martes, 20 de febrero de 2018

Fwd: 20 de febrero. Día Mundial de la Justicia Social. Cantando y bailando. / Luis Enrique Fierro: Mi homenaje a César Vallejo, en el Capulí. / 27, 28 y 29 de julio, 2018. Actividad en Miami,


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dansanchezlihon@aol.com>
Fecha: 20 de febrero de 2018, 11:07
Asunto: 20 de febrero. Día Mundial de la Justicia Social. Cantando y bailando. / Luis Enrique Fierro: Mi homenaje a César Vallejo, en el Capulí. / 27, 28 y 29 de julio, 2018. Actividad en Miami,
Para:


 
 
 
 
 

Construcción y forja de la utopía andina
 
2018 AÑO
DE LA IDENTIDAD Y DEL PATRIMONIO
INALIENABLE DE NUESTROS PUEBLOS
 
FEBRERO, MES DE LOS HUMEDALES,
DE NUESTRAS LENGUAS NATIVAS, DE
RICARDO PALMA Y FEDERICO BARRETO
 
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
 
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
 
*****
, VALLEJO Y SU TIERRA, Y
SUTEP PROVINCIAL DE STGO. DE CHUCO
JORNADA
MAGISTERIAL
CAPULÍ
EN SANTIAGO DE CHUCO
CON LA PRESENCIA DE:
RICARDO DOLORIER, Y
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
LUNES 26 DE FEBRERO
2018
Y HOMENAJE A DON
FRANCISCO MIÑANO BENITES
 
*****
MI HOMENAJE A CÉSAR VALLEJO,
POETA UNIVERSAL, QUE VIVIÓ POCO
PORQUE AMÓ MUCHO, EN EL CAPULÍ
A los artistas, escritores y poetas de América y el mundo, la promesa de continuar con vosotros hasta el muelle final, lo mismo que Vallejo, atrapado por la inmensa soledad de la palabra, dispuesto a buscar la paz universal y a seguir amando en todos los lenguajes de la tierra hasta violar silencios. Somos en fin de cuentas caminantes que un día prometimos devolver al mundo el milagro del amor y de la vida con el fruto y la heredad de las arterias.
Más allá de esta estructura caminante, la luz se transforma, continúa en la flor de la tarde, en los trigales, en los muelles de los ríos interiores, en la planicie del alma, en el violín de todos los silencios. Desde este ángulo de luz en el vitral del tiempo, saludo a Santiago de Chuco, alucinante, mágico, a su gente entrañablemente noble, sensible y frágil como la sonrisa y la ternura de mi madre, con polen de trigales y luceros.
Mi homenaje a César Vallejo, poeta universal que vivió poco porque amó mucho, y, como dice Zoila Aurora Alva Centurión hermana en la luz de la palabra, "Son testigos… el eco de su canto, su amor palpitante en mil palabras, su dolor, sus lágrimas en nuestro llanto y los golpes que nos van tocando el alma".
Es un privilegio compartir con vosotros este encuentro en la seguridad que para conocer a los pueblos y a los hombres no hace falta la piel, ni la brisa soleada de la sangre, basta en veces, el canto, la palabra, violando el perfil de los silencios.
En este momento se estremece mi espíritu, induciéndome a imaginar con devoción profunda la presencia viva de Vallejo, su adicción al amor, a la libertad, a la paz, a la esperanza, incorporándonos definitivamente a sus Heraldos Negros, a la colección de sus sueños, al dolor del miocardio "a los álamos de sangre", a los sufrimientos y heridas de todos sus exilios.
Amemos a la cultura como expresión de vida en la certeza de que
sin amor
sin brisa
sin sol y sin gaviotas
los muelles se clausuran en verano.
Que este mensaje y el credo latinoamericano constituyan lección permanente para los que vienen luego como el sol y la brisa tras las huellas.
LUIS ENRIQUE FIERRO
Ecuador
 
*****
 
20 DE FEBRERO
 
DÍA MUNDIAL
DE LA JUSTICIA
SOCIAL
 
 
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
 
CANTANDO
Y
BAILANDO
CONSTRUYENDO
LOS ANDENES NUEVOS
 
 
Danilo Sánchez Lihón
 
 
1. El mundo
andino
 
Me han preguntado, y requerido alguna explicación, acerca de por qué Capulí, Vallejo y su Tierra tiene como uno de sus lemas permanentes, desde hace varios años y para los años futuros la proclama: "Forja y Construcción de la Utopía Andina", y "Construyendo los Andenes Nuevos".
Y entre otras razones expongo que nada tipifica mejor la justicia social y la grandeza de concepción y la energía puesta de manifiesto en el imperio incaico, que en la utopía andina como su correlato que es la construcción de los andenes, tecnología que se ideara y pusiera en práctica como política de Estado en la época del Tahuantinsuyo.
Porque en la construcción de los andenes se dio la clave de la solidaridad humana, porque ellos nunca podrían haberse hecho a partir del hombre solo sino integrado de manera colectiva, inspirados en el bien común, como himno solidario, cantando y bailando como fue y es la característica principal del mundo andino.
Porque cantar y bailar es reverenciar a la tierra, confundir y entregar a su pálpito nuestro pálpito, a su exaltación nuestra gratitud, a su generosidad nuestra esperanza. Porque es el portento de ser sociedad solidaria lo que nos hace comprender un concepto de felicidad que traspasa el individualismo mortal y nos acerca a la redención humana mediante el trabajo solidario.
 
2. Abismos
y cumbres
 
Andenes significa hacer llanos los abismos y alcanzables las cumbres. Es hacer lisa y transparente la muerte y la cúspide. Y alcanzar la trascendencia. Pero, ¿cómo fue posible que se concibieran, se levantaran y finalmente alcanzara a concretar su portentosa construcción? Pero antes, ¿cómo fue posible que aquí se concibieran? Y, ¿cómo surgió?
Por esta noción: ante lo imposible juntarnos. Ese es el portento y esa es la raíz de la utopía que aquí se forjara. Allí nace el germen Pachacútec, que es organización, y allí nace el germen Amauta, que es sabiduría. Y el resultado es Sacsayhuamán; y el resultado son los Andenes, que se extendieron por todos los confines.
Indudablemente, fueron los sabios amautas personas que iban decantando esta experiencia, que es cómo surgieron los hombres de pensamiento y doctrina; quienes llegan a la conclusión, luego de comprender la nomenclatura de nuestra geografía.
Como también la conformación de nuestras montañas y suelos, y la necesidad de tener una agricultura sostenida para resolver el problema de la alimentación, quienes conciben y plantean la construcción de los andenes.
 
3. Ayáu
haylli
 
Porque no hay tierras más abruptas y empinadas que las nuestras, ¡y había que recuperarlas! Porque no hay abismos de espanto y alturas de vértigo más erguidas que las nuestras. ¡Y había que allanarlas!
¡Y porque las tierras eriazas había que hacerlas fecundas! ¿Cómo? Juntándonos todos los hombres en la proeza, hombres y mujeres, jóvenes y niños, de volver a enfilar las piedras. Y de buscarles un nuevo sitio, siguiendo el contorno de los cerros, y haciendo escalas sucesivas, horizontales y asequibles para complementar lo vertical de la geografía.
Y a fin de que en esa cama tendida se depositasen las semillas, germinase lo sembrado, floreciesen y echaran a madurar los frutos. Y al unísono floreció la poesía de triunfo y de victoria, como son ¡los hayllis de júbilo!, que dicen:
AYÁU HAYLLI, AYÁU HAYLLI
¿Tiene acaso ají tu sementera
para que vengas en su nombre?
¿Tiene acaso flores tu sembrío
para que vengas en su nombre?
 
 
4. Florecer
y dar frutos
 
¡Esa es la reina!
Ahaylli ¡esa es la bailarina!
Ahaylli ¡solo por el borde!
Ahaylli ¡esa es la princesa!
Ahaylli ¡esa es la muchacha!
¡Ahaylli! ¡Ahaylli!
Y así se eliminó el hambre sobre la faz de la tierra. Y así se eliminó la soledad, el desasosiego, la angustia y el estrés. Porque los andenes se extendieron a lo largo y ancho de todo el territorio, que se abarcaba con la concepción de los cuatro suyos o rosa de los vientos, o la totalidad del universo.
Así se eliminó el sentirse solos, excluidos y arrojados, y más bien se modeló el fondo y el perfil de un ser humano entrañable, agradecido y solidario. Así surgió el ayni o reciprocidad humana como la mayor virtud, el mayor bien y la mejor verdad sobre la faz de la tierra.
Y los andenes se alzaron y erigieron por todos los pueblos y regiones. Y abrimos caminos. Y florecieron el maíz, la quinua, la cañihua, la papa. Y las familias en grupo, cantando y bailando, cultivaron la tierra, la hicieron florecer y dar frutos.
 
5. Alegre
y feliz
 
Los europeos al llegar aquí encontraron pletóricos y fecundos los campos sembrados. Y con los frutos henchidos en las raíces hacia el fondo de la tierra con el maní, la papa, loa ollucos. O en lo alto de las cañas y de las espigas con el maíz, la quinua y la cañihua.
Pero los europeos cuando vinieron apenas los miraron. No les interesaba. Y algunos ni siquiera lo vieron; porque solo tenían ojos para el oro, la plata, las piedras preciosas y los metales. Y si lo vieron no lo comprendieron. Es más, ni siquiera lo miraron porque no les era útil a sus propósitos mercantilistas.
Y así como se erigieron aquí los andenes encontraron aquí una sociedad alegre y feliz, tan inocente que cambiaba los espejos que no los hicimos porque no los queríamos, entregándoles valiosas piezas de oro, porque en el fondo el espejo es ego, y confunde lo que es nuestra identidad.
¿Quién tenía más espíritu e inteligencia? Indudablemente quiénes desestimaron producir esos cristales. Sin embargo, siempre hemos hecho burla y escarnio de un hecho como este. Tal la superioridad del invasor occidental en cuanto a su mentira y a su doble intención en el engaño.
 
6. ¿No es esto
supremo?
 
Y en la codicia de apoderarse de lo que consideraban ventajoso a sangre y fuego, y aunque sea a costa del abuso, expoliaron dejando que los andenes se derruyan; siendo ellos los verdaderos tesoros y no otros que ellos creyeron que los habíamos ocultado; como son valiosos también la gracia de vivir, el encanto de amar, la alegría del compartir, como lo tuvieron nuestros ancestros que ahora encarnamos y su destino es nuestro destino de realización en este suelo y en este tiempo.
La desgracia es que se impuso un orden nefasto, el europeo que todo lo ve con ojos de rapiña, que todo lo ve conveniencia y arrasa en aras de su codicia. Y ello por ser como son: quienes jamás practicaron la generosidad, tanto que incluso la caridad y la misericordia tuvo que enseñársela Jesús cuando el cristianismo llegó a Roma, pero no pudieron jamás verdaderamente aprenderla ni mucho menos practicarla.
Aunque la caridad y la misericordia no es lo mismo que la solidaridad. Y jamás pudieron producir nada colectivamente, como sí lo hicimos y lo seguimos haciendo nosotros. 
 
7. Para eso
nacemos
 
La representación de lo que significó aquella hecatombe y aquel modo de despreciar la vida son los andenes rotos y deshechos que antes prodigaban alimentos y representan la concepción del colectivismo que debe sustentar la vida humana.
La reinvención del Perú es ver estas hileras indecisas de piedras esparcidas en donde fecundaron antes los frutos y se abrieron los capullos de las flores desde aquí hacia el horizonte y del horizonte hacia el infinito, es el desafío de volver a reconstruir los andenes nuevos en toda ocasión y lugar.
Porque es miseria el individualismo atroz y aberrante que se sigue imponiendo en el modo de pensar y sentir a través del liberalismo económico y la política de mercado, sustituyendo al genuino colectivismo y expresión de la vida auténtica, porque nacimos para amarnos y el signo de la vida es ser solidarios.
Porque es miseria el estar y sentirse solos, el estar y sentirse separados, excluidos y marginados. Porque es miseria desamparar a los demás y ser indiferentes. Porque la solidaridad que aquí se hizo política de estado, es el bien de todos para todos. Y para eso nacimos en esta tierra sagrada, obra que la haremos como siempre: cantando y bailando. ¿No es esto supremo?
 
 
*****
 
CONVOCATORIA
XIX ENCUENTRO
INTERNACIONAL ITINERANTE
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2018
LIMA:
VIERNES 25
TRUJILLO:
SÁBADO 26
GUADALUPE
DOMINGO 27
CHEPÉN
DOMINGO 27
CAJAMARCA
LUNES 28
CAJABAMBA
MARTES 29
HUAMACHUCO
MIÉRCOLES 30
QUIRUVILCA
JUEVES 31
SANTIAGO DE CHUCO
JUEVES 31
VIERNES 1 (JUNIO)
CALIPUY
SÁBADO 2
SANTIAGO DE CHUCO
SÁBADO 2 (JUNIO)
DOMINGO 3 (JUNIO)
EL XIX CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
ABARCA DEL 25 DE MAYO AL 3 DE JUNIO
DEL AÑO 2018
 
*****
 
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
 
 
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
 
  *****
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
 
 
*****
 
Teléfonos Capulí:
393-5196 / 99773-9575
 
 
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.
 



 
 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog