domingo, 1 de abril de 2018

Fwd: 31 de marzo. Día del Documento Libre. Necesario paso del conocimiento a la sabiduría. / "Catuto" y la nota mí. / Sábado 7 de abril: Paseo literario por las calles de Lima.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Milton Sanchez <dsanchezlihon1@aol.com>
Fecha: 31 de marzo de 2018, 20:34
Asunto: 31 de marzo. Día del Documento Libre. Necesario paso del conocimiento a la sabiduría. / "Catuto" y la nota mí. / Sábado 7 de abril: Paseo literario por las calles de Lima.
Para:


 
 
 
 
 

 

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina

 

2018 AÑO

DE LA IDENTIDAD Y DEL PATRIMONIO

INALIENABLE DE NUESTROS PUEBLOS

 

MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,

LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO

DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO

 

CAPULÍ ES

PODER CHUCO

 

SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL

 

*****

"CATUTO" Y LA NOTA MÍ

1. Mirando

 las estrellas

El legendario personaje de mi pueblo por sus piropos llenos de encanto y poesía a toda mujer que lo mereciera, y que sus ojos gloriosos alcanzaran a ver, don Lorenzo Risco, constituyó en su pueblo natal de Santiago de Chuco, un hogar honorable con la señora Teresa Saavedra, uno de cuyos hijos fue Carlos.

Quien era un jovencito lleno de gracia a quien desde niño se lo conoce con el apelativo de Catuto. Quien nació enamorador como su papá, con mucho carisma, guapo y valeroso; siendo que las muchachas se prendaban de él; rubro en el cual le iba muy bien, tanto que de él se enamoró la joven más codiciada de la ciudad, incluso un poco mayor de edad que él, pasando a ser la admiración de todos quienes miraban a esa chica con ojos extasiados.

Pero Catuto a su corta edad, sentía que algo le faltaba en su vida para ser un hombre cabal, hecho y derecho. ¿Y qué era eso? Saber cantar alto y con el rostro mirando las estrellas. Y saber tocar un instrumento musical para dar serenatas, cantando valses y serranitas, boleros y yaravíes, huainos y marineras.

2. Un día

desapareció

Por eso, Catuto ni bien escuchaba ensayar a la orquesta de mi padre, cogía su poncho, bufanda y un sombrero gacho y emprendía de incógnito el camino hacia mi casa, a sumarse al numeroso público que desde la mitad de la sala hasta la mitad de la cuadra se arremolinaban ya sea de pie, ya sentados o recostados en la pared; escuchando el resonar de violines, guitarras y mandolinas, y la voz del intérprete sea varón o ya sea mujer.

Su anhelo era no solo aprender las canciones, sino a cantar, y ojalá a tocar algún instrumento. Por eso, allí pasaba largas horas hasta que los músicos se iban. Y como era amigo de mi hermano Jaime, lo buscaba ya fuera de los ensayos para golpear juntos los tambores, y carraspear canciones pulsando guitarras y mandolinas. ¡Pero nada bueno les salía! Después de tanto esfuerzo, y de saber que hay 7 notas musicales, Catuto concluyó que a él le había tocado una nota que no estaba en la escala musical, cuál era fo.

Un día desapareció de Santiago de Chuco. Y fue porque la chica mayor de edad con la cual eran enamorados, le comunicó que estaba embarazada. Se asustó tanto que pensó que en su casa no sé qué le harían. Tanto que terminó escapándose a Trujillo. Y después emigró a los EE.UU. Combatió en la Guerra del Vietnam en donde alcanzó a ser un gran soldado.

3. vínculos

 secretos

Regresó después de muchos años y se enteró que ella estaba ya moribunda en un hospital. Dejó todo y fue. Y entró siempre de incógnito. Cogió su mano que aún estaba tibia. Le dijo al oído quién era. Y ella lloró. Y él también diciéndole que era a quién más había querido en esta vida. Esa noche ella murió.

Pero ahora, en esa sala de mi casa en Santiago de Chuco, en donde tanto ensayó Catuto queriendo no solo amarla sino cantarle una y otra serenata, ahora resuena la banda de músicos de mi pueblo cuando se sirve un almuerzo gratuito en base a cuy, mote de trigo y revuelto de papitas amarillas para todos los asistentes al Encuentro Internacional Capulí Vallejo y su Tierra, que solventan Catuto y mi hermano Jaime gracias a esta nostalgia por el arte, ya que Catuto ha reconocido a Capulí como suyo.

Y para vincularse con el cual encuentra que por fin la nota musical que encaja y le es propicia es la nota mí, y entonces habla de este certamen como mi Capulí, razón por la cual este año como los años anteriores él ofrece un almuerzo a todos los asistentes, el mismo que se servirá este año el jueves 31 de mayo del año 2018. Por hechos como este, siempre he creído que la música y el arte culinario y el amor entrañable tienen vínculos secretos, y que esas tres esencias están indisolublemente unidas.

DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

 

*****

PASEO LITERARIO

POR LAS CALLES DE LIMA

RECOGIENDO LOS PASOS

DE CÉSAR VALLEJO

CONDUCCIÓN GENERAL

DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

SÁBADO 7 DE ABRIL. 3 PM.

CONCENTRACIÓN INICIAL:

CASA DE LA LITERATURA PERUANA

ANTIGUA ESTACIÓN DESAMPARADOS

DE LOS FERROCARRILES DE LIMA

PUNTO FINAL DE LLEGADA, 5.30 PM.

CASONA DE LA UNIVERSIDAD

NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS,

EN EL PARQUE UNIVERSITARIO

PARTICIPACIÓN LIBRE, ABIERTA

Y SIN COSTO ALGUNO

 

*****

31 DE MARZO

 

DÍA

DEL DOCUMENTO

LIBRE

 

 

FOLIOS

DE LA

UTOPÍA

 

 

NECESARIO PASO

DEL CONOCIMIENTO

A LA SABIDURÍA

 

 

Danilo Sánchez Lihón

 

 

Hay cuatro clases nefastas

de ignorancia, que causan

graves males en el mundo:

a. Saber mal lo que se sabe.

b. Saber lo que no se debiera saber.

c. No saber lo que sí es fundamental

e imprescindible saber.

d. Saber una parte insignificante,

sin entender el todo.

 

 

1. Romper

muros

 

Para esclarecer algunos aspectos básicos que subyacen en el fondo del problema del conocimiento, es necesario hacer algunas consideraciones en razón a determinado factores básicos de las relaciones de este con el espacio y con el tiempo.

Y lo inmediato que se impone reconocer en la primera de estas categorías es que se han alzado muros y tapias que es necesario romper. Hay que echar abajo tabiques y barreras que han oscurecido y entenebrecido los problemas. En suma, hay que derrumbar cercos y alambradas erigidas artificialmente para dañar y malograr el mundo y la vida.

Cuando incursionamos en esta reflexión las primeras paredes o murallas que impiden la visibilidad son las barreras que se han erigido entre disciplinas del conocimiento. De allí que las primeras vallas que deben estallar, desmoronarse y romperse son los de las academias, escuelas y cofradías.

Porque son muros que separan, disocian y aíslan estas actividades y no sólo unas de otras, y al interior de ellas mismas, sino que las desvinculan del acontecer diario, social, cotidiano, y del desarrollo histórico de los pueblos.

 

2. Espacios

y derroteros

 

"Dividir para reinar", era la frase favorita de Luis XV y sabemos ahora cuánto ello representa de alienante y corruptor, como expresión del pensamiento totalitario y fundamentalista.

El concepto de grupo, de círculo o de clan; como también el de tal o cual ciencia, disciplina o asignatura; del grupo de arte en el campo de la cultura, como el de plantel escolar en el campo de la educación, reducen dichas manifestaciones y actividades que por naturaleza son amplias y abiertas, en cotos, campos vedados y cofradías que se confinan en lugares exclusivos y formales.

De allí que tenemos que hacer el esfuerzo de pensar el mundo como el espacio vital, como tenemos que pensar y reivindicar el espacio cultural, educativo y de las comunicaciones libres y no canalizadas, tabicadas e intolerantes; y en donde se manifiesten aquellas actividades con toda riqueza, vivacidad y plenitud.

Y dando el paso o salto que va del conocimiento para constituir y asumir lo que es la sabiduría. Porque la caída en que estamos sumergidos es por las delimitaciones, por los reduccionismos y la defensa de circunscripciones, siendo el sistema de la tenencia y plusvalía el que ha levantado alambradas, logrando separar, confinar y marginar espacios y derroteros.

 

3. En manos

de unos dueños

 

Porque el saber, así como el conocimiento y la cultura, están constituidos también por las manifestaciones de la calle, de la cotidianeidad de la fiesta popular; aspectos que la ciencia, la educación y la cultura desestiman, no conocen, y ni siquiera tocan. Y, es más, que rechazan o menosprecia de manera prejuiciosa.

La educación de este modo ha quedado encerrada detrás de unos altos linderos a tal punto que parecen cuarteles militares con torres de vigía y guachimanes, que son los mismos que rodean ahora a los centros superiores de estudios, o universidades, dentro de las cuales se han erigido esquemas, asignaturas, medios y lenguajes que no tienen ninguna relación con la historia real de los pueblos.

La comunicación, asimismo, está enajenada, atrofiada y distorsionada en canales de radio y televisión en manos de unos dueños que representan el poder económico y de negocios, que también han fortalecido sus búnkeres.

Han cercado sus espacios, sus áreas territoriales que amplían y enajenan cada vez más, así como delimitado sus ámbitos de acción, pero completamente confinados. Casi todos han cerrado sus puertas, han dado las espaldas a la realidad y sencillamente han negado y siguen negando la vida verdadera.

 

4. Hacer

la salvedad

 

Pero es necesario sincerarnos: Cuando nos planteamos este problema en relación al conocimiento, tenemos que partir de la primera constatación espacial, cuál es nuestro cuerpo. Ese es el principio rector, pero que ha sido olvidado, maltratado y vilipendiado, o simplemente dejado de lado para todo saber, como también negado para toda educación, o para toda cultura, y que en el mejor de los casos no se lo toma en cuenta. Deberíamos hacer la salvedad aquí y recapacitar que sí hay un área, como es la medicina que se ocupa de él y lo adopta como objeto de estudio, pero lo hace como naturaleza física y más aún: como materia enferma.

Marshall McLuhan en su obra. "La comprensión de los medios como las extensiones del hombre", nos explica la evolución de determinados inventos como una extensión de los órganos corporales. Y nos dice que así como la rueda fue la extensión de los pies, y la ropa es una extensión de la piel; así como la conversación lo es del oído y la imprenta lo es de la vista, así como muchas otras manifestaciones mecánicas y culturales; así, ahora los artefactos electrónicos no vienen a ser sino prolongaciones de nuestro sistema nervioso, punto de partida y fundamento que hemos marginado por completo, siendo que recién descubrimos algunas nociones generales del funcionamiento del cerebro, por ejemplo.

 

5. Reconocidos

y asumidos

 

Pero además de una consideración espacial hay otra categoría esencial en el tema del conocimiento, cuál es el tiempo; en donde lo primero que reconocemos en nuestras sociedades es una desigualdad de ritmos históricos de avance y evolución en su uso, dominio, consideración y presencia.

Si hiciéramos un corte sincrónico reconoceríamos que en una misma época conviven formas arcaicas y milenarias, con otras tradicionales, otras presentes, actuales y contemporáneas, al lado de otras sofisticadas y futuristas, de tecnología avanzada o de punta, y todas cohabitando aquí y ahora, en el presente.

En el Perú, por ejemplo, coexiste el desarrollo social más próspero, como puede ser la sociedad informatizada, o la relación demanda oferta por canales muy refinados, pero en convivencia con la sociedad más primitiva, atávica y aferrada a valores muchas veces incomprensibles.

Hecho que se da paralelo y concomitante con problemas de lacerante pobreza, como de terribles injusticias, de mundos tan escindidos, como es el caso de las poblaciones aborígenes en relación a sociedades súper tecnificadas, situaciones que tienen que también ser reconocidas y atendidas.

 

6. Democracia

para todos

 

De allí que uno de los grandes fines del conocimiento, como de la educación y de la cultura en general, sea resolver estas dicotomías, desniveles y conflictos de los distintos ritmos históricos.

Corregir los abismos culturales y sociales que se dan sin que medien distancias sino apenas sobrepasando una calle que divide un barrio de otro barrio.

Corregir las ambivalencias de mundos desencontrados, como existen actualmente entre nosotros, y que debemos acometer el desafío de enmendar y acompasar.

Y, todo ello, rescatando los valores que se dan en una y otra vertiente para hacer de nuestros países, sociedades síntesis, mestizas en la extensión plena y profunda del vocablo.

Marco en el cual un compromiso ético a resolver es que los desposeídos y marginados históricamente no solo tengan el acceso formal a la educación, a la cultura y a la ciencia, que a las finales es una mentira piadosa de una democracia para todos, que realmente todavía no funciona o sencillamente no existe.

 

7. Compromiso

con el presente

 

Haciendo posible más bien que el sistema social se oriente efectivamente a apoyarlos y a favorecer a las poblaciones más vulnerables, estimulándoles para asumir un rol creador en relación a su cultura.

En el campo de la educación superando la repitencia de los más pobres, la deserción escolar de los que económicamente menos pueden. Impidiendo la frustración de quienes no pueden continuar un nivel siguiente, concluido el anterior, porque la situación de miseria los obliga a no aspirar a los estudios superiores.

Frente a la diversidad de ritmos de evolución, no se trata de modernizarlo todo, de rechazar lo tradicional y optar a tabla rasa y a ojos cerrados por la innovación y las tecnologías altamente desarrolladas, porque esta sería una posición unilateral, dogmática y sectaria. Porque el hombre, como todos los seres en relación al tiempo, vive como una continuidad del pasado, una inserción en el presente y una proyección al futuro.

Tomando en cuenta también, como corresponde por tratarse del campo del conocimiento, donde hay un compromiso con el presente, con la actualidad y la circunstancia que nos ha tocado vivir, pero también lo hay, y quizá en grado mayor, con lo que es intemporal, perdurable y trascendente.

 

 

*****

 

CONVOCATORIA

XIX ENCUENTRO

INTERNACIONAL ITINERANTE

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

TELÚRICA DE MAYO, 2018

LIMA:

VIERNES 25

TRUJILLO:

SÁBADO 26

GUADALUPE

DOMINGO 27

CHEPÉN

DOMINGO 27

CAJAMARCA

LUNES 28

CAJABAMBA

MARTES 29

HUAMACHUCO

MIÉRCOLES 30

QUIRUVILCA

JUEVES 31

SANTIAGO DE CHUCO

JUEVES 31

VIERNES 1 (JUNIO)

CALIPUY

SÁBADO 2

SANTIAGO DE CHUCO

SÁBADO 2 (JUNIO)

DOMINGO 3 (JUNIO)

EL XIX CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

ABARCA DEL 25 DE MAYO AL 3 DE JUNIO

DEL AÑO 2018

 

*****

 

Los textos anteriores pueden ser

reproducidos, publicados y difundidos

citando autor y fuente

 

dsanchezlihon@aol.com

danilosanchezlihon@gmail.com

 

Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe

Ediciones Capulí: capulivallejoysutierra@gmail.com

Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es

 

  *****

DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:

 

https://www.facebook.com/capulivallejo

 

*****

 

Teléfonos Capulí:

393-5196 / 99773-9575

 

capulivallejoysutierra@gmail.com

 

Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.

 




 
 

 






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog