lunes, 17 de octubre de 2016

Fwd: PERU. EN LO ALTO DE LA MONTAÑA, QUINTINO


---------- Mensaje reenviado ----------
De: gustavo Esìnoza Montesinos <gespinozam1941@gmail.com>
Fecha: 17 de octubre de 2016, 11:39
Asunto: Fwd: PERU. EN LO ALTO DE LA MONTAÑA, QUINTINO
Para: Marco Martos Carrera <mmartoscarrera@yahoo.com>, raimundoprador@hotmail.com, German Carnero Roque <germancarnero1941@hotmail.com>, JUAN RIVERA SAAVEDRA <juanrisa@yahoo.es>, munasnawa@yahoo.com, Mary Oscátegui <maarieta7@gmail.com>, Mary Luz Arequipa <mary-luna-77@hotmail.com>, Winston Orrillo <orrillowinston@gmail.com>, Rosina Valcárcel Carnero <chaskaros@gmail.com>, Nadia Podleskis <npodleskis27@yahoo.es>, Dunia Espinoza <duesmont@gmail.com>, marepq@hotmail.com, Hermogenes Villanueva Torrealva <hvtmilenium@gmail.com>, marie@terra.com.pe, marina_rojo31@hotmail.com, Karen Garay <karengrojo@gmail.com>, Alejandro Cussianovich <acussianovichv@hotmail.com>, Verónica Suchero <vero_imagen2002@yahoo.es>, gloria helfer <gloriahelfer@hotmail.com>, veronica alvarado <veroalvarado00@yahoo.es>, Nelly Pascasio <nepas@hotmail.com>, ana maría intili <anaintili@yahoo.es>, Silvia Macciotta <silvia_macciotta@yahoo.com>, FANNY INES LEON URBINA <filu12@hotmail.com>, jrengifo@pucp.edu.pe, Patrick Burgos <patrickburgos@yahoo.com>, jaimeparedes28@yahoo.es, Ludy Paredes <ludyparedes@gmail.com>, jaimemolleapasa@hotmail.com, Jaime Montoya <jamu@hotmail.com>, Jaime Herrera <jaherrera@telesurtv.net>, soledad_jeri@yahoo.es, Eduardo José Arroyo Laguna <eduardoarroyo29@gmail.com>, vicente otta rivera <vottar@gmail.com>, fernando romero <eferreve@gmail.com>, FERNANDO VICENTE PARODI GASTAÑETA <fernandoparodigastaneta@gmail.com>, Carlos Garaycochea <cgaraiko@gmail.com>, Manuel Valdivia <manueljesusvaldivia@gmail.com>, FRANCISCO URRUNAGA <urvesa2000@yahoo.com>, humberto ÿfffff1aupas paitÿffffe1n <hnaupas@yahoo.es>, ACONDICIONAMIENTO AMBIENTAL <aedisrl@hotmail.com>, Marta Speroni <martasperoni@gmail.com>, Claudia Couso <claudiacouso@hotmail.com>, Encarni Núñez <enujimen@gmail.com>, marthabence@hotmail.com, Ernesto Charaña Nina <ernestochan18@hotmail.com>, cesako@hotmail.com, vaneflor25@hotmail.com, Vanessa Martina Silva <jornalista.vanessa.silva@gmail.com>, rynarpa@hotmail.com, pedroma <pedroma@enet.cu>, flor_isabel_61@hotmail.com, Centro Peruano <contato@centroperuano.com>, shirley paucar <alicia.paucar@gmail.com>, Virginia Ugarte <joyasetnicas@yahoo.com>, Yasmín Díaz <amoruniversalporsiempre@gmail.com>, hellen kruskaya diaz garcia <merely1025@hotmail.com>, mabeca2009@gmail.com, Hugo Cabieses <hugocabieses@gmail.com>, Henry Cotos <henrycotos@gmail.com>, peruandino2020@hotmail.com, vescalante3@hotmail.com, yomarmelendez@yahoo.com, keyla Quesquen Gutierrez <lu.quesquen@gmail.com>, Arturo Ayala <ayaladelrio@gmail.com>, Max Hernandez Camarero <maxhercam@gmail.com>, Darío Obregón <darobre@hotmail.com>, jorge rodríguez rios <jitoerr@gmail.com>, multilaterales@pe.embacuba.cu, Yeninaira Cardenas cruz <yeninaira@yahoo.es>, Grupo Norte Suramérica ICAP <alatina.andinos@icap.cu>, Equipo Mexico y Centroamerica ICAP <alatina.cam@icap.cu>, Delegada ICAP Holguín <icaphlg@icap.cu>, Iris Menendez <icapvc@icap.cu>, icapgrm@icap.cu, alatina.csur@icap.cu, Consejero Embajada de Cuba en Ecuador <consejero@embacuba.ec>, Luis Felipe Vázquez <lfvv@cubarte.cult.cu>, JotaComunista JCP <jotososperu@gmail.com>, egpineda@rree.gob.sv, Gabriel Paredes <fierro241068@hotmail.com>, aukana1@yahoo.com, Nilo Espinoza Haro <niloesharo@yahoo.es>, Luis Antonio Suarez Figueroa <lasfe10@hotmail.com>, José Toledo <joctavio9@gmail.com>, Luis Varese <vareseluis2011@gmail.com>, Luis Anamaria <luismiguel1952@gmail.com>, daniabetzy@yahoo.es, Wojciech Tomaszewski <mgt1@op.pl>, Macerado Prod <macerado@hotmail.com>, tigrilla37@yahoo.it, carmengalvez21@gmail.com



---------- Mensaje enviado ----------
De: gustavo Esìnoza Montesinos <gespinozam1941@gmail.com>
Fecha: 17 de octubre de 2016, 11:08
Asunto: PERU. EN LO ALTO DE LA MONTAÑA, QUINTINO
Para: america.rebelion@gmail.com, gustavo Esìnoza Montesinos <gespinozam1941@gmail.com>


PERU. EN LO ALTO DE LA MONTAÑA, QUINTINO

 

Por Gustavo Espinoza M.

 

No. Contrariamente a lo que afirma la "prensa grande", Quintino Cereceda Huiza, el campesino que cuidaba las tierras de su Comunidad en las inmediaciones de "Las Bambas" no ha muerto. Habría muerto, si se hubiese desvanecido, fulminado por instantáneo síncope cardiaco. O si se hubiese despeñado desde la altura de las montañas hasta el abismo, en un inútil intento de detener el tiempo. O, quizá. Si se pronto algún aneurisma cerebral atacara su sistema circulatorio. Pero nada de eso ha ocurrido. Quintino, no ha muerto. Quintino, ha sido asesinado.

 

¿Es delito, en el Perú, matar a un hombre?  La ley, dice que sí. Es un delito. Y la ley, también configura sus agravantes. Es un delito mayor si el atacante está armado. Y si la víctima, carece de posibilidades de defenderse. Y debe ser aún mayor, si el atacante representa al Estado, cuya tarea formal es "proteger la vida de los ciudadanos".

 

¿Quién es responsable de este crimen? El policía que disparó la bala que perforó la frente de Quintino  Cereceda, y salió por la base del cráneo; fue el autor material. El Jefe policial que comandaba el escuadrón que acometió contra los pobladores, es el autor mediato. Pero los responsables, son otros. Y eso, se sabe en nuestro país desde hace muchísimos años.

 

Hoy la "prensa grande" dice que el caído, es "el primer muerto de PPK". Lo dice porque quiere mimetizar el crimen con el régimen naciente. También dijo, en su momento, que los que cayeron en  "Conga" fueron los "muertos de Humala". Lo dijo con idéntico propósito.  Pero lo que no dice,  es que en ambos casos y en todos los anteriores, los responsables verdaderos fueron los impulsores de un  "modelo" que se basa en la explotación salvaje de los recursos naturales de los pueblos para beneficio de los grandes consorcios transnacionales. Son los muertos de las mineras, de los que se debe hablar. O escribir.

 

Inmensos pulpos que mueven tentáculos en el mundo, que sólo los privilegiados -y los estudiosos- conocen más o  menos directamente, y que obran en cada país bajo  protección y amparo de administraciones cómplices que se someten a su discurso melifluo que les promete "inversiones", "progreso", "desarrollo". Ellos, todos, en su conjunto, simbolizan el sistema de dominación global que la humanidad tiene que destruir: el capitalismo, para forjar  desde sus escombros un régimen social más humano y más justo.

 

¿Es fraseología hablar de esto? Hoy en Cuba -para hablar de la más cercana de las experiencias liberadoras-  ninguno ciudadano cae abatido por "las fuerzas de seguridad" que buscan proteger las inversiones de una empresa minera. Esto, sólo ocurre en el Perú, y en otros países, en los que la Southern, La Yanacocha, la MMG y otros "grandes consorcios" sustentan la idea -como lo hacían antes la Cerro de Pasco y la Marcona Minning- que la producción minera  nos sacaría del subdesarrollo.

 

Mientras las autoridades, y una buena parte de la ciudadanía, impregnada de inconsciencia por la "prensa grande", sigan creyendo en eso, seguirá las fuerzas policiales matando pobladores en Conga, las Bambas, Tía María y en todos los lugares en los que se presente un conflicto entre el capital y los peruanos.

 

Ningún "experto en solución de conflictos" y ninguna "mesa de conciliación"; podrá cambiar esta dura realidad, que ha dejado ya a centenares -cuando no miles- de compatriotas muertos en similares contingencias, a lo largo de los años.

 

Los "expertos mineros"  recomiendan la exploración y la explotación minera como el mágico instrumento que nos permitirá "acabar" con la pobreza. Convengamos por un segundo ese supuesto negado: ¿Entonces los pobladores de Apurímac, salieron ya de la pobreza? Porque hace décadas que en  su suelo, se explora y se extrae el mineral;  que desaparece, sin que ellos sepan por ventura a dónde se va.

 

¿Y los de Cerro de Pasco? ¿Han logrado ya establecer sus residencias en  Las Casuarinas - "a este lado del muro"- para vivir "dignamente" con el oro extraído de sus minas? ¿Y los de Huancavelica, han hecho lo propio? Los pobladores de Ananeas, en Puno,  viven hoy en la bonanza,  gracias a la ingente producción  de oro de su provincia?

 

Y en  otra arista del problema, el Estado ¿Ha destinado los recursos procedentes de la minería para contar con una red hospitalaria que atienda los pobres? ¿O con una infraestructura educativa equivalente a las necesidades del país? ¿Pueden hoy, los pobres del Perú, contar con el auxilio y la asistencia de médicos y de profesores bien pagados?

 

Los recientes "informes" de la Tele nos muestran el estado deplorable de los centros hospitalarios de nuestra capital. Pero atribuyen el hecho al "descuido" y al "abandono" del gobierno de turno. Decirlo ahora, es decir media verdad. Porque  la verdad completa es que ese descuido y ese abandono, son deliberados.

 

Y tienen diversos propósitos: enriquecer a las clínicas privadas, desacreditar el sistema nacional de salud, privatizar los hospitales. Es decir  convertir las prácticas del "Dr. Carlos Moreno" en lo que, en el fondo y realmente, siempre fue la  conducta cruel y despiadada de la clase dominante: esquilmar a los pobres para enriquecer aún más a los privilegiados.  

 

Estos son los grandes retos que nos plantea la vida. Y ante los que los ciudadanos debemos respondernos de manera categórica y definida. Algunos, podrán  creer que hechos como los ocurridos recientemente en Las Bambas- son "normales" y "propio del desarrollo". Y que "la corrupción, existe en todas partes".  Otros, podrán atribuirlos a la "Tempestad en los andes", de las que nos hablara premonitoriamente Luis E. Valcárcel; y que eso,  no es sino el preludio de una inmensa conmoción social que abrirá el camino a un  tiempo nuevo.

 

Es en esa línea que hay que mirar lo que recientemente ocurriera en Las Bambas, esa zona situada a 4,000 metros de altura, entre las provincias de Cotabambas y Grau, en la ruta Quehuira-Huancauire, las inmediaciones de la Región Apurímac; una de las más deprimidas y pauperizadas del país.

 

Sólo un cambio total de miradas, propósitos y acciones podrá poner fin al drama horrendo vivido por Antonia Huilca Chalco, la viuda de Quintino, que, en quechua, gritó al corazón y a la conciencia de todos los peruanos estas lacerantes palabras: "Aquí estoy, en lo alto de la montaña, junto al cadáver de mi esposo".

 

Que el asesinato de Quintino Cereceda Huisa no quede impune. Que el Perú , marche por un  rumbo nuevo (fin)

 

(*) Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera / http://nuestrabandera.lamula.pe

 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog