martes, 1 de marzo de 2016

RISCO, JUAN E.

Risco, Juan E.  Dirigente sindical clasista en la principal hacienda del Valle del Chicama de donde era oriundo. En 1918 en su calidad de soldado  formó parte del Regimiento de Caballería núm. 1 al mando del Teniente Coronel Antonio Castro que reprimió cruentamente el movimiento de los trabajadores de la Hacienda «Casa Grande» que demandaban la reducción de la jornada laboral de 11 a 10 horas diarias. Fue este hecho sumado a otras incursiones, el que le hizo tomar conciencia de la problemática y drama de los trabajadores de los ingenios azucareros de los diferentes valles costeños: «Yo asistí como como conscripto militar de ese Regimiento y defensor inconsciente del orden capitalista. En mis andanzas miliciacas ausculté los métodos, jornales y otros aspectos proletarios de otras regiones, y deducí una enorme diferencia entre éstos y los empleados en «Casa Grande». Por razones de procedencia, regresé a «Casa Grande» libre ya de la casaca esbirrral.» A su retorno convocó a reuniones nocturnas para transmitirles los contrastes existentes en las diversas haciendas e incentivarlos a la organización y la lucha por mejores condiciones de trabajo. No obstante que fueron reprimidas dichas reuniones por acción de los vigilantes y de la hacienda, optaron por continuarlas en la clandestinidad en potreros lejanos. Fue así como lideró la constitución de la Sociedad Protectora Mutualista de «Casa Grande», más tarde denominada: Sociedad Obrera de Auxilios Mutuos y Caja de Ahorros de la Negociación Casa Grande. En compañía de Enrique Lázaro, Víctor Arévalo y otros dirigentes redactaron un pliego básico de reclamos: aumento proporcional para el personal de fábrica y talleres; reconocimiento de la jornada laboral de ocho horas, contratación de otro médico para atender los numerosos casos de paludismo, respetos y mejor trato a los trabajadores. Tras la represión del representante de dicha entidad proletaria el 4 de diciembre de 1920 al momento de entregar el pliego de reclamos, los trabajadores organizados y liderados por Risco se concentraron en el patio de dicha hacienda armados de machetes y garrotes. Dos días más tarde la gerencia de «Casa Grande», atendió la reivindicación de la jornada de las 8 horas firmando su aceptación ante Risco y otros tres delegados. El día diez, los guardianes de la hacienda allanaron su domicilio en el que se encontraba enfermo, lo sometieron a la fuerza y lo trasladaron a la localidad de Chocope. Se trasladó a Trujillo para atención médica e iniciar acción legal de resistencia. Le siguieron días más tarde, quince de sus compañeros despedidos. Fracasada la acción legal para la reposición en el empleo, demandaron la solidaridad proletaria y les fue concedida por los trabajadores de Cartavio, Chiclín y Roma así como por los ferroviarios de Trujillo y Salaverry. La mediación gubernamental pacta la indemnización de 2 años de jornales y el exilio de dichos dirigentes del Valle del Chicama.
Tras la crisis financiera de la revista Amauta dirigida por José Carlos Mariátegui agravada por la represión y censura de junio de 1927, Risco figuró en la lista de sus solidarios erogantes. Por ese tiempo, Ricardo Martínez de la Torre, tuvo comunicación con Risco, el cual le remitió un informe pormenorizado de las luchas de las que fue protagonista u observador en el Valle del Chicama. Fue reproducido en el tomo Cuarto de su obra.


[RMB]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog