lunes, 1 de enero de 2018

Miguel Aragon Ojeda ; Algunas necesarias previsiones del año 2018


1.- Durante el año 2018, que recién estamos comenzando, y también durante el próximo año 2019, la población peruana continuará incrementándose en aproximadamente 1% anual. Pasaremos de los actuales 32 mill
ones de habitantes, a algo más de 32 millones a fines del 2018, y en el año siguiente 2019, pasaremos a cerca de 33 millones (cifras por confirmar con resultados del último Censo nacional de población).
Suponiendo que “la distribución de la renta se mantenga en la misma proporción actual”, este incremento de la población demandará que la Producción Social Global también se incremente en algo más de 1% anual, en los próximos años.
Lo primero que debemos preguntarnos es:
¿Se podrá, o no se podrá?
En vez de estar perdiendo el tiempo tontamente, en agitar consignas superficiales, tales como “SI a la vacancia del presidente” o “NO al indulto del expresidente”, "Corruptos al penal", deberíamos estudiar y respondernos esta pregunta sencilla.
A continuación un adelanto de lo tratado en el PRIMER CONVERSATORIO CONJUNTO, realizado el día martes 26.

2.- Desde 1993 hasta el presente, durante los últimos 25 años, la economía peruana se encuentra atravesando un ciclo largo de crecimiento capitalista, el “cuarto ciclo largo” de crecimiento capitalista de toda la historia republicana. (Como referencia, debemos de tener presente que JCM vivió y desarrolló todo su trabajo en las condiciones del “segundo ciclo largo” de crecimiento capitalista, el cual se prolongó desde 1895 hasta 1929).
Esto quiere decir que en los últimos 25 años, No HA HABIDO CRISIS ECONÓMICA en el Perú (a diferencia de lo que si ocurrió entre 1975 y 1992, que fueron años de hundimiento y bancarrota).
Desde el año 2000 hasta el año 2013 la Producción Social Global en el Perú creció a un ritmo de aproximadamente 6% anual, una de las mayores tasas de crecimiento económico en todo el continente americano, y muy por encima de la tasa de crecimiento de los países industrialmente desarrollados del hemisferio norte, los cuales se vieron afectados por la gran crisis económica capitalista que estalló el año 2007 en los países más desarrollados del mundo, la cual ya está llegando a su culminación. (La tesis de la “Crisis Terminal” es una aberración teórica insostenible).
A continuación, entre los años 2014 y 2016, la economía peruana continuó en crecimiento, pero temporalmente “desacelerado”, a un ritmo de aproximadamente 3% anual, pero siempre manteniéndose entre las mayores tasas de crecimiento en nuestro continente.
Crecer a 3% anual es menor que 6% anual, eso es indiscutible. Pero al crecer económicamente a 3% anual, ha continuado siendo superior al 1% del crecimiento de la población.
Por último, desde mediados del año 2017, y durante todo el año 2018, y posiblemente parte del año 2019, la temporal desaceleración será parcialmente superada, y la economía crecerá a un 4% anual, o tal vez un poco más. Es decir, en los próximos años continuará el largo ciclo de crecimiento capitalista, cuarto ciclo que comenzó el año 1993.
Quienes todavía persisten terca y testarudamente, hablando de “crisis general y generalizada” simplemente no tiene la menor idea de lo que realmente está ocurriendo en el país, y están hablando “tonterías” que llevan a la confusión.
La primera consecuencia de esta evolución de la economía peruana, desde el punto de vista político se ha expresado en que en los últimos 25 años NO SE HA CREADO UNA SITUACIÓN REVOLUCIONARIA (SR) en el país, y mucho menos una “Crisis Revolucionaria” (CR). Para que se desarrolle la segunda (CR), primero tiene que desarrollarse la primera (SR), y para que se desarrolle la situación revolucionaria, primero tiene que desarrollarse la crisis económica. Es decir, la evolución económica primero tiene que estancarse, y a continuación evolucionar a una tasa menor al 1% (como sí ocurrió en la década de 1980). Esto es muy difícil que pueda ocurrir en los años 2018 y 2019.

3.- Impulsado por este ciclo largo de crecimiento capitalista, a partir del año 2002 se inició un largo ciclo de movilizaciones y luchas del pueblo, las cuales principalmente han sido “luchas reivindicativas” por la distribución de la Renta Nacional acrecentada. Todavía tenemos pendiente ordenar, sistematizar y extraer lecciones de todas estas luchas, luchas efectivas de masas, luchas desarrolladas en los últimos 15 años.
Podemos prever que en los años 2018 y 2019 no se desarrollará la esperada situación revolucionaria, pero si continuarán las Luchas Reivindicativas del pueblo trabajador.
Como intelectuales renovadores estamos obligados a sistematizar el estudio de la evolución económica del Perú actual (revisar el primero de los 7 Ensayos de JCM), y sistematizar las últimas luchas del pueblo trabajador (revisar la Tesis “Antecedentes y Desarrollo de la Acción Clasista” de JCM).


4.- Mientras no exista situación revolucionaria, el pueblo continuará, como ahora, necesitando una “máquina de organización” (revisar “La Escena Contemporánea” de JCM). Cuando, en un futuro no lejano, comience a desarrollarse la próxima Situación Revolucionaria, que es necesaria e inevitable, el pueblo trabajador necesitará una “máquina de combate”.
El presente bienio 2018-2019, serán dos años de intensas luchas reivindicativas del pueblo trabajador, acompañadas de lucha político electoral municipal. Como intelectuales renovadores debemos comprometernos a participar en estas luchas de la realidad profunda, y acompañarlas con la necesaria lucha teórica.
Para participar de manera efectiva en las luchas de la realidad profunda, debemos desechar las intrascendentes polémicas, peleas e insultos, que actualmente predominan en la realidad superficial. FELIZ AÑO 2018.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog