lunes, 25 de enero de 2016

DANILO SANCHEZ LIHON : 25 de enero. se funda la Escuela de Arte Dramático. La magia del teatro infantil. / Félix Grande: Hay algo en el lenguaje de Vallejo que aparece en el castellano por primera vez.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: <dsanchezlihon@aol.com>
Fecha: 25 de enero de 2016, 13:22
Asunto: 25 de enero. se funda la Escuela de Arte Dramático. La magia del teatro infantil. / Félix Grande: Hay algo en el lenguaje de Vallejo que aparece en el castellano por primera vez.
Para:




CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Construcción y forja de la utopía andina


2015 AÑO

DE LA DEFENSA DE LA VIDA

Y DEL PLANETA TIERRA


ENERO, MES DE LA DEFENSA DE LIMA

DEL NACIMIENTO DE ARGUEDAS, HERAUD

Y LOS PARADIGMAS DE MACHUPICCHU


CAPULÍ ES

PODER CHUCO


SANTIAGO DE CHUCO

CAPITAL DE LA POESÍA

Y LA CONCIENCIA SOCIAL


*****


HAY ALGO EN EL LENGUAJE DE VALLEJO

QUE APARECE EN EL CASTELLANO POR

PRIMERA VEZ, APARECE PARA SIEMPRE,

PARA NO ABANDONARNOS NUNCA


En la historia de la genialidad

del idioma español, César Vallejo

interviene de tres maneras: una como

hablante común, como heredero de la riqueza

general del idioma; otra, como enorme poeta, como

compañero de Francisco de Quevedo, de Federico García

Lorca, de Antonio Machado, de Rubén Darío, de Pablo Neruda;

otra, y es la que debería señalar como una carta de misterio que

no había llegado nunca en la poesía escrita del idioma español;

hay algo en el lenguaje de Vallejo que aparece en el castellano

por primera vez, aparece para siempre, para no abandonarnos

nunca. Hay una apertura, una instantaneidad, una carga

enigmática, una ternura casi despiadada, una delicadeza

casi cruel, que no habían aparecido en la historia de

la poesía escrita en castellano; y les recuerdo a

ustedes algo, quien sabe, la historia de la

poesía castellana es una de las historias

más prodigiosas de la historia

de las lenguas humanas.


FÉLIX GRANDE

(ESPAÑA)


*****


CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

Y

UNIVERSIDAD RICARDO PALMA

PANEL CONMEMORATIVO

EN EL DÍA DE LA LIBERTAD

DE CÉSAR VALLEJO

PRISIÓN, LIBERTAD

Y ÉGIDA MORAL

EN CÉSAR VALLEJO

EXPOSITORES

JORGE KISHIMOTO

Director del Centro de Documentación

e Investigación César Vallejo

IVÁN RODRÍGUEZ CHÁVEZ

Rector de la Universidad Ricardo Palma

DANILO SÁNCHEZ LIHÓN

Presidente del movimiento cultural

Capulí, Vallejo y su Tierra

FRANCISCO TÁVARA CÓRDOVA

Presidente

del Jurado Nacional de Elecciones

VIERNES 26 DE FEBRERO. 6.30 PM.

CENTRO CULTURAL CCORI WASI

UNIVERSIDAD RICARDO PALMA.

AV. AREQUIPA 5198, MIRAFLORES

Ingreso libre.

Se agradece su gentil asistencia


*****


25 DE ENERO 1946



SE FUNDA

LA ESCUELA

DE ARTE

DRAMÁTICO



FOLIOS

DE LA

UTOPÍA


LA MAGIA

DEL TEATRO

INFANTIL



Danilo Sánchez Lihón



Mi madre hizo una cruz en el calendario

el día en que nací,

y yo era el que gritaba. Yo era ese

pequeño

montón de cabellos, de uñas y de carne.

– Soy yo, soy yo...

–Solo no eres nadie. Es preciso que otro

te nombre.

Bertolt Brecht



1. Palabra

y espacio mágicos


El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad, así reza el artículo 3 de la Declaración de los Derechos Universales del niño.

El principio que hemos citado lo podríamos definir y caracterizar como el de la identidad y de la pertenencia, reconociendo que todos tienen derecho a un nombre y el arraigo a un lugar y a un espacio real y a la vez ideal.

Y siendo así el niño tiene derecho a la búsqueda libre y creativa de dicha identidad y filiación a través de la palabra. ¿Dónde? En la representación que nos da el teatro y la literatura, en donde palpita y se manifiesta la palabra y el espacio mágicos.

En donde ha de volar con las alas fuertes, amplias y arriesgadas de su ilusión. Donde ha de arrojarse hacia el infinito, sin temores ni reservas, con animosidad. Donde no ha de amilanarse, ni tener temores ni recelos.

Y estos no son derechos que tiene que aprender o asimilar, sino que él nace con estas aptitudes intrínsecas al ser humano, cual es representar el mundo y la realidad a través de la palabra y la acción.

Y al ocuparnos del teatro primero lo hacemos como una de las expresiones más auténticas de la condición humana y como uno de los derechos intrínsecos del niño en este mundo.


2. Tiene como centro

al hombre


Consecuente con todo ello, el niño tiene el derecho a considerar el teatro y la literatura como un país de maravilla y fábula, una gruta encantada y uno de los placeres más exquisitos de la existencia.

Porque en ellos nada es punible salvo quedar para siempre hechizados entre el plumaje dorado de esa ave mítica, o atrapados para siempre en esas naves de oro.

Para todo ello el niño tiene derecho a que todo se arregle y acomode de acuerdo a cómo él tiene y trae, y cómo él es, porque es obra directa de las manos de Dios.

Tiene derecho a transformar la vida y hacerla de acuerdo a cómo sus ojos cuando se abren la representan.

Y es la literatura, y dentro de ella el teatro, el arte que recrea la conducta de los hombres en niveles de alta y honda significación, enlazados los contenidos en una historia de la cual se desprenden mensajes inusitados y trascendentes.

Y tiene como efecto esta actitud en la configuración de un mundo ideal. Representación y mundo que tiene como centro y como destinatario al hombre, recreando el destino peculiar de éste en su excelsitud como también en sus desgracias en su ascensión como en sus caídas; en su excelsitud como en sus miserias y fatalidades.


3. Es un espejo

verbal


La clave implícita del arte del teatro es la representación del destino del ser humano que sufre sobre la faz de la tierra y lo hace en el espacio mágico de un escenario que en el caso de los niños es el espacio y el tiempo real.

Ahora bien, el teatro de niños tiene que ver con estos elementos ya enunciados; pero mucho más con la fantasía, e igual y aún más en extremo todavía, con la identidad y la filiación.

Incluso, una forma o manera de comprender mejor la identidad de una persona o un grupo es a través del psicodrama y del socio drama.

Es volando prendidos a las alas de las metáforas  y del hechizo de la palabra que se ofrece a través del teatro infantil, cómo el ser humano se mira en el espejo para saber quién es, a qué y adónde pertenecer.

Porque toda representación es un espejo verbal.

Así, por ejemplo, para entender un problema de cómo es el sufrimiento de los minusválidos se recurrió a aquella hermosa metáfora del niño que tenía dos ojos entre los normales de aquel universo, en que todos solo tenían un solo ojo.



4. Nuestro

propio destino


Esta perífrasis deja como conclusión y resultado la meditación acerca de ¿qué es finalmente lo hermoso y lo normal? ¿Tener dos ojos o tener uno solo, como plantea en el cuento?

La dicotomía da lugar a que por derivación se acepten las diferencias de unos en relación a otros, como hechos de revelación y hasta de enriquecimiento. Y no como defectos y menos como horror. Y jamás como taras o estigmas.

El teatro entonces siendo un descubrimiento de lo propio y diferente sana del horror a lo que es distinto.

Porque en el teatro infantil la clave no está centrada en el rol o el papel que como niños se pueda representar en la función. Tampoco en el desempeño de actores, que nos puede resultar bien, regular o mal.

Sino que lo importante está en asumir un papel, cumplir un empeño y encarnar una metáfora en nuestra vida. Lo importante es conocer y representar nuestra propia imagen frente al mundo.

Lo importante es dar plena realización a la función que nos ha tocado cumplir, al rol que hemos elegido o al personaje que hemos aceptado asumir en nuestra existencia. En conclusión, es dar plasmación a ser actores de nuestro propio destino.


5. Al niño

eterno


Al hacer teatro con niños olvidémonos por un momento de lo formal, del libreto y de la actuación. Y bajemos más al zócalo, al cimiento y al inicio de esta actividad. Y no confundir que el motivo es la técnica o la formalidad.

La primera responsabilidad que aparecerá para quienes son maestros de niños –si maestros es lo que somos, o de simplemente adultos que quieren asumir el reto de educarlos a través del teatro– es conseguir que los niños actúen en coherencia con su identidad.

Tal identidad tienen que buscarla cada quién y cada día, a cada hora y en cada palmo de tierra que abarcan sus pasos. Esa es la primera y principal obra de teatro que debemos poner en escena, logrando que cada uno conquiste su autonomía y su plena libertad.

Porque, no distorsionemos las cosas aceptando que el público hacia el cual se dirige el teatro infantil son los adultos. El teatro para niños se dirige para los propios niños que actúan, de modo principal. Los padres estarán allí, si es que lo están, es para que aprendan a no olvidar esto.

Y es al niño eterno, al niño que hay en todos los seres humanos, el niño que habita en todos nosotros, a aquel a quien se dirige –de manera central– el teatro infantil.


6. Exacta

belleza


Ha de ser como cuando salimos de paseo con los niños al aire libre. O cuando practicamos un deporte en los campos abiertos y nos disponemos a la sana recreación a través del vuelo del espíritu por los ámbitos de la imaginación.

El teatro como tal y visto así será franco, sincero, desenvuelto, y parte del proceso del niño de instalarse o relacionarse con los demás en un clima de confianza y de crecer en comunión con los otros.

Es consabido que hay una etapa de la evolución del niño que es imitar, en la cual él aprende reproduciendo lo que padre, madre, y toda persona que alcance a conocer, hacen. Ellos imitan los aspectos más característicos y definidos que cumplen en realizar sus mayores.

Y es eso, lo que llevado a un espacio  de representación de teatro en vivo, lo que significa una reflexión valiosa y un vivir a otro nivel, con categorías intelectuales superiores, teatro que surge desde el centro del ser y vuelve hacia él, idéntico o transformado.

Cabe advertir que en el teatro infantil hay la tentación del acartonamiento, de los clichés y de la rigidez. Por eso, siempre debe estar presente en él, como fundamento de trabajo, que el principio rector es la libertad creativa. Claro que bajo la práctica de un trabajo disciplinado y de pleno compromiso. Es sólo con esa condición que se manifiesta en todo su esplendor la vida auténtica de los seres humanos, con autonomía pero también con exigencia de lograr exacta belleza y esplendor.


12. Punción

en el alma


Pero, hay otro factor digno de apreciar y de tener en cuenta, cuál es la incondicionalidad del espectador, actitud esencial para la existencia de este arte acrisolado.

Es esa complicidad, esa sana creencia de que todo lo que se representa merece atención, lo que favorece llegar a la esencia de este arte.

Es esa convicción de respeto a las reglas de estos juegos artificiales y simulaciones, la que hace posible la existencia de un arte como el teatro. Y esta maravillosa actitud y condición nos la enseñan cada día los niños.

De allí que el teatro no sólo redime al espectador, porque la catarsis, el cambio, la transformación ocurre igual o más en el actor. Así como también en el creador literario, en el guionista, en el adaptador.

Y en muchos otros participantes que se involucran en la obra, que originariamente fue concebida y escrita ingenuamente y, en la mayoría de casos, solo con una lejana esperanza de que fuera escenificada.

De allí que el teatro infantil sea una forma de lectura colectiva del texto, pero a  través de unos intermediarios, transmisores y recreadores, cuales son aquellos que se involucran representando roles y todos quienes intervienen en una u otra tarea en esta actividad múltiple y compleja.


7. De máximo

valor


¿Es el teatro infantil una distracción, un adorno, una actividad de extensión? ¿Es en la escuela una actividad de carácter más bien recreativa, para alivio entre una y otra tarea pedagógica? Una concepción así es errónea.

El teatro infantil es una actividad esencial y trascendente. Y lo es si es que verdaderamente se lo acepta como teatro, es decir como un arte cabal, íntegro y completo.

En tal sentido, es como la música y las artes plásticas, un bien y un valor primordial en la educación; y de gran significado en este campo, puesto que desarrolla la percepción, la emotividad y las diversas inteligencias que alcanzan a integrarse en experiencias que son síntesis de vida y de visión de la realidad.

Es básico y primordial para la formación integral del hombre. Y si aceptamos que ese es el fin supremo de la escuela entonces consideraremos, consecuentemente al teatro infantil como central y de máximo valor en el desarrollo del niño.

Ellos son los que tamizan, traspasan, enfatizan u ocultan, relevan o apagan determinado mensaje en el ser humano. Y con ello una punción en el alma de quienes lo viven y comparten..


*****


El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente


Teléfonos: 420-3343 y 602-3988





Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe


Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es


*****


CONVOCATORIA


XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA


TELÚRICA DE MAYO, 2016


LIMA:

MARTES 24


TRUJILLO:

MIÉRCOLES 25


OTUZCO

JUEVES 26


HUAMACHUCO

JUEVES 26


SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 27

SÁBADO 28


CACHICADÁN

DOMINGO 29


TODO EN EL MES

DE MAYO, 2016


*****


PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:




DIRECCIÓN EN FACEBOOK

HACER CLIC AQUÍ:




*****


Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575





Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog