santa María de Iquique  y siempre tengamos presente que fue asesinado parte de nuestro Perú, pero jamás podrán matarnos..


Enviado por: Eloy Villacrez


--
Publicado por Blogger para TacnaComunitaria el 4/29/2016 04:32:00 p. m.

ENTREVISTA A ESCRITOR MAYNOR FREYRE (29/04/16)


Fwd: 29 de abril. Día de la Danza. Ala con ala. / Luis Rafael Gálvez: El Cristo de la poesía. / Mañana 30 de abril. 5 pm.: Homenaje a Max Silva, en el Instituto Porras


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 29 de abril de 2016, 7:32
Asunto: 29 de abril. Día de la Danza. Ala con ala. / Luis Rafael Gálvez: El Cristo de la poesía. / Mañana 30 de abril. 5 pm.: Homenaje a Max Silva, en el Instituto Porras
Para:


 
 
 
 



 
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
 
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
 
ABRIL, MES DE LA PALABRA,
LA CREATIVIDAD LITERARIA E
INMORTALIDAD DE CÉSAR VALLEJO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
 
PRÓXIMA ACTIVIDAD
DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
VALLEJO EN EL ALMA
 
HOMENAJE
A MAX SILVA TUESTA
 
PONENTES:
 
JORGE KISHIMOTO
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
OSWALDO VÁSQUEZ CERNA
MANUEL VELÁSQUEZ ROJAS
 
CONDUCCIÓN
RAMÓN NORIEGA TORERO
SÁBADO 30 DE ABRIL. 5 PM.
INSTITUTO RAÚL PORRAS BARRENECHEA
UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
COLINA 398. MIRAFLORES. LIMA, PERÚ.
 
INGRESO LIBRE. SE AGRADECE
SU GENTIL ASISTENCIA
 
*****
 
EL CRISTO DE LA POESÍA
A César Vallejo
hermano herido
Hay poetas que llenan los espacios
De magia   de belleza
Pero hay otros muy pocos cuyos versos
Son templos donde las almas caen de rodillas
Se entregan
Y el amor las crucifica
LUIS RAFAEL GÁLVEZ
 
*****
 
29 DE ABRIL
 
 
DÍA
DE
LA DANZA
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
ALA
CON
ALA
 
Danilo Sánchez Lihón
 
1. Un aire
secretamente altivo
 
Los maestros integrantes de la orquesta de cuerdas empiezan a llegar a la sala de la casa cuando soy llamado por mi padre para tocar la batería.
Los instrumentos hace días que se afinaban y los ensayos se han hecho continuos para una velada literario-musical, organizada por los planteles educativos.
– Esta noche viene al ensayo el hacendado de Tulpo, –informa mi padre.
Hemos interpretado ya algunas piezas cuando llega un señor alto y jovial, de ademanes desenvueltos, de barba y bigotes castaños, de hablar fuerte y risueño.
Saluda a mi padre con cariño y a todos les tiende la mano, poniendo sobre la mesa una botella de pisco "del bueno", "para abrigarnos", dice con una amplia sonrisa.
Junto a él han ingresado dos niñas, casi señoritas, que permanecen de pie y a quienes yo nunca he visto antes. Tienen un aire secretamente altivo, de rasgos hermosos por la firmeza de sus gestos y lo profundo de sus ojos.
 
2. Crepitación
de latidos
 
Mientras el hacendado ya en su asiento ríe y sirve, alargando sus rodillas y estirando sus brazos, expresa:
– Estas son mis hijas, don Pascual Danilo. Veremos si acompasan en el baile.
Tienen ambas un gran parecido, pero la mayor posee una belleza acaramelada, ojos vivaces y rasgos muy definidos. La menor de grandes ojos negros. Y el color capulí en su rostro es de un brillo tornasolado.
Después de los brindis, mi padre dirigiendo una mirada a la orquesta indica:
Vírgenes del sol.
Marcando el compás con un leve movimiento de cabeza y hundiendo luego su brazo para levantar el arco del violín, da la orden de empezar.
Unos bordones profundos de guitarra, de mandolinas y violines resuenen en la sala. Yo, con el bombo, sigo los acordes del fox incaico que, como una crepitación de latidos, desciende hasta los abismos y luego se eleva hasta los picachos más empinados.
 
3. Notas que yo jamás
había escuchado
 
Las dos muchachas salen hacia adelante, haciendo primero una honda inflexión y luego siguiendo la danza con un compás libre y ungido a la vez.
Avanzan con una actitud agraciada y ceremonial; con una faja de arco iris que cogen con una mano y, en la otra, un pañuelo que agitan en el aire.
Ambas tienen faldas negras con flecos de colores, cosidos a los bordes. Sus pantorrillas, al hacer los giros, se ven límpidas y perfectas.
Es tan hermoso el ritual, los pasos, los movimientos de sus brazos y el revuelo de sus faldas, que su padre las mira orgulloso.
Alzando su vaso en silencio el señor brinda con los maestros-músicos que tocando siguen la escena.
Todos están sorprendidos, fascinados, arrancando de sus instrumentos notas que antes yo jamás he escuchado.
A mi padre muy pocos hechos y asuntos llegan a satisfacerle plenamente. Cuando algo verdaderamente le conmueve, abstrae su mirada hacia el cielo raso de la sala, sin dejar de tocar y sin decir una sola palabra.
 
4. Se afinan
las mandolinas
 
Pero, yo le conozco bien, cuando algo le hace gozar muy en lo recóndito de su alma: se le acentúa un haz de arruguitas en torno a las sienes, que es para mí su sonrisa íntima, señal de que ocurre algo extraordinario dentro de él.
En dichos momentos la mirada se le va a las nubes, como si estuviese en un espacio y en un tiempo inalcanzable.
Esta vez cuando termina la pieza hay un silencio de arrobamiento.
– Bailan precioso las niñas, –se atreve a decir don Panchito Miñano, rompiendo el encantamiento.
– Nunca había sentido tan bella esta danza –acota, con la dulzura en sus ojos, y visiblemente entusiasmado, don Luchito Donet, que abraza a su mandolina.
Mientras los maestros se sirven y afinan otra vez sus mandolinas y guitarras, las dos hermanas han tomado asiento con los rostros arrebolados y siempre con el embrujo de sus ojos de ensueño mirando a lo alto.
Es hermosa la altivez de ambas, como vicuñas que erguidas otean el horizonte desde las cumbres intactas.
 
5. Sobre
los abismos
 
¡La pampa y la puna!
Dice con énfasis mi padre. Noto en su voz una inusitada agitación, rara dentro de su talante calmado y severo. ¡Tan inusitado es en él que deje trasparentar una emoción!
Nuevamente los instrumentos arremeten con fuerza, pero esta vez con una cadencia y profundidad que oprime el pecho. Desde la batería yo comprendo que todos somos arrollados por las aguas de un río turbulento y recóndito, por un destino solemne e inextricable.
Otra vez las hermanas avanzan al centro, bailando con un compás de mujeres que afrontan su designio; enlazándose y separándose con el ritmo de sus pasos.
Envolviendo la faja en sus cinturas, colgándola levemente en el extremo de sus hombros, juntando con ella sus caderas y dando ágiles vueltas, como si sortearan peligrosos remolinos.
Son dos flores y espigas de luces y colores primorosos pendiendo sobre los abismos.
– ¡Maravilloso! –musita esta vez don Julio Geldres, distendiendo su gesto adusto y retraído y a quien hasta ahora nunca lo había oído decir "ésta boca es mía".
 
6. Loco
y hechizado
 
– ¡Viva el Perú, carajo! –Se exalta con toda justeza el hacendado–. ¡Es grandioso nuestro pueblo! ¡Es único! –voltea a decirme convencido.
A mi padre se le han puesto los ojos como unos manantiales. Cuando para la música, al recibir su copa, la levanta verticalmente y vacía el licor directo a su garganta haciendo un ruido áspero y pleno.
Nunca lo había visto hacer eso. Pasa el puño por los labios mientras ordena:
India bella.
Trinan las mandolinas. Se hacen elevaciones y descensos en los diapasones de las guitarras. Los dedos vibran en las cuerdas de los violines, ¡y yo atrueno en el redoblante y en los platillos!
Me he puesto casi de pie para golpear el pedal del bombo, tamborilear hasta con los dedos de mis manos en el redoblante. Golpeo la madera de los aros de la tarola hasta con los codos.
Y con el envés de las baquetas hago volar los platillos, extrayendo sonidos de clarines y en otros momentos vagidos susurrantes. Definitivamente estoy loco y hechizado.
 
7. Mirar tan hondo
a la vida
 
La faja que ahora ellas levantan en el aire es de mil colores. Y las hermanas la cogen en lo alto, con las dos manos. Se empinan alzándola más arriba de sus cabezas. Ora dan saltos en fuga, ora son lentos y maternales; a ratos con la cabeza erguida, a ratos profundamente inclinadas hacia sus senos y vientres.
¿De qué oquedades aflora esa gracia y ese genio bravío? ¿Cómo es posible que surja repentina tanta belleza absolutamente perfecta?
He podido mirar en ese momento tan hondo a la vida, sentir su pulso y su talle. Y estos rostros de almendra, como frutos supremos de nuestros árboles, de nuestros campos y de nuestras peñas, ¿cómo es que han brotado?
¿Y al fondo, detrás, al infinito, el cielo que vuelve a crearse en una conflagración de ventarrones, truenos y arcos iris?
– ¿Este chico es su hijo, don Pascual? ¡Qué bien marca el compás y hace maravillas con la batería! ¡Es de oro puro, oiga usted!
 
8. Sus latidos
con mis latidos
 
Eso dice el hacendado con un talante cordial y transparente, mirándome orgulloso.
Es ese instante que siento como un fulminante esos ojos negros y lentos de la hija menor, que atraviesan mi pobre corazón totalmente inerme.
Desprevenido e ignorante yo de que pudieran haber relámpagos más intensos y enceguecedores que los que caen en las tempestades de febrero y de marzo.
– ¡El cóndor pasa! ¡El cóndor pasa!
Clama literalmente, esta vez sí obsesionado, mi padre.
Todos los instrumentos juntos se elevan como un viento huracanado, y ellas entonces sólo son alas y pañuelos en el firmamento, más allá de las paredes estremecidas de la sala de mi casa y más allá del cielo infinito.
He podido morir en ese vendaval, porque se pierde la tierra bajo mis pies. Todo se vuelve eternidad y el instante se convierte en una torcaza envuelta en miles de colores, que baila rozando sus alas con mis alas, sus latidos fundiéndose con mis latidos, su destino con mi destino, en el espacio infinito y en el relámpago crucial.
 
9. Bajo
la bóveda sideral
 
Cuando termina la música estamos exhaustos. Un silencio imponente nos embarga, pasmado más aún por el estallido de los instrumentos que han cesado tajantes.
Solo los rostros de las hermanas permanecen fulgurantes y diáfanos.
Y los ojos de la menor detenidos para siempre dentro de mis ojos, como si hubiera un misterio que me perteneciera desde el principio y el final del tiempo.
Los maestros tienen aún la mirada arrobada y húmeda de emoción cuando alzando nuevamente las copas el hacendado dice gravemente:
– ¡Brindemos!... ¡Por el Perú!
– ¡Por el Perú eterno! –dicen todos a una voz.
Terminados los saludos de despedida, el padre y sus hijas, que se echan unos pañolones a sus hombros, salen al frío y a la oscuridad de la calle empedrada bajo la bóveda sideral.
 
10. Encontré
esos ojos
 
Esta noche al irme a dormir, me sorprendo encontrarme vivo. Me lacera tanta felicidad. Siento ser dueño de algo inconmensurable que jamás he soñado ni imaginado que existiera en el mundo. Es una emoción profunda, mezcla de hondo dolor y de un gozo sin límites.
Aún escucho en mis tímpanos los sonidos agudos de los violines y el ritmo de esos pasos como cruzando precipicios. Como si la ternura se atreviera a retar y vencer lo aciago de la vida, del destino y de la muerte.
Hoy amaneció radiante y he salido a mirar largamente los balcones de recios balaustres de la casa grande y vetusta que tiene la hacienda Tulpo en el pueblo de Santiago de Chuco.
Varias veces paso delante de sus ventanales y cuando me decido a regresar, al voltear la esquina y alzar la mirada, en uno de ellos encuentro esos ojos negros en ese rostro encantado.
Es ella, envuelta en un pañolón verde oscuro que hacen su frente y sus mejillas más encendidas todavía, con un mechón de su cabello que cae hacia un costado.
 
11. Nunca
acaban
 
– ¡Hola! –digo, ahogándome.
– ¡Hola! –contesta sonriente. Y después de unos segundos interminables pregunta–. ¿Cómo estás?
– Bien. Y tú, ¿siempre vienes a Santiago de Chuco?
– Siempre. Pero mañana ya nos vamos.
– ¿Y volverán pronto por aquí?
– Ya no. Y a mí me da pena. –Y se queda en silencio mirándome. Y yo mirando no sé qué, quizá lo simple y fatal.
Hay vértigos y precipicios en que el ave venturosa del destino aletea sobre nuestras cabezas, pero no tiene dónde posarte, porque debajo hay un torrente incontenible que todo lo envuelve y sepulta.
Sobre ellos se erigen soplos, alientos, temblores o quietudes que son una eternidad, de una lentitud inacabable en la tarde silente y lluviosa.
O miradas que nunca acaban, ni con el fin del mundo.
 
12. Inabarcable
camino
 
Esta noche hasta altas horas de la madrugada está encendida mi lámpara. Y he escrito una carta de amor ferviente y exaltado. Cada detalle que veo o sonido que escucho a esta hora, es nítido y sublime.
Tengo ganas de despertar y abrazar a todos, de ser bueno y generoso con la crisálida que a esa hora se posa en el vidrio de mi ventana, con la herida en la pared que deja ver el adobe carcomido.
Ser bueno con el gusano que horada la madera de la mesa donde escribo, con las estrellas de la noche hacia donde me asomo tratando de entender algo de la inmensidad del universo.
He vislumbrado lo bello y lo cierto. Sus ojos son mi largo e inabarcable camino. Su rebozo y su falda son mi abrigo bienhechor y mi defensa perfecta.
Hoy día es sábado y a mediodía salimos del colegio por la calle del campanario. Nos hemos detenido a conversar un grupo de amigos en esta esquina de la Plaza de Armas, frente al local del Municipio.
– ¡Mira, es la camioneta del hacendado de Tulpo! –dice Octavio.
 
13. El
relámpago
 
Disimulo como puedo mi sobresalto.
– Está viajando con sus hijas a Estados Unidos, ¿sabes? No quiere que estudien aquí. –Acota Tito.
El vehículo se detiene frente al correo. Baja el hacendado y con pasos largos entra a la oficina.
¡Luego baja ella y avanza a la vereda que contornea la plaza! Y, pronto, la sigue la hermana mayor.
– ¡Mira! ¡Qué bonitas son! –Dice Isidro embelesado.
– Parecen vicuñas. –Acota tímidamente César.
Visten casacas y faldas ceñidas y unos pañuelos de colores intensos se mecen en sus cuellos.
Pronto vuelve el padre introduciendo en sus bolsillos unos papeles. Arranca el motor de la camioneta y antes que ella entre por última vez el relámpago atroz y lento de esos ojos negros se eternizan para siempre en mis ojos.
 
14. Prontos
a desbordar
 
– ¡Oye, has visto cómo te ha mirado hasta aquí esa chiquilla! Acaso, ¿te conoce?
Yo me despido casi sin hablar, por el nudo que me oprime la garganta.
Al subir hacia mi casa avanzando por la esquina del Convento me encuentro con Alberto quien me pidió que le escribiera una carta de amor para Estela, de quien está enamorado. Ahora otra vez me insiste.
– ¿Y, por qué crees que yo podré escribirla? –interrogo abstraído y aún mirando las aguas feroces y turbulentas de ese río que es el destino.
– Porque tú eres poeta pues.
– Mira. –Le digo, para que no siga hablando­–. Aquí está, ya la tengo hecha.
– ¡Ya ves! –Y, asombrado pregunta– Y, ¿desde cuándo la tenías escrita?
No le respondo por los manantiales prontos a desbordar en que se han convertido mis ojos.
 
15. El temblor
de mis latidos
 
Días después me habla:
– Gracias hermanito. Tu carta ha sido decisiva y ya la convenció. Pero primero me ha preguntado si yo la había escrito y le he dicho: ¿Y quién más puede sentir tanto amor y cariño como yo hacia ti? ¡Bueno!, me contestó, si tu cariño es así entonces te acepto. Ahí sentí que el cielo se me abría grande y luminoso y mi pensamiento corrió hacia a ti, poeta, para agradecerte por haberme escrito esa carta.
Alberto y Estela con el tiempo se casaron en Santiago de Chuco y formaron un lindo hogar. Me hicieron padrino de su primer hijo y ella me preguntó un día:
– ¿Alberto escribía en el Colegio? ¡Porque fue con una carta que conservo cómo él me conquistó! Esa carta la releo siempre. ¡Qué hermosa es! ¿Quieres leerla?
– No, Estela. –Le dije–. ¡No!
– ¿Por qué? –Me acosa mirándome a los ojos–. ¿Esa carta es tuya, no es cierto? ¿Para quién la escribiste?
Ella sabe, por lo menos, que esa carta estuvo en el bolsillo de mi pecho, donde la tuve guardada.
Debe ella haber sentido que se agita en ella aún el desvelo de mi corazón y todo el temblor de mis latidos.
 
*****
 
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
 
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
*****
 
CONVOCATORIA
 
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
 
TELÚRICA DE MAYO, 2016
 
LIMA:
MARTES 24
 
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
 
OTUZCO
JUEVES 26
 
HUAMACHUCO
JUEVES 26
 
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
 
CACHICADÁN
DOMINGO 29
 
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
 
*****
 
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 

 
 
 

 

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog