domingo, 7 de febrero de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON : 5 de febrero. La batalla de Pucará. La resistencia andina. / José Bergamín: Nadie llegó tan hondo, tan intenso ni tan alto. / Viernes 26 de febrero: Panel conmemorativo en el día de la libertad de César Vallejo.


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2015 AÑO

DE LA DEFENSA DE LA VIDA

Y DEL PLANETA TIERRA


FEBRERO, MES DE LOS HUMEDALES,

DE NUESTRAS LENGUAS NATIVAS, DE

RICARDO PALMA Y FEDERICO BARRETO


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


NADIE LLEGÓ

TAN HONDO,

TAN INTENSO,

NI TAN ALTO

Rara,

única, extraordinaria

en lengua española esta poesía,

a la que ha dado el tiempo,

valor más justo.

Hoy saben

ya todos los lectores

de poesía española que César

Vallejo fue, es, digo, un poeta

extraordinario.

Nadie como él,

en su tiempo, desentrañó

el lenguaje español –ni Unamuno–

descarnándolo hasta

los huesos.

Nadie

nos dio, como él,

en su poesía agónica, ese

estremecimiento que es esencia

y forma expresiva

de poesía.

Nadie

llegó tan hondo,

tan intenso, ni tan alto,

en la poesía española

actual.

JOSÉ BERGAMÍN

ESPAÑA


*****


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Y

UNIVERSIDAD RICARDO PALMA

PANEL CONMEMORATIVO

EN EL DÍA DE LA LIBERTAD

DE CÉSAR VALLEJO

PRISIÓN, LIBERTAD

Y ÉGIDA MORAL

EN CÉSAR VALLEJO

EXPOSITORES

JORGE KISHIMOTO

Director del Centro de Documentación

e Investigación César Vallejo

IVÁN RODRÍGUEZ CHÁVEZ

Rector de la Universidad Ricardo Palma

DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

Presidente del movimiento cultural

Capulí, Vallejo y su Tierra

FRANCISCO TÁVARA CÓRDOVA

Presidente

del Jurado Nacional de Elecciones

VIERNES 26 DE FEBRERO. 6.30 PM.

CENTRO CULTURAL CCORI WASI

UNIVERSIDAD RICARDO PALMA.

AV. AREQUIPA 5198, MIRAFLORES

Ingreso libre.

Se agradece su gentil asistencia


*****


5 DE FEBRERO, 1882



BATALLA

DE

PUCARÁ



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA



LA

RESISTENCIA

ANDINA


Danilo Sánchez Lihón



1. Con

gloria


La "Campaña de la breña" de Andrés Avelino Cáceres nos demostró para siempre a nosotros mismos, ¡qué es lo que verdaderamente somos, tenemos y valemos!

La "indiada", como despectivamente la llamaron, nos demostró la capacidad que tenemos en lo más hondo de enfrentar lo inicuo y las adversidades más atroces con el mayor coraje.

Nos demostró que somos nobles, sublimes e indoblegables. Que estamos dispuestos a defender la sagrada heredad con nuestra vida y con nuestra muerte.

Que esta tierra es sagrada y se la respeta. ¡Podrás vivir en ella, pero no mancillarla! Es sagrada porque miles y miles dieron la vida en defenderla.

Y eso ya jamás se olvida. ¡Y menos se negocia! Cáceres y sus valientes son seres que valen para siempre, eternamente.

Pudieron perder una batalla y hasta la guerra pero no la diadema que orla nuestra frente. Ni tampoco el alto designio que llevamos de forjar nuestro destino con gloria, y ser estrellas en el firmamento. ¡Nuestro valor así se hizo inextinguible!


2. Noches

del alma


No ganaron militarmente pero lo que importa es el sentido y la estela que nosotros mismos nos forjamos. Pudieron tener errores, pero lo cierto es que nos sirven como ejemplo y referencias inacabables.

Pudimos sucumbir ante desconciertos propios de una hecatombe, pero lo cierto es que sobresalen nuestras virtudes, sacrificios, grandes desvelos y consagraciones.

¡Y qué cerca estuvimos del triunfo! Eso lo sabemos.

Entonces solo nos queda pensar que, además de algunos lamentables errores, los naipes los teníamos cruzados y los dados vueltos al revés.

En todo ello Cáceres es el guerrero insigne. No le arredran los abismos, los barrancos, las soledades.

¡Ni lo incierto de la hora, ni las sombras!

Todo lo supera con pundonor y coraje. También las noches tristes del alma. No desfallece. Hace en todo de tripas corazón.


3. Loor

eterno


Asume lo aciago y lo adverso. Sostiene lo desgraciado y hace de ello un canto heroico y un himno de victoria.

No solo por los resultados alcanzados sino por el abismo de dónde parte a cada hora, y por todo lo que en la brega consigue a poner en juego.

De él es la emoción, la tragedia, la victoria; pero sobresale la pasión entrañable a la tierra que lo vio nacer.

De él es el amor y es el quebranto. De él el canto puro del huayno, de la teja extasiada y de la ojota que persevera.

Por el valor y el coraje puesto en cada acto, y por lo mucho que hemos amado.

Por eso, a Cáceres y al Perú el destino le debe mil victorias.

¡Loor eterno a quienes como él estarán presentes en cada triunfo que hemos de ganar para nuestro pueblo!!


4. Al entregar

 la vida


Así, un soldado en Huamachuco solo esperó poder decirle antes de derribarse y morir cuando él se aproximaba:

– ¡Taita Cáceres! ¡He cumplido! –Y feneció.

Creo que al entregar la vida sea esto mismo lo que podamos decir, como un lema, una proclama o una consigna.

Por eso, él sintetiza lo perenne del Perú en esa hora aciaga, ¡y lo encarna con valor supremo!

¡Cuánta vida vio que pendía y buscaba acogerse en su pecho! ¡Y cuánta muerte vio tenderse a sus pies!

¡Y cuánta emoción, clamor y anhelo erigiéndose o arrastrándose como si él fuera el sustento que lo amparara!

Y de alguna manera sentirse responsable de todo; pero encarnando lo más sublime e irrenunciable del Perú: su esperanza, la ilusión y cuánta victoria hay en el alma.


5. Hay victorias

que infaman


Participó en todas las batallas y contiendas; y de todas salió airoso, pese a estar siempre en el centro del vórtice. Y siempre salió ileso como un héroe mítico.

Organizó la resistencia andina a través de los montoneros o guerra de guerrillas que triunfaron en jornadas heroicas desalojando al ejército invasor de la zona central del país.

Pero por cualquier victoria peruana eran arrasados pueblos enteros y degolladas las personas indefensas. Así por ejemplo el 9 de julio de 1882 en Concepción la guarnición chilena en combate sucumbió y murieron cuatro oficiales y 73 individuos.

Como represalia la orden fue saqueo, degüello e incendio. Y se masacró a 329 personas. Y ellos mismos dicen en sus partes de guerra: "Y no fueron más porque no las habían".

La mayoría fueron niños, mujeres y ancianos que por algún impedimento no pudieron huir. Y lo mismo se hizo en todo lugar. Por eso decimos que hay derrotas que ennoblecen y hay victorias que infaman.


6. El fulgor

de su espada


Pero también otras adversidades asolaron el corazón de Cáceres: Así el 18 de febrero de 1882 una tempestad en los desfiladeros de Julcamarca sorprende al ejército descalzo, harapiento y sin comer él comandaba, perdiendo 90% de suministros y 622 hombres, quedando con apenas 368 soldados que no sabían disparar sino hondas y piedras.

Apoyado en el estribo de su caballo cuánta muerte vio a su alrededor y a sus pies. ¡Y cuánta mirada vuelta hacia él! De allí que todo el esplendor del Perú que es inmenso, resulta insignificante al solo fulgor y brillo de su espada en donde se sintetiza todo.

Porque un aspecto es la premeditación, la alevosía y la ventaja de un ejército siniestro, que se había preparado para esta campaña con lo peor del alma como es el odio, que lo erigieron como consigna y como bandera y todas las perversidades que ello conlleva.

Como lo grafica la frase: "No quedan heridos en las batallas", y los saqueos, masacres e incendios todo ello contra seres humildes e indefensos.

Pero otro asunto son las adversidades de la naturaleza como esta noche triste de Cáceres en Julcamarca. De allí que otra frase que se repitiera entre nosotros era: "¿Dónde está Dios?"


7. De aquí

para siempre


De allí que disienta y esté en desacuerdo con Jorge Basadre cuando dice:

"Solo le faltó una cosa a Cáceres para su consagración que hubiese sido apoteósica: morir en Huamachuco."

Al contrario: a partir de Huamachuco Cáceres vive para siempre y es invicto.

A partir de su gesta y por no haber muerto el Perú es imbatible y promesa hacia el futuro, porque él no murió y como tal estamos íntegros.

No se le dio el gusto al enemigo del Perú, de que el hombre más perseguido a matar en esa guerra sucumbiera bajo su bota.

Él es el héroe legendario jamás muerto por el enemigo. Y como tal grandioso e inmarcesible.

Nunca su cuerpo ni su cabeza ni su boca fueron hollados ni mancillados.

Y con ello la gloria del Perú quedó intacta, jamás rendido ni abatido por una bala ni bayoneta enemiga.

Y eso crece. Eso se multiplica. Eso se acrecienta de aquí para mañana y siempre.



*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog