sábado, 7 de octubre de 2017

Nathalie Cardone Comandante Hasta Siempre Che Guevara

Haya y Mariategui- Expositor Antonio Zapata

JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI- Serie Maestros de América Latina

JOSE LUIS AYALA : Carta de P.P. Kucznski.


-
 SEGUNDA CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, SEÑOR PEDRO PABLO KUCZYNSKI.
Señor presidente:
    Permítame decirle con que está usted absolutamente equivocado cuando se refiere a un posible indulto, llámale como lo llame, a favor del encarcelado ex presidente y súbdito japonés Alberto Fujimori Fujimori. Usted dijo: "Estamos hablando de la salud, no estamos hablando de perdonar a nadie". Significa que podría usar ese discutible razonamiento para otorgar un ilegal indulto. Como si no le interesa la salud de tantos presos ancianos para que no mueran en las cárceles ha dicho: "Seguimos con mucho cuidado la salud de la gente interna de edad, que sean el señor Alberto Fujimori u otros. O sea, que tenemos que tener cuidado. No quiero un nuevo Leguía".
    Las circunstancias históricas y personales entre Leguía y Fujimori son diametralmente distintas y no es posible compararlas. No solo es un error grave cotejar   acontecimientos de distintos escenarios políticos, sino que además resulta una aberración histórica como jurídica. Cuando se trata de historia en referencia a un hecho y se quiere relacionar con otro diferente, es preciso tener cuidado, pero además es necesario tener conocimiento fehaciente. No se pueden ver ni apreciar antojadizamente los hechos sin el debido análisis dialéctico, menos tratar de desconocer el concepto de la larga duración de la historia.
    Sus asesores de imagen, que parece le aconsejaran muy mal o no los tiene, deberían decirle que cuide su lenguaje, que no suelte así no más expresiones tan variadas, desacertadas, inoportunas y a veces cachacientas. Su híbrida sonrisa no puede reemplazar a ideas de un mandatario, a un estadista con falta de argumentos intelectuales sólidos, para transmitir lo que por momentos trata de comunicar.
   Quienes hemos trabajado en la administración pública en comunicación e imagen, sabemos que al titular del pliego, además de entregarle una diaria información inteligente, se le alcanza un pliego de sugerencias ante posibles temas y preguntas de periodistas. Pero sobre todo, las posibles respuestas que se podrían dar debidamente documentadas. ¿Por qué nadie de su entorno, no le aconseja que piense antes de hablar y no cometa tantos errores de conceptos jurídicos?  Deberían informarle adecuadamente qué es un indulto humanitario para que usted no se equivoque tanto. O es que no escucha y cree que muchas personas ignoramos lo que realmente sucedió y en qué circunstancias murió Leguía.  
    En 1929 se produjo una grave crisis en la economía peruana, los empleados públicos, maestros y trabajadores fueron los más afectados por lo que encabezaron las primeras protestas. El ejército expresó su descontento, la corrupción generalizada en el Estado alcanzó grandes niveles de escándalos. Pero los hechos colmaron la paciencia popular cuando se firmaron los vergonzosos tratados con Chile y Colombia. Hasta que el comandante Luis Miguel Sánchez Cerro, el 2 de agosto de 1930 propició un golpe de estado y el 25 la guarnición de Lima pidió la renuncia de Leguía. Sánchez Cerro inauguró un período neofascista que dura hasta ahora. Leguía fue embarcado en el BAP Almirante Grau con destino a Panamá. Sin embargo, los líderes exigieron su prisión y ordenaron regresar al buque. Leguía fue llevado a isla de El Frontón y luego trasladado al Panóptico. Anciano, enfermo e incomunicado fue atendido por su hijo Juan Leguía Wayne. Al agravarse la bronconeumonía y enfermedad de la próstata, fue evacuado al Hospital Naval del Callao donde efectivamente falleció el 6 de febrero de 1932.
    Cuando usted dice: "Seguimos con mucho cuidado la salud de la gente interna de edad, que sean el señor Alberto Fujimori u otros. O sea, que tenemos que tener cuidado. No quiero un nuevo Leguía". Trata usted de afirmar que Leguía murió en la cárcel y eso no es verdad. Leguía no compadeció ante los Tribunales de justicia del Perú, debido a las circunstancias históricas. Además, es preciso tener en cuenta que debió haber sido juzgado. En cambio el súbdito Alberto Fujimori, ha tenido el debido proceso, una adecuada defensa y recibido con razón una condena de veinticinco años por delitos de lesa humanidad. Si se juzgaba a Leguía hubiera sido igualmente condenado por actos de corrupción, crímenes y delitos políticos.
    Señor presidente Pedro Pablo Kuczynski: Fujimori no es preso cualquiera. Debe cumplir la condena que le impuso un Tribunal de justicia absolutamente imparcial, incuestionable. A usted lo están atarantando los Bererriles, los cancerberos de Fujimori y Aguinaga miente. Kenky Fujimori lo visita para ablandarlo, la prensa corrupta neofascista y empresarios beneficiados por el fujimorismo, aprovechan sus graves errores. Fujimori no tiene una enfermedad terminal, el tumor de la lengua no es nada, hay presos con cáncer que han pedido un indulto humanitario  y no se les ha concedido.
    ¿No sabe acaso por qué razones está preso? Le recuerdo que fue condenado por las muertes en Barrios Altos, La Cantuta y secuestros. Fue procesado por la justicia peruana y recluido en la Diroes, después que la Corte Suprema de Chile aprobó su extradicción a pedido del Poder Judicial. El 11 de diciembre del 2007 se dictó la primera sentencia de 6 años de prisión por usurpación de funciones, acción destinada a desaparecer los vladivideos. La segunda sentencia se dictó el 7 abril del 2009. Ese juicio sirvió para imponerle 25 años de prisión por asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle y 15 personas en Barrios Altos, entre ellas un niño de ocho años. Ese juicio incluyó los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y Manuel Dyer en 1992. En el mismo año fue sentenciado a 7 años y 6 meses de cárcel por el delito de peculado al haber reconocido que extrajo de 15 millones de dólares del erario nacional para entregarlos a Vladimiro Montesinos.  
    La cuarta condena fue en el 2015 por corrupción y espionaje telefónico, el pago a medios de comunicación y compra de congresistas, se le impuso seis años de prisión y una reparación civil a cada víctima. La Cuarta Sala Penal Liquidadora lo sentenció el 8 de enero de 2015 a ocho años de prisión por desviar fondos de las Fuerzas Armadas y del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), para financiar a los 'diarios chicha' que auparon su segunda candidatura presidencial en 1995.
   Pero falta resolver un caso de homicidio calificado y uno de peculado. Deber ser  enjuiciado por el presunto homicidio en calidad de autor mediato por el crimen de seis personas, a cargo del Grupo Colina en Barranca en 1992. No solo eso, sino  el presunto peculado en calidad de cómplice primario, por la autorización de entrega de cerca de un millón de dólares a un amigo a fin de que adquiera terrenos en 1996, en el proyecto Chavimochic (La Libertad).
    Cuando dijo usted: "hay que voltear la página", la reacción del pueblo peruano en contra de un posible indulto a Fujimori fue inmediata. Además soltó otra desconcertante expresión: "es un caso médico y humanitario". ¿En qué país vive? ¿Acaso no ha visto la gran movilización que causó sus desacertadas expresiones? ¿Por qué no contesta cuando las madres de los asesinados estudiantes de la Cantuta preguntan dónde están sus restos humanos? ¿Acaso no sabe que por lo menos hasta ahora no han nacido 30,000 mil niñas y niños a causa de las esterilizaciones forzadas?
    Andrés de Santa Cruz tuvo la valentía de no perdonarle la vida a Felipe Santiago Salaverry, que 1835 derrocó al presidente constitucional Luis José de Orbegoso. Le declaró la guerra a la Confederación Perú-boliviana y ordenó el fusilamiento del correcto comandante Valle Riestra. Salaverry murió fusilado al haber  sido condenado después de un debido proceso sumario. Pero Santa Cruz se equivocó al no haber fusilado a todos los peruanos que se aliaron a las tropas del Ejército Restaurador Perú-Chile chilenas y firmó el Tratado de Paucarpata, el 17 de noviembre de 1837. Las tropas del general Blanco Encalada, invadieron al Perú por acuerdo del Congreso de Chile pero fueron derrotadas y aniquiladas. Desgraciadamente Santa Cruz permitió su retirada con la promesa de no regresar más al Perú. Todo error en una guerra y en la paz se paga muy caro, siempre.
    Usted señor Pedro Pablo Kuczynski, es evidente que no se ha puesto a pensar en las graves consecuencias históricas que traería un posible indulto al súbdito Alberto Kenya Fujimori Fujimori. No imagina el grave daño que nos haría a millones de peruanos de ahora y a quienes nacerán en los próximos siglos. Usted como Fujimori se irán del país, ambos tiene raíces ancestrales distintas a nosotros, corriente sanguínea y ADN ajeno a millones de peruanos que nos sentimos orgullos de un pasado glorioso. Fujimori saldría a disfrutar de una incalculable fortuna sin pagar ni un centavo de reparación civil al Estado. La agrupación política que lidera crecería y querría gobernar por los menos veinte años. No nos haga ese daño.
    A la gran mayoría de peruanos no nos gusta la forma como gobierna usted. Pero con seguridad que no terminaría su mandato en caso de indultar a Fujimori, causaría una gran convulsión social. Además sería un acto de traición y contra las normas jurídicas internacionalmente consagradas. De una vez por todas diga que no procede el indulto y acabe con tanta incertidumbre. Atentamente.    José Luis Ayala.     DNI: 07201436.   

        

Sucedió en el Perú: José Carlos Mariátegui

BOLCHEVISMO - MARIÁTEGUI - SOCIALISMO


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Colectivo Perú Integral <cperuintegral@gmail.com>
Fecha: 7 de octubre de 2017, 8:03
Asunto: BOLCHEVISMO - MARIÁTEGUI - SOCIALISMO
Para:


BOLCHEVISMO - MARIÁTEGUI - SOCIALISMO

I
         En un lapso de 128 años entre una y otra, dos revoluciones de importancia mundial marcan el paso de la humanidad, del modo de producción feudal al modo de producción capitalista la primera, y el paso del modo de producción capitalista al modo de producción socialista la segunda. Ambas tuvieron sus aciertos (una desarrolló el sistema métrico decimal, otra realizó el primer vuelo espacial), ambas tuvieron sus errores y retrocesos. Pero nadie puede negar la necesidad, importancia e influencia de la primera, y mucho menos la necesidad, importancia e influencia de la segunda.
         En 1789 triunfó la Revolución Francesa. Para ello, el análisis básico previo se expresó en la labor teórico-práctica de los Enciclopedistas. Derrocó a la monarquía feudal absolutista, impuso el terror rojo, la guillotina, se expandió por Europa y cimentó el desarrollo capitalista. Pero temporalmente restauró la monarquía con Napoleón. Así, hasta la guerra franco-prusiana de 1870 y la histórica Comuna de París de 1871
         En enero de 1848 había aparecido el MANIFIESTO DEL PARTIDO COMUNISTA, creación genial de Marx-Engels. Pero la guerra interna de febrero en Francia y Alemania acabó con el Partido (Liga) Comunista. En 1850, analizando La lucha de clases en Francia, de 1848 a 1850, señala Marx que "El 27 de enero habían festejado la Montaña y los socialistas su reconciliación; en el gran banquete de febrero de 1849, reafirmaron su decisión de unirse. El partido social y el demócrata, el partido de los obreros y el de los pequeños burgueses se unieron para formar el partido socialdemócrata, es decir, el partido rojo". Así surgió el nuevo partido proletario.
         En 1903, apenas fundado ese partido en Rusia se dividió en dos facciones: menchevique (minimalista, reformista), y bolchevique (maximalista, revolucionario) En 1905 cayó derrotada la primera revolución rusa, pero fue considerada por Lenin como "ensayo general", pues de ahí surgió el Soviet (Consejo) al que analizó como la versión rusa de la Comuna de París, base clave para la organización del nuevo tipo de Estado.
         En 1917 este Partido Obrero Socialdemócrata Ruso-bolchevique llevó a la victoria a la Revolución Rusa (25 de octubre en el Calendario Juliano que regía en Rusia, 7 de noviembre en el Calendario Gregoriano que regía en Occidente). Para ello, el análisis básico previo se expresó en la labor teórico-práctica de connotados teóricos del marxismo como Plejanov. Pero fue Lenin quien con su labor teórico-práctica orientó el proceso revolucionario ruso, en un país de mayoría campesina sierva y de dominio feudal zarista ya anacrónico. Lo evidencian cuatro libros fundamentales: El desarrollo del capitalismo en Rusia, El Estado y la Revolución, El Imperialismo como etapa superior del Capitalismo, Qué Hacer. Al demostrar que el capitalismo ya se abría paso en Rusia, abría las puertas a la revolución proletaria. Al sistematizar la experiencia marxista acerca del Estado y mostrar al imperialismo como etapa superior del capitalismo abría las puertas al Estado socialista. Y al analizar la necesidad del partido señalaba ejemplarmente que la organización decuplica las fuerzas: "dennos una organización de revolucionarios y removeremos Rusia desde sus cimientos"
         En 1918, tras cuatro años de sangrienta destrucción terminaba la I Guerra Mundial. Surgió la III Internacional (1919-1943), base para la difusión internacional de la Revolución Proletaria. Internamente la naciente URSS se dedicaba a la construcción del socialismo liberando sus fuerzas productivas. Para ello se basó en sus propias fuerzas, en la cooperación de internacionalistas proletarios de todo el mundo, en acuerdos internacionales oficiales para su industrialización, en el trabajo de inteligencia para obtenerla. Pero el atraso del país, la destrucción durante la I-GM, el acoso de la reacción capitalista, llevaron a Lenin a implantar la Nueva Política Económica NEP en 1921, que precisó las tareas en un país atrasado y con fuertes rezagos feudales.
         Externa e internamente la URSS no tuvo años de paz sino todo lo contrario. Sin lograr reponerse de un atentado fallece Lenin en 1924. Al surgir en 1928 el Primer Plan Quinquenal comenzó la metódica construcción del país en todos sus aspectos. Pero igualmente se acentuaron los preparativos para la agresión externa (fascismo, nazismo, democracia imperialista yanqui) En 1931 Stalin, continuador de Lenin, insistiendo en la construcción del país pese a toda dificultad, señaló muy gráficamente: "Marchamos con un atraso de cincuenta a cien años respecto a los países adelantados. En diez años tenemos que salvar esta distancia. O lo hacemos, o nos aplastan". Diez años después, la batalla de Stalingrado, que definió el curso de la II-GM, le daba plena razón.
         Finalizando la II-GM, 1945, la URSS cedió al pueblo chino el parque militar del derrotado ejército nipón, colaborando a la victoria de la Revolución China de 1949 (lograda con el gran aporte teórico-práctico de Mao Zedong, y que en cinco décadas de construcción logró superar cinco siglos de rezago respecto a Occidente). Apoyó la Revolución Cubana. Apoyó la Guerra de Vietnam contra el agresor yanqui (que firmó su derrota en 1976). Apoyó las luchas reivindicativas en todo el mundo.
         Pero con la NEP se archivó el Estado tipo Comuna y la URSS devino Estado burocrático-militar, hasta su implosión en 1991
II
         El triunfo de la Revolución Rusa estremeció el mundo entero, y Nuestra América Nativa no fue la excepción. En Perú se desarrollaron acalorados debates acerca de la revolución bolchevique, el socialismo, el comunismo. José Carlos Mariátegui (JCM, 1894-1930), joven periodista autodidacta, participó vivamente en ellos. Ante las acusaciones de concomitancia con la Revolución Rusa, escribió Maximalismo Peruano y fijó su posición: "Bueno, pues, muy bolcheviques y muy peruanos, pero más peruanos que bolcheviques" (30.12.17). Así marcó la característica esencial del Socialismo Peruano. El socialismo es internacional por su contenido y nacional por su forma.
         En 1918 logró publicar la revista Nuestra Época. En su nº 1: El deber del Ejército y el deber del Estado; en su nº 2: La reorganización de los grupos políticos. Con ellos analiza el Estado burocrático-militar peruano. Suprimida la revista, en 1919 logró editar La Razón (mayo-agosto), diario con miles de ejemplares vespertinos apoyando la lucha por las 8 horas, la reforma universitaria. Suprimido, en octubre su director JCM fue exiliado a Europa donde hizo su "mejor aprendizaje" (1919-1923)
         Al regresar se reintegró vivamente en el proceso revolucionario peruano. Desarrolló una serie de conferencias acerca de la Historia de la Crisis Mundial. Ahí declaró ser "partidario antes que nada del frente único proletario". Trabajó intensamente por la organización partidaria. En 1926 editó la célebre revista Amauta, y en 1928 sus 7 Ensayos, el periódico Labor. Y en siete años logra desarrollar su labor teórico-práctica. Su obra escrita fundamental, editada por él y después por su familia y por estudiosos y activistas del Socialismo Peruano, se puede centrar en DEFENSA DEL MARXISMO, 7 ENSAYOS DE INTERPRETACIÓN DE LA REALIDAD PERUANA, IDEOLOGÍA Y POLÍTICA, INVITACIÓN A LA VIDA HEROICA.
         Defendió ardorosamente la revolución rusa ante la propaganda negra de presentarla como "expresión de barbarie oriental", señalando que "con la Revolución Rusa ha comenzado la revolución social"; que Marx inició "un nuevo tipo de hombre de acción y de pensamiento"; que "el secreto de Lenin está precisamente en su facultad de continuar su trabajo de crítica y preparación, sin aflojar nunca en su empeño, después de la derrota de 1905, en una época de pesimismo y desaliento"; que "Marx y Engels realizaron la mayor parte de su obra, grande por su valor espiritual y científico, aun independientemente de su eficacia revolucionaria, en tiempos que ellos eran los primeros en no considerar de inminencia insurreccional. Ni el análisis los llevaba a inhibirse de la acción, ni la acción a inhibirse del análisis"
         Si desde antes se conocía la teoría de la nación ya formada, en sus 7 Ensayos presenta su teoría de la nación en formación. Primero analiza la base del país, constatando "La etapa en que una economía feudal deviene, poco a poco, economía burguesa. Pero sin dejar de ser, en el cuadro del mundo, una economía colonial", y señala que "El régimen de propiedad de la tierra determina el régimen político y administrativo de toda nación." Analizando la superestructura, al exponer la educación socialista para el trabajo señala que "El destino del hombre es la creación. Y el trabajo es creación, vale decir liberación. El hombre se realiza en su trabajo". Sin duda, es el más profundo pensamiento del más universal de los peruanos. Continuando su exposición, en el proceso de la literatura plantea las etapas de la formación nacional: "un período colonial, un período cosmopolita, un período nacional". Y culmina su obra señalando que "Mi trabajo pretende ser una teoría o una tesis y no un análisis"
         Polemizando acerca de la realidad política, en 1927 había señalado que "No es mi ideal el Perú colonial ni el Perú incaico sino un Perú integral", y precisó el concepto con "un Perú nuevo en el mundo nuevo" y que "La reivindicación que sostenemos es la del trabajo. Es la de las clases trabajadoras". Analizando la cuestión agraria señala que "El 'Ayllu', célula del Estado incaico, sobreviviente hasta ahora, a pesar de los ataques de la feudalidad y del gamonalismo, acusa aún vitalidad bastante para convertirse, gradualmente, en la célula de un Estado socialista moderno". Y ya en 1928, 7 de octubre, queda constituido el Partido Socialista del Perú, con sus Principios Programáticos donde respecto al ayllu aclara que "no significa en lo absoluto una romántica y anti-histórica tendencia de reconstrucción del socialismo incaico, que correspondió a condiciones históricas completamente superadas"
         A fines de 1929 el gobierno suprime Labor, asalta la casa de JCM pretextando un "complot comunista". Su salud decae. Un escritor en 1930 recuerda que JCM, el 25 de marzo en una carta señalaba que "la única manera de combatir consistía en integrar el Partido Socialista, el cual se había constituido ya". Fallece el 16 de abril, y la inmensa muchedumbre que lo condujo al cementerio fue la demostración de que "el primer gran partido de masas y de ideas de toda nuestra historia republicana" estaba ya constituido. Un joven militante, Moisés Arroyo Posadas, en número póstumo de la revista Amauta declara: "Reivindicamos, ante todo, para nuestro primer teórico marxista su puesto de combatiente de la revolución socialista", pues fue "un militante consciente del socialismo marxista. Había reclamado un puesto responsable en la lucha social. Y si algún mérito hay que reclamar para la obra de Mariátegui es éste precisamente y es seguramente el mejor elogio que puede hacerse de él. Mientras Mariátegui metió toda su sangre en sus ideas, mientras su vida y su obra constituyeron un único proceso, todos los intelectuales pequeño-burgueses, que sirven a la feudalidad tanto como el capitalismo llorarán su muerte pero no realizarán su obra". Y resaltó su constante "invitación a la vida heroica", testimonio de vigencia plena en la actualidad.
         Luego de su fallecimiento, la organización cambió de nombre por Partido Comunista, que después cayó en el browderismo. Su obra fue desechada. Pero lustro tras lustro fue recuperada, editada, estudiada, sistematizada. Sus 7 Ensayos llegan a más del millón de ejemplares. Ahora las nuevas oleadas de activistas NOA trabajan por hacer realidad su crítica y preparación, su Socialismo Peruano, su Perú Integral.
III
         1.- Con el materialismo marxista el socialismo pasó de la utopía a la ciencia. Por eso parte del análisis concreto de la realidad concreta. En su Discurso Fúnebre, Engels señala que: "Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana: el hecho, tan sencillo, pero oculto bajo la maleza ideológica, de que el hombre necesita, en primer lugar, comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión, etc." Y después agrega: "Pero no es esto solo. Marx descubrió también la ley específica que mueve el actual modo de producción capitalista y la sociedad burguesa creada por él. El descubrimiento de la plusvalía iluminó de pronto estos problemas, mientras que todas las investigaciones anteriores, tanto las de los economistas burgueses como las de los críticos socialistas, habían vagado en las tinieblas." (1883, 17 de marzo)
         Es la clave para entender el desarrollo social.
         2.- En Contribución a la crítica de la economía política, Marx señala que "Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso de producción social. No se trata aquí de un antagonismo individual, sino de un antagonismo que nace de las condiciones sociales de existencia de los individuos; pero las fuerzas productivas que se desarrollan en el seno de la sociedad burguesa crean al mismo tiempo, las condiciones materiales para resolver este antagonismo. Con este sistema social termina, pues, la prehistoria de la sociedad humana." (Enero, 1859)
         Ahora estamos viviendo este paso trascendental, de la prehistoria a la historia.
         3.- El modo de producción capitalista también comenzó liberando las fuerzas productivas (crecimiento-desarrollo-progreso)
         Pero el límite de todo modo de producción no es externo sino interno. Marx lo analizó en El Capital (1867-85-94). De esta grandiosa obra sólo logró editar el T.1. Los otros dos fueron editados por Engels según los esquemas de Marx y sus borradores, respetando en todo lo posible los originales. El T.1 culmina con un completo análisis de EL PROCESO DE ACUMULACIÓN DEL CAPITAL y su Ley general de la acumulación capitalista, 183 páginas. El T.2, termina con LA ACUMULACIÓN Y LA REPRODUCCIÓN EN ESCALA AMPLIADA, ¡pero sólo 30 páginas!. Muy incompleto, como lo hizo notar Rosa Luxemburgo en su célebre La Acumulación del Capital (1912, 1916). Pero en el T.3 Marx alcanzó a señalar, en la LEY DE LA TENDENCIA DECRECIENTE DE LA CUOTA DE GANANCIA, que "El verdadero límite de la producción capitalista es el mismo capital, es el hecho de que en ella, son el capital y su propia valorización lo que constituye el punto de partida y la meta, el motivo y el fin de la producción; el hecho de que aquí la producción sólo es producción para el capital y no a la inversa, los medios de producción simples medios para ampliar cada vez más la estructura del proceso de vida de la sociedad de los productores.", y que "Por consiguiente, si el régimen capitalista de producción constituye un medio histórico para desarrollar la capacidad productiva material y crear el mercado mundial correspondiente, envuelve al propio tiempo una contradicción constante entre esta misión histórica y las condiciones sociales de producción propias de este régimen."
         A este límite interno se ha llegado con el paso del industrialismo al financierismo, a la bancocracia. El cierre de Liverpool en el Reino Unido, de Detroit en EUA son muestra evidente.
         4.- El Estado capitalista surgió con una doble función: de domino y de servicio. Para uno tiene sus fuerzas armadas (ejército, policía política); para otro, su aparato burocrático (parlamento, elecciones). En Perú actúan como ejército de ocupación, y como elecciones medio de engaño. Ambos supeditados al imperio yanqui con su Escuela Militar y su Sicología Social del "mal menor" con su "terapia de shock"

         Marx en 1871 señala que la Comuna de París inició un nuevo tipo de Estado:

Estado Feudal
Estado Capitalista
Estado Socialista
Derechos señoriales
Ejército permanente
Pueblo en armas
Privilegios locales
Policía política
Milicia civil
Privilegios municipales
Burocracia estatal
Administración técnica
Monopolios gremiales
Clero oficial
Estado ajeno a todo culto
Códigos provinciales
Magistratura servil
Magistratura poblana

         ¿Se ha hecho realidad este Estado socialista?. En 1939 Stalin declaró que "Para derrocar el capitalismo hubo necesidad, no sólo de derrocar a la burguesía del Poder, no sólo de expropiar a los capitalistas, sino también de demoler totalmente la máquina estatal de la burguesía, su viejo ejército, su burocracia, su policía, y colocar en su lugar un nuevo sistema estatal, el sistema estatal proletario, el nuevo Estado socialista. Como es sabido, fue precisamente así como procedieron los bolcheviques. Pero de esto no se desprende, en absoluto, que el nuevo Estado, el Estado proletario no pueda conservar ciertas funciones del viejo Estado, modificadas de acuerdo con las necesidades del Estado proletario" (X Congreso del Partido). Por un lado, el Soviet quedó para el pueblo pero no del pueblo. Y el Ejército Rojo, glorioso sin duda, fue ejército regular y no pueblo en armas, y por eso al final sólo tuvo que cambiar de color. Y, algo muy importante, no se pudo resolver la crucial disyuntiva multipartidismo-bipartidismo-monopartidismo-apartidismo.
         Es que sin resolver el problema de la base, no hay cómo resolver el problema de la superestructura. Y esto requiere un largo período de crecimiento-desarrollo-progreso.
         5.- Ante la guerra franco-prusiana, previa a la Comuna de París, Marx declaró que los gestos fraternales de los obreros francos y prusianos demuestran que "frente a la vieja sociedad, con sus miserias económicas y su delirio político, está surgiendo una sociedad nueva, cuyo principio de política internacional será la paz, porque su gobernante nacional será el mismo en todas partes: ¡el trabajo!. La precursora de esta sociedad nueva es la Asociación Internacional de los Trabajadores." (Julio, 1870)
         De hecho, toda la literatura marxista, toda la actividad socialista gira en torno al trabajo. Engels reflexionó reiteradamente en este punto. No terminó su estudio específico al respecto (El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre, parte de su gran contribución Dialéctica de la Naturaleza), pero terminó su Ludwig Feuerbach… (1886) señalando que "La nueva tendencia, que ha descubierto en la historia de la evolución del trabajo, la clave para comprender toda la historia de la sociedad, se dirigió preferentemente, desde el primer momento, a la clase obrera y encontró en ella la acogida que ni buscaba ni esperaba de la ciencia oficial."
         Esta historia tiene dos hitos. La primera división del trabajo es entre varón y mujer (en la familia, tribu, comunidad). En 1844 Engels-Marx bien nos recuerdan con Fourier que "el grado de emancipación femenina constituye la pauta natural de la emancipación general". (La Sagrada Familia). Se ha avanzado mucho al respecto pero aún falta buen trecho para la emancipación integral de la "esclava del esclavo"
         El otro hito es muy pero muy actual. El hombre inventó sus medios de trabajo, entre ellos la máquina, que ha evolucionado hasta la presente cuarta revolución industrial. En su muy actual Derecho a la Pereza (1880), Paul Lafargue, basándose en el postulado de Marx de que "detrás del derecho al trabajo está el poder sobre el capital, y detrás del poder sobre el capital, la apropiación de los medios de producción, su sumisión a la clase obrera asociada y, por consiguiente, la abolición tanto del trabajo asalariado como del capital y de sus relaciones mutuas" (1850 La lucha de clases en Francia), plantea que "la máquina es la redentora de la humanidad" al pasar a ser propiedad social.
         El socialismo, la humanidad toda, están ya frente a este histórico doble objetivo, lo que se expresa en la consigna vivamente actual de Rosa Luxemburgo: SOCIALISMO O BARBARIE.
         Por eso, si la Comuna de París duró 70 días, si la URSS duró 70 años, la próxima experiencia bien puede durar 70 lustros ¡Y SEGUIR ADELANTE!
                                                                           Ragarro
                                                                           07.10.2017

COLECTIVO PERÚ INTEGRAL
07 de octubre de 2017


lunes, 25 de septiembre de 2017

Julio Moguel : Los sismos profundos de la patria...


Los sismos profundos de la patria
Julio Moguel

I
El caudaloso éxodo que se generó de las calles céntricas hacia el sur de la Ciudad de México, por la Calzada de Tlalpan, parecía la huida a pie de aquellos miles de miles que pueden verse en cualquiera de esos videos –hoy muy a la mano, por los favores del Internet– en los que una numerosa población de un país en guerra se aleja o huye de algún bombardeo. Entre esos miles de miles, quien esto escribe caminaba a paso regular para ver si era posible llegar al departamento que renta en Coyoacán para saber si su familia había salido con bien de lo que aquí no era un bombardeo sino un tremendo terremoto. El sismo había llegado con puntualidad a las 13.14 horas del 19 de septiembre, con registro de 7.1 grados en escala de Richter, de menor magnitud que aquél del 85, pero de una mayor intensidad (suele confundirse la magnitud de un sismo con su intensidad).
"Un baño de multitud", diría Charles Baudelaire para clasificar ese sumergirse entre tantos transeúntes sin que nadie sepa quién es quién pero que en el anonimato resultante encuentran un sentido y una lógica distinta de la vida. En este caso el de la reducción de todo lo que encuadra una existencia, con sus sentires, afanes y proyectos, a casi un único objetivo: llegar "a casa" lo más pronto posible para saber si no ha pasado nada; si no hay tragedias personales de por medio; si a quienes se ama en el círculo de vida más cercano se encuentran a salvo ante los estragos de la impresionante sacudida. Porque los celulares no funcionan o funcionan mal, y no se sabe o no se puede saber por dicha vía cuál es o cuál puede ser la situación que prevalece en el lugar en que se habita o en la escuela de los hijos.
El éxodo de la Calzada de Tlalpan fue uno de los cientos de movilizaciones similares que se dieron en toda la ciudad. Y en una buena parte de ellas, mientras se apresuraban los pasos, fueron apareciendo rastros del desastre: edificios colapsados al cien, otros a medias, y otros con rasgaduras o muestras de alguno de esos daños en apariencia menores que suelen no importar para el registro estadístico del asunto.
Pero hablar de este específico "baño de multitud" tiene una connotación un poco distante a la que enamoraba tanto a Baudelaire o a De Quincey: el Yo inmerso en el anonimato de los comunes movilizados –quien esto escribe– no era el observador habilitado que en el privilegio de su "no ser visto por nadie" puede armar con la pluma alguna historia de interés sobre el paso de "esa persona que pasa"; o adivinar o construir, por los gestos o por la forma de comportarse o simplemente por la manera de andar de "él", de "ella" o de "ellos", alguna determinada tipología o caracterización de quienes conforman el ejército de nuestra masificada modernidad. Lejos, entonces –muy lejos–, del Poe de "El hombre de la multitud", o de los personajes anónimos o genéricos de "Las multitudes" de Baudelaire.
Este "baño de multitud" –el de la Calzada de Tlalpan hacia el sur de la ciudad– se debate más bien dentro de una multitudinaria asamblea en la que en el caminar apretujado se escuchaban e intercambiaban todo tipo de historias sobre la los avatares y las desgracias del sismo y sobre lo que "habría que hacer". Pero no en el tono o en el encuadre de lo genérico o de lo macro-dimensional de la tragedia, sino en el de aquellas historias personales que pude escuchar –telegráficamente escuchadas, se entiende– que, después de algunas tres horas de caminar en esa ruta hacia el sur, por muy diversas y polifónicas que hayan sido, mostraban una única voluntad y un sentido preciso.
II
El discurso que se formó por esas voces multiplicadas en la ruta de la Calzada de Tlalpan recogió los díceres y el sentir de gente extraordinariamente diversa, considerando el sexo, la edad y sus niveles de ingreso (calculados a ojo y al vuelo). Dando en su resultado un cuadro perfecto de lo que hoy por hoy es la urbe en la que vivimos: el de una ciudad desagregada en sus esencias, huérfana de poderes públicos con solvencia que, en el mismo tenor que en el calamitoso sismo de 1985, mostró (muestra) en el marco del desastre sus fallas gobernantes y las dobleces o las carencias de su apuntalamiento estratégico.
¿Qué decir, por ejemplo, de esos edificios recién inaugurados –vimos algunos en la Calzada de Tlalpan, uno aún con las banderitas promocionales de venta– que quedaron dañados sin remedio? ¿Y qué de esa alianza a galope entre gobiernos (el central y el de algunos delegacionales) y el capital financiero especulativo que crece y se multiplica desde hace rato en el boom del gran negocio inmobiliario? Se construyen edificios al por mayor y al vapor sin que existan reglamentaciones precisas en torno a las circunstancias zonales de habitabilidad, y no hay límite alguno a la apropiación privada de la enorme plusvalía que genera el desarrollo mismo de la Ciudad. Con efectos escandalosos en lo que se refiere a los procesos globales de gentrificación.
¿Por qué Miguel Ángel Mancera decreta el "estado de desastre" dos días después de la tragedia? ¿No había en el gobierno ojos pare ver ni oídos para oír desde las primeras horas del suceso? ¿Qué estadística precisa era "necesaria" para activar el Fondo de Desastres de [la] Ciudad de México (consistente en la utilización de 3 mil millones de pesos para enfrentar la contigencia)? Mientras tanto la solidaridad y la entrega de la denominada "sociedad civil" no tuvo necesidad de datos de registro para lanzarse a la calle a salvar vidas y a, de hecho, visto en perspectiva, para volver a salvar a su Ciudad.
III
El sismo tuvo-tiene otros efectos en el marco del desastre. Uno de ellos y a la vista: empequeñeció en unas cuantas horas la Constitución Política de la Ciudad de México. "Gran logro" del esfuerzo gobernante y de la participación de "todos", se dijo en el informe de gobierno del jefe político de la capital. Carta Magna en la que se integraron conceptos y derechos decisivos y de gran calado en la perspectiva de la transformación global que desde hace algunos años exigía la Ciudad. Pero con limitaciones enormes que, ahora el sismo nos revela, no ayudarán a forjar los sólidos cimientos que requiere la tan publicitada y prometida Gran Transformación.
Un déficit en particular queda evidenciado por el sacudimiento telúrico de la mencionada mega-intensidad: el "derecho a la ciudad" –espina dorsal de lo que se prometía en la norma constitucional– quedó reducido a una retórica en la que los buenos deseos se combinan con formulaciones genéricas tautológicas y sin sentido.
Dice en el numeral 1 de su artículo 12: "La Ciudad de México garantiza el derecho a la ciudad que consiste en el uso y el usufructo pleno y equitativo de la ciudad, fundado en principios de justicia social, democracia, participación, igualdad, sustentabilidad, de respeto a la diversidad cultural, a la naturaleza y al medio ambiente".
Dice en el numeral 2 del mismo artículo: "El derecho a la ciudad es un derecho colectivo que garantiza el ejercicio pleno de los derechos humanos, la función social de la ciudad, su gestión democrática y asegura la justicia territorial, la inclusión social y la distribución equitativa de bienes públicos con la participación de la ciudadanía." ¿Queda claro?
Pero en sus sentidos sustantivos, el "derecho a la ciudad" queda prácticamente rechazado o anulado porque no se estableció limitación alguna a la apropiación privada de la plusvalía generada por el desarrollo "natural" de la ciudad, y los señalamientos –esos sí precisos– del "no se permitirán" mayores desarrollos especulativos en el campo de la construcción de inmuebles o de que se "pondrá un hasta aquí" al crecimiento irregular y desbocado de la mancha urbana quedaron redactados en el rango de un "manifiesto político de campaña" más que en el de un preciso ordenamiento constitucional.
IV
En los éxodos multiplicados como el de la Calzada de Tlalpan había flujos trenzados de transeúntes que se dirigían presurosos hacia el sur, pero también estaban aquellos que en un tris se quedaron allí para volverse gobierno: civiles que orientaban el tráfico, demandaban lugares en automóviles particulares para madres con sus hijos pequeños o para personas de la tercera edad, daban información a quienes la requerían, ofrecían botellitas de agua para los caminantes fatigados, y daban el tono de un ordenamiento mínimo para el desarrollo de la movilización.
Ese gobierno se desdobló y se multiplicó durante todo el día y toda la noche para concentrarse en los lugares más críticos del desastre, en maniobras que, como las de los topos de 1985, han salvado vidas y curado heridas de aquellos que lograron o que aún están logrando "salir".
Las cadenas humanas de rescate y de apoyo que en "el día después" pudieron verse en tal o cual lugar de escombros o de ruinas y la movilización general para contar con agua, instrumentos de rescate, comida o medicinas se hicieron cargo de lo suyo sin mayor protagonismo ni ostentación.
¿Surgirá de esta nueva emergencia ciudadana algún cambio social o político de significación? Fue esta la fuerza que a partir de 1985 cambió por muchos años positivamente a nuestro país. Hoy es nuestra esperanza movilizada: Ojalá.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Fwd: Anacronismo del sistema político


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Milciades Ruiz <gest.rurales@gmail.com>
Fecha: 23 de septiembre de 2017, 16:22
Asunto: Anacronismo del sistema político
Para: mario_ccastro@yahoo.es


SISTEMA POLÍTICO ANACRÓNICO
Escribe: Milcíades Ruiz
Los últimos acontecimientos políticos de septiembre nos permiten observar una serie de males que afectan la vida nacional. Entre ellos, el enfrentamiento político de poderes que culminó momentáneamente con la capitulación del gabinete Zavala y que ha sido analizado hasta el hartazgo, aunque mayormente con un enfoque doméstico y coyuntural. Se fijan más en las personas protagonistas que en el fenómeno político. Visto así los hechos, los problemas aparecen como obra de maquinaciones de las personas y no, como defectos inmanentes al sistema.
Nadie puede arar en el mar porque allí no hay condiciones. Pero sí, lo pueden hacer en tierra firme porque las condiciones lo permiten. Por analogía podríamos decir que el enfrentamiento de poderes públicos se presenta reiteradamente porque las condiciones del sistema imperante lo permiten en mayor o menor medida. Este fenómeno político se veía venir desde que se supo los resultados electorales del 2016.
El fenómeno político de provocar caos de gobierno por enfrentamiento del poder legislativo con el Ejecutivo no es un hecho nuevo. Ocurrió en 1948 y en 1968 culminando ambos casos con un golpe militar (Gral. Manuel A. Odría y Gral. Juan Velasco Alvarado respectivamente). Lo curioso es que en ambos casos estuvo involucrado el Partido Aprista (PAP) conformando mayoría opositora a la gestión de Bustamante y a la de Belaunde, como ahora lo está en oposición a Kuczynski.
La modalidad es casi la misma, traerse abajo a ministros y gabinetes completos teniendo mayoría en el Parlamento. Lo común en estas coyunturas es que prima la rivalidad de poderes dejando de lado las demandas nacionales, necesidades de empleo, inmoralidades de gobierno con el creciente desprestigio de esos poderes. Los conflictos sociales se agudizan como en la última huelga magisterial y se acusa de debilidad al mandatario de turno. Dichos golpes militares ocurrieron en el mes de octubre de esos años y en este mismo mes del próximo año, se conmemora el 50 aniversario de la Revolución Peruana que encabezó el Gral. Juan Velasco Alvarado.
Pueden ser coincidencias fortuitas pero no se descarta que las condiciones están dadas para un nuevo golpe militar teniendo en cuenta el nivel de desaprobación que arrojan las encuestas para toda la institucionalidad política. En cambio la aureola de Velasco está presente en la oficialidad joven del ejército cuya promoción lleva su nombre. La expulsión del poder, a los actuales gobernantes podría ser bien recibido por la población toda vez que dichos gobiernos militares dejaron reformas favorables a los trabajadores y población en general.
De Odría se recuerda las unidades vecinales de vivienda colectiva, las grandes unidades escolares, grandes obras como el Estadio Nacional, hospitales generales, el derecho de las mujeres al sufragio, el seguro social obligatorio, salario dominical, pago de beneficios sociales, participación en las utilidades de las empresas, creación del Ministerio de Trabajo, edificios ministeriales con esculturas alusivas al trabajo y todo un cúmulo de normas laborales a favor de los obreros.
De Velasco se recuerda la nacionalización del petróleo y la expulsión de las empresas extranjeras que explotaban nuestros recursos naturales, la reforma agraria que eliminó el gamonalismo y la oligarquía terrateniente, la Comunidad Industrial, la expropiación de la prensa, la reforma educativa, la potenciación de las Fuerzas Armadas, la nacionalización de la pesca, de las minas, empoderamiento del Estado, etc.
Todas estas medidas populares añoradas hoy, no hubieran sido posibles con los gobiernos "democráticos" de los partidos políticos, siempre manejables por los grupos de poder económico. Por eso, tampoco abolieron la esclavitud y tuvo que ser un militar golpista el que lo hizo. Hay que comparar la eficiencia de ambas opciones. Basta ver nada más, el sufrimiento que sigue causando la vieja democracia representativa en diversos países latinoamericanos con oligarquías que siguen mandando.
No es que esté promoviendo un golpe militar ocultando el lado malo que se atribuye a ambos gobernantes militares acusados de dictadores. Simplemente pongo sobre el tapete lo que ha ocurrido históricamente y lo que podría ocurrir si se mantienen las fallas estructurales del sistema electoral y el anacrónico sistema político imperante. La vieja estructura política se arrastra desde la fundación de la república con la separación de poderes en una democracia de varias cabezas.
El electorado repudia la suplantación de representatividad política de congresistas que solo representan a los financistas electorales de lavado de activos y narcotráfico más no, al pueblo. La democracia representativa fraudulenta de partidos políticos que usurpan representación popular ya no es aceptable. Se necesita abrir otros canales democráticos que permitan el acceso directo de los sectores sociales al poder y no a través de los partidos políticos corruptos. Si no hay cambios sustanciales en el sistema político imperante, el colapso será inevitable.
Concordante con esta situación arrastramos también esquemas mentales coloniales. Nos parece una barbarie que habitantes de algunos países del otro lado del planeta tengan patrones de conducta primitiva con las mujeres, pero no vemos nuestra barbarie política. Llevamos ya cerca de 200 años con una estructura heredada del virreinato. Aunque veamos que la persona más importante de Alemania es la Canciller Merkel nosotros vemos al presidente de la república como una divinidad a la que hay que rendirle pleitesía ceremonial aunque sea un corrupto.
El presidente es solo un administrador del Estado pero la gente lo ve como un emperador que tiene la máxima autoridad, lo que no es verdad. Lo viene demostrando el fujimorismo que actualmente maneja el Parlamento. Sin embargo, seguimos diciendo "el gobierno de Kuczynski" y hay quienes asumen su defensa porque conceptúan que son poderes de igual categoría. Los medios de prensa azuzan el enfrentamiento como si fuesen dos fuerzas similares y así lo entiende la gente.
Pero el hecho de que el Parlamento destituya un ministro o a todo el gabinete demuestra que el Ejecutivo está sujeto al mandato del Legislativo y si el presidente tiene que viajar al extranjero tendrá que pedirle permiso. La Caja Fiscal la maneja el Ejecutivo pero no puede salirse de las partidas presupuestales aprobadas por el Parlamento y así podríamos señalar muchas sujeciones. Así también, esa distorsión de confundir los roles políticos nos hace pensar y actuar equivocadamente.
En esta perspectiva apuntamos fuera del blanco y en vez de enfilar contra el Parlamento que es el que gobierna, lo hacemos culpando al Ejecutivo por problemas que son de responsabilidad legislativa. Si el Perú está en situación lastimosa es porque el Congreso de la República no ha dado las leyes para el cambio estructural que el país necesita. El colmo, es ya decir que el fujimorismo está en la oposición al gobierno.
Esta figura no aparece clara cuando el partido político del Presidente tiene mayoría en el Parlamento y como suele suceder, el líder dispone de manera personal sin que nadie se atreva a contradecirlo. En este caso no hay enfrentamiento de poderes pero entonces tras la hegemonía política aparecen los grandes negociados, el entreguismo, la corruptela y los amarres con intereses extraños que disfrazan como necesidad nacional o regional lo que no es y se deja de lado lo que sí lo es.
En estas condiciones, tenemos una gestión gubernamental (Legislativa y Ejecutiva) ineficiente e ineficaz por la baja calidad política de los gobernantes. El rendimiento de ambos poderes es deplorable. No solo porque carecen de horizonte sino también por ineptitud. Si los gobernantes del legislativo y ejecutivo son improvisados y de baja cultura política, las medidas de gobierno también lo son. Con esa producción y productividad tan baja, no podemos esperar cambios significativos en el desarrollo nacional.
Se hace necesario entonces luchar por un nuevo sistema político, eliminando los vicios que limitan el accionar gubernamental y el acceso directo al poder político a los delegados representativos de los sectores sociales. En suma una nueva democracia, acorde con los nuevos tiempos. La mediocridad gubernamental es producto del sistema. De nada sirve parcharlo con reformas electorales de maquillaje. Se necesita uno nuevo enteramente. Salvo mejor parecer.
Septiembre 2017



Ricardo Melgar : sobre Sarahui

D
os semanas de aislamiento policial y diplomático de la Embajadora de la República Sarahui bajo condiciones inhumanas en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Lima es censurable y merece el repudio de la ciudadanía latinoamericana y mundial. No me cabe la menor duda de que el gobierno monárquico de Mohamed VI en Marruecos, ha metido la mano en la política exterior peruana trastocando su anterior postura a favor de la descolonización del Sahara Occidental. Recordemos las intervenciones en la Asamblea de las Naciones Unidas de Enrique Roman-Morey, representante peruano y Vicepresidente de la Asamblea General de la ONU (2012-2013) : «El colonialismo viola los principios fundamentales de la democracia y de la libertad y como lo nota la resolución 1514 de diciembre de 1960, su misma existencia impide el desarrollo de la cooperación económica internacional, impide el desarrollo social, cultural y económico de los pueblos colonizados y va contra la paz como objetivo universal de las Naciones Unidas» Y suscribió algo más preciso en consonancia con los representantes de América del Sur: «todas las resoluciones aprobadas por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad sobre este tema, reafirma la resolución 66/86 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada por consenso y reitera que, en consonancia con esta resolución, continúa apoyando enérgicamente los esfuerzos del Secretario General y su Enviado Personal para llegar a una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que conduzca a la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental en el contexto de acuerdos compatibles con los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y otras resoluciones pertinentes». El gobierno y la Embajada de Marruecos han ablandado a algunos peruanos: al tal Cotillo que fuera rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que promovió un acto institucional pro-marroquí en el claustro universitario y a otros, que colaboraron en el libro de propaganda: «Marruecos y el Perú: Medio siglo de amistad y cooperación» (2014). Se sorprenderían de ver la lista de los intelectuales peruanos pro-marroquiés o quizás no. Si en 1925 la intelectualidad peruana se solidarizó con el movimiento independentista en el Sahara Occidental liderado por Abd El Krim, hoy lo hace a través de actos públicos solidarios con Jadiyetu El Mohtar Sidahmed y el pueblo Sarahui, repudiando el giro procolonialista de la política exterior peruana. Me sumo solidariamente a quienes han asumido la defensa de Jadiyetu , argumentos no nos faltan. ¡TODOS SOMOS JADIYETU!, obviamente los que asumimos valores republicanos y anticolonialistas.
Ricardo
Tienes una llamada perdida de Ricardo.
10:20

hola
saludo gracias amigo
Dame tu número de celular
944131224
gracias buscare sobre sarahui un abrazo
Visto: 10:22
Fin de la conversación
Coloca el enlace o los archivos aquí
Coloca los archivos aquí
Coloca el enlace aquí

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog