martes, 15 de marzo de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON 15 DE marzo. Mañana nació Vallejo. Un poeta de fogón. / Francisco Távara: El 16 de marzo, día en que el supremo hacedor hizo que lloviera poesía. / Mañana, Cita de Honor.

:





CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2016 AÑO

CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA

Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES


MARZO, MES DEL AGUA, DE LA MUJER,

LA POESÍA, EL TEATRO Y EL NACIMIENTO

DEL POETA UNIVERSAL CÉSAR VALLEJO


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


EL 16 DE MARZO, DÍA EN QUE EL SUPREMO HACEDOR HIZO

QUE LLOVIERA POESÍA SOBRE SANTIAGO DE CHUCO Y LOS RELÁMPAGOS INVERNALES ILUMINARAN LOS CERROS ALEDAÑOS


Lima, 13 de Marzo, 2016

Sr.

Danilo Sánchez Lihón

Presidente

CAPULI, VALLEJO Y SU TIERRA

Lima

Muy apreciado y admirado amigo  Danilo:

Para mí es un acto de fe, recordar a través de su diario mensaje, cada una de las fechas importantes en la vida y obra de nuestro Vate Universal César Abraham Vallejo Mendoza.

Este próximo 16 de marzo, celebraremos el 124 aniversario de su nacimiento, día en que seguramente el Supremo Hacedor hizo que lloviera poesía sobre Santiago de Chuco y los relámpagos invernales iluminaran los cerros aledaños anunciando la venida del Gran Poeta.

Cada día que pasa y releo sentidamente a nuestro poeta, más lo admiro, más bebo de su profunda creación artística y compruebo  cómo cada línea de sus poemas se ajustan a la realidad que afrontamos  y enfrentamos los humanos cuando somos víctimas de la injusticia por actos de quienes nos atacan. Nos dan con palo y también con una soga.

Por razones de fuerza mayor, al estar fuera del país, no puedo asistir al evento conmemorativo programado por Ud. y Capulí, Vallejo y su Tierra, solicitándole que me tenga presente espiritualmente y trasmita un fraternal abrazo a nuestro amigo, ex Presidente  de la Corte Suprema de Justicia de la Republica y connotado santiaguino, el Dr. Walter Humberto Vásquez Vejarano y  a los miembros del panel, así como a todos y cada uno de los asistentes.

Vallejianamente,

FRANCISCO A. TÁVARA CÓRDOVA

Presidente

JURADO NACIONAL DE ELECCIONES


*****


PRÓXIMA ACTIVIDAD

DE CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


NACE

CÉSAR VALLEJO


PANEL

DE EXPOSITORES:


CARLOS CASTILLO MENDOZA

EMILIO SÁNCHEZ LIHÓN

WALTER VÁSQUEZ VEJARANO


ACTUACIÓN

ARTÍSTICA:


YAMANDÚ ALTAMIRANO

MILAGROS FLORES*

FREDERIK SOTOMAYOR


MIÉRCOLES 16 DE MARZO

6.30 PM.


LOCAL

CENTRO CULTURAL

UNIVERSIDAD ALAS PERUANAS

Av. Cuba 301. Jesús María


*****


8 DE MARZO



VALLEJO

NACIÓ

MAÑANA



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA


UN POETA

DE

FOGÓN



Danilo Sánchez Lihón



Y olvido por mis lágrimas

mis ojos.

César Vallejo


1. Pasos

de los seres amados


Emociona profundamente identificar a César Vallejo como un poeta de hogar, de familia y de fogón. Y comprobar en él como características de su vida y obra la ligazón que establece con su tierra natal, y el sentido trascendente que a ello otorga, al decir:

¡Sierra de mi Perú, Perú del mundo,

y Perú al pie del orbe; yo me adhiero!

Poeta de fogón, porque el fogón es vitalidad, fuerza y vigor. Porque el fogón es centro, eje y núcleo. Porque el fogón es lumbre, calor y fe. Y como tal en su esencia es esperanza y coraje, como es la vida común, cierta y verdadera.

Une poesía y fogón para ser llama votiva y aliento que pervive. Poesía unida a fogón es iluminar lo oscuro y alegrar lo triste. Es resistencia valerosa. Porque el fogón lucha a brazo partido con el frío, la lluvia y la muerte. Mientras haya fogón la muerte no avanzará, se quedará en la puerta, o retrocederá amilanada.

Porque la muerte es inerte y es fría, y el fogón es vida ardiente y apasionada. Hasta quizá quiera pasar y abrigarse, dejar de estar sola, mustia y yerta. Y es bueno que pase, y ante la candela restallante probar a ser candorosa y hasta buena.

Porque el fogón convoca, como la muerte sin el fogón disuelve, desarticula y despilfarra. Porque ser fogón es contener llamarada para luchar y hacerle frente a las adversidades; porque el fogón es ruedo, conversación, círculo donde todos nos volvemos hermanos.


2. Murió

mi eternidad


Esta dimensión y esencia impresiona no solo en la poesía de su primer libro, como es Los heraldos negros, sino en todo su proceso y transcurso de consolidación de su vida y obra, porque el hogar y la familia constituyen también fuentes e hitos fundamentales en Trilce y Poemas Humanos.

Como también en España, aparta de mí este cáliz, convertido en hoguera y en incendio, en donde la guerra está confrontada con lo que es el hombre en el hogar y formando parte de la familia, que es la sensibilidad que él supo tener para valorar al hombre incluso enfrentado a retos como los que se dan en un campo de batalla; por todo lo que en la casa, que es el lar primordial y el muro humilde y congénito, sucede y acontece.

En Vallejo es conmovedora la ternura que transparenta hacia sus padres, hermanos, parientes y vecinos de su lar natal. De allí que lacera su alma constatar que todo ello haya sucumbido; que el hogar se haya deshecho. Le embarga el sentimiento de orfandad constatar que los padres han muerto y los hermanos se han ido, que la casa está deshabitada, donde se extrañan los pasos de los seres amados y que ahora le hacen tanta falta:

Murió mi tía Albina, que solía cantar tiempos y modos de heredad, en tanto cosía en los corredores, para Isidora, la criada de oficio, la honrosísima mujer…

Murió mi eternidad y estoy velándola.


3. No olvidó jamás

su terruño


Un día, de regreso a Santiago de Chuco ha transpuesto el portón que se abre de la calle al interior de la casa e ingresa por el zaguán. Avanza hacia el corredor, luego el patio y entra a la cocina. El fogón yace yerto, apagado. Y se queda mirándolo desolado. El silencio dobla su cuerpo porque le hincan en el alma las voces amadas y que ahora vuelve a escuchar en el recuerdo.

Este es el escenario donde él se estremece, el trasfondo perdido donde se dieron los juegos, se repartieron los pedacitos de pan y bizcocho por la madre amorosa, con la evocación de las hermanas mayores que le acarician. Ahora el polvo cubre mesas y sillas y otros enseres, donde se empinan ternuras, inquietudes y ruegos pasados. Los cuartos están vacíos. Todos se han ido. Otros han muerto. El fogón yace apagado, es quieta ceniza, y el fuego que alentaba se ha consumado.

La infancia perdida, acabada y deshecha es la quebrazón en el alma de Vallejo, que es una constante en la poesía y en los grandes poetas. Esa clave está de manera indeleble e intensa en su manera de sentir y pensar. Lo estuvo permanentemente en su vida y hasta en el mismo momento de su muerte en que no olvidó jamás su terruño ni se apagaron en su alma los recuerdos de su infancia.

Hay soledad en el hogar sin bulla,

sin noticias, sin verde, sin niñez.

Y si hay algo quebrado en esta tarde,

y que baja y que cruje,

son dos viejos caminos blancos, curvos.

Por ellos va mi corazón a pie.


4. Por

lo demás


La infancia desgajada, desvanecida y ya ausente; destruida, aniquilada y ya sepulta por el paso inexorable del tiempo, y el signo del destino ineluctable es su queja y su reproche a Dios; porque él no tiene cotidianeidad qué padecer, porque él no tiene Marías que se van, es el motivo de su sollozo y la razón de su desamparo. Se siente a gritos este desgarro. Y aquella grieta sigue permanentemente abierta en la vida que continúa en nosotros como una herida abierta de amor y añoranza.

Como lo señalan y refieren sus biógrafos, hasta en los días finales de su existencia, y hasta en el mismo momento de su muerte, Vallejo no olvidó jamás su casa materna ni se apagaron en su alma los recuerdos de su niñez.

Juan Espejo Asturrizaga, que fue su amigo entrañable en Trujillo y Lima, nos cuenta en su libro: César Vallejo: Itinerario del Hombre, que él era fácil para las lágrimas, para la confidencia y para evocar su tierra natal.

Lo mismo atestigua Juan Domingo Córdova en su libro: César Vallejo del Perú profundo y sacrificado. E igual, Juan Larrea, quien fue próximo a él en los años de su vida en París y estuvo presente en su lecho de muerte, refiere que él era muy inclinado a recordar su infancia y su pueblo de origen, Santiago de Chuco.

Por lo demás, su poesía y su prosa estremecida así lo atestiguan palmariamente. Nos lo hacen sentir y nos lo ponen en evidencia y de relieve.


5. Actitud

sincera


Acerca de cómo César Vallejo llevó a Santiago de Chuco en el alma en todo tiempo y en todo lugar, es prueba el pasaje que la mayoría de sus amigos reproducen y que refiere que en París se quedó  dormido en la banca de un parque.

Y pasó por allí ya muy de madrugada una patrulla de gendarmes que al verlo en esa actitud de abatimiento le solicitaron sus documentos.

Al mismo tiempo que escrutan los papeles le preguntan:

– ¿Quién es usted?

– César Vallejo–. Les contesta apaciblemente.

– ¿Y de dónde es usted?

– De Santiago de Chuco, señor.

Responde con la mayor naturalidad.

Esto sin querer burlarse de los custodios sino más bien como una actitud auténtica, de lo más normal y sincera; pero mencionando para ellos un nombre incomprensible, que a los gendarmes debió saberles como una tomadura de pelo.


6. Volveré

alguna tarde


Pero en todos sus libros, tanto de poesía como de narrativa y teatro, hay evocaciones y recuerdos imborrables de cuando él era niño y en ellos aparece nuestro pueblo siempre de manera intensa, honda y trémula:

Las pallas, aquenando hondos suspiros,

como en raras estampas seculares,

enrosarian un símbolo en sus giros.


Luce el Apóstol en su trono, luego;

y es, entre inciensos, cirios y cantares,

el moderno dios-sol para el labriego.

En una carta dirigida a su hermano Manuel, el 2 de mayo de 1915, escrita en Trujillo, ciudad ubicada a una distancia relativamente cercana, veamos cómo es tan honda y lacerante su nostalgia:

Y bajo la frente pensando que si es cierto que ya no estoy en mi Santiago, en el seno de los míos.... volveré alguna tarde de enero, caminito a mi tierra, mi querida tierra.

Este modo de ser de César Vallejo era aquello que nos hacía tenerlo, a quienes nacimos y estudiamos la educación primaria y secundaria en nuestro pueblo, tan presente en nuestros gozos y penas de muchachos.


7. En

ese caso


Entusiasma y emociona comprobar cómo un hombre de la dimensión de César Vallejo estuvo constantemente trasladándose con la evocación y el cariño a las calles y a los campos, a las paredes y techumbres, como al poyo y hasta al sillón familiar de su infancia, como cuando dice:                

Madre, me voy mañana a Santiago,

a mojarme en tu bendición y en tu llanto.

Acomodando estoy mis desengaños y el rosado

de llaga de mis falsos trajines.

Me esperará tu arco de asombro,

las tonsuradas columnas de tus ansias

que se acaban la vida. Me esperará el patio,

el corredor de abajo con sus tondos y repulgos

de fiesta. Me esperará mi sillón ayo…

Alguna vez a César Vallejo se le propuso, a fin de solucionarle algunos problemas, nacionalizarse francés. La respuesta de él fue enfática, contundente y sin lugar a las ambigüedades:

En ese caso, prefiero regresar al Perú, aunque apenas llegue me encarcelen, (pues la causa por la cual sufrió prisión había sido reabierta y permanecía latente la amenaza de su captura y penalidad). Sí algo tengo de ser humano y vuelo de cóndor, es porque nací en la sierra del Perú y aunque no tuviera pasaporte o me lo  quitaran jamás dejaría de ser peruano. Repuso.

Ese es el César Vallejo que admiramos, respetamos y al cual consagramos lo mejor de nuestras vidas.


*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog