viernes, 2 de diciembre de 2016

Fwd: Fidel, el más grande líder revolucionario de América Latina








Fidel, el gran líder revolucionario de América Latina

 

En estos días, América Latina está conmocionada por la muerte del líder histórico de la Revolución Cubana. En este momento trágico se evidencia con impresionante fuerza el significado que ha tenido la vida de Fidel para Cuba, América Latina, los trabajadores, los pueblos oprimidos del planeta y toda la humanidad.

La muerte física de Fidel ya era esperada, anunciada por él mismo con valentía y serenidad en el último Congreso del Partido Comunista Cubano. En esa ocasión dijo: "Pronto cumpliré 90 años...pronto seré ya como todo lo demás…a todos nos llegará nuestro turno…pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos". Sin embargo, una vez producido el deceso, el impacto que ha tenido ha sido de dimensiones incalculables. Los trabajadores, los jóvenes, las mujeres y los niños cubanos, conmovidos profundamente, le rinden homenaje y se reafirman en seguir luchando por su legado, por la revolución y el socialismo. Esta merecida ceremonia se repite en toda América Latina, en África, Europa, Asia y Oceanía. Ningún acto o palabra de aquellos reaccionarios que se han atrevido a celebrar su muerte podrá afectar la inmensa solidaridad mundial que hoy se desarrolla con el pueblo cubano.

Si Fidel Castro Ruz se elevó a niveles tan altos sin duda fue porque tuvo cualidades excepcionales. Pero lo fundamental es que él fue producto de su tiempo, fue formado como revolucionario por una América Latina en permanente convulsión social y política por la lucha de nuestros pueblos contra el imperialismo y las oligarquías nativas; y por la ubicación singular de Cuba en toda esta historia, que al final de este proceso se convirtió en el único país del continente americano en atreverse a construir el socialismo,  desafiando a EEUU, la más grande potencia del planeta.

Fidel fue el típico revolucionario socialista latinoamericano que se forjó en las luchas del siglo XX contra la dominación imperialista y el poder de los viejos y nuevos terratenientes, de las nuevas y viejas oligarquías; que tuvo la audacia de organizar una revolución popular aprovechando las circunstancias muy especiales que vivía Cuba como producto de la opresión del decadente régimen de Batista y la descarada intervención norteamericana.

Siguiendo un camino particular, tuvo la capacidad de transformar la victoria democrática- antiimperialista contra Batista en una revolución popular socialista, y luego dirigir con perseverancia la heroica lucha del pueblo cubano por construir el socialismo. Gracias a esta lucha la pequeña Cuba se convirtió en una poderosa fuerza moral que inspiró a los socialistas de todo el mundo y también a las fuerzas progresistas, como ha ocurrido en América Latina, en especial en los últimos lustros.

La revolución de 1959, dirigida por Fidel, posibilitó el inició de la construcción del socialismo en Cuba y llegó más lejos de todas sus posibilidades materiales. Cuba se mantiene como socialista, pero no ha logrado un socialismo desarrollado. Ha tenido que enfrentar por decenios el cerco impuesto por EEUU, e incluso, con una increíble fortaleza moral logró sobrevivir además a la más grande ofensiva de la burguesía y los restauradores luego de la caída de la URSS.

Para seguir luchando por su futuro socialista, Cuba se ha visto obligada a realizar algunos pasos hacia atrás que, ciertamente, abren algunas ventanas y puertas al capitalismo. Ahora, dependerá del pueblo cubano, de su partido y de la lucha de todos los pueblos para que se mantenga por el camino del socialismo. El optimismo por ese rumbo se mantiene en medio del dolor, tal como lo indican las impresionantes movilizaciones de los cubanos al rendir homenaje a su líder histórico y la amplia solidaridad mundial con la Cuba indomable y revolucionaria.

Fidel expresó de manera viva el espíritu latinoamericano de nuestros pueblos, su combatividad, alegría y perseverancia que como pocos convirtió en palabras y acciones siempre inspiradoras. Esa vida y esa lucha tuvieron una brillo especial y una fuerza singular porque Fidel fue ante todo un hombre, un militante, un intelectual, un militar y un dirigente político formado bajo el influjo de las revoluciones socialistas del siglo XX y la influencia transformadora de la Gran Revolución Socialista de Octubre y la gloriosa URSS. Al final, después de más de 50 años, él no sólo ha sido absuelto por la épica rebelión en Moncada, sino que, por todo lo que ha realizado en su vida desde que se entregó a la causa del pueblo. La historia ha dado su veredicto: ¡Fidel ha sido uno de los más grandes revolucionarios latinoamericanos del siglo XX !

 

Noviembre del 2016.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog