miércoles, 20 de abril de 2016

Fwd: HAY, HERMANOS, MUCHÍSIMO QUÉ HACER UNO QUÉ HACER, QUÉ HACER…(…)


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Colectivo Perú Integral <cperuintegral@gmail.com>
Fecha: 20 de abril de 2016, 8:06
Asunto: HAY, HERMANOS, MUCHÍSIMO QUÉ HACER UNO QUÉ HACER, QUÉ HACER…(…)
Para:


HAY, HERMANOS, MUCHÍSIMO QUÉ HACER

 

UNO

 QUÉ HACER, QUÉ HACER…(…)

¿Se debe votar por PPK? Para mí, sí. En estas condiciones, no hacerlo, o votar en blanco o viciado, es hacerle el juego al fujimorismo. No es lo mismo PPK que Keiko. Hay matices, diferencias, contradicción. Tenemos que saber usar eso. Ya Nicolás Maquiavelo enseñó que la neutralidad es la peor de las alternativas cuando dos enemigos se enfrentan. En este caso, la situación es clara: el enemigo principal del pueblo peruano en esta 2da vuelta es el fujimorismo, que amenaza con arrasar con los derechos y libertades ciudadanas, para todo el que ose estar en desacuerdo con ellos.(…)

Manuel Velásquez Rangel

Lima, 13 de abril de 2016

 

DOS

 COMENTARIO

 Se está en contra del modelo económico neoliberal capitalista y sus aplicadores o a favor de ello, esa es la cuestión. No puede haber medias tintas ni neutralidad cuando ambos tienen la misma posición, una posición que no es la nuestra, por lo tanto desde ya se tiene que organizar la oposición a ambos; y el primer paso es organizar, valga la redundancia, el voto de rechazo a Keiko y PPK.

Desde el año 2000 se ha votado por el "mal menor", y ¿Que se ha ganado con ello? Sólo un ejemplo, el llamado "mal menor" Ollanta Humala arrasó con todos los derechos del sindicato más numeroso del país, el magisterio, al extremo de perder el régimen laboral estable con miles de despedidos. Seguirán implementando esas medidas tanto Keiko o PPK, por lo tanto aquí tiene que ponerse a la orden del día la madurez de los dirigentes de las organizaciones populares, sindicales y políticas de la izquierda para fortalecer ORGANIZACIÓN, cosa que no han hecho durante estos quince años con el mal menor en el ejecutivo. ¿O acaso, hay temor o miedo de no poder hacer frente a las medidas antipopulares que se avecinan? Hay que recordar que el verdadero poder está en el pueblo organizado.

Felipe Torres Andrade

Lima, 15 de abril de 2016

 

TRES

 RESPUESTA AL COMENTARIO

  Lamentablemente, la realidad actual nos dice que, en esta segunda vuelta, votar por PPK es decirle NO a Keiko. No hay otra. Decir: ni el uno ni el otro, equivale a decir: quiero que Keiko sea mi presidenta.

¿Por qué? Quizá por pereza mental, por pobreza espiritual, o quizá porque se sigue creyendo que la revolución viene como consecuencia de la represión, de la miseria económica y moral, pero ya está demostrado que, si no existe un partido verdaderamente revolucionario, un partido marxista forjado en la lucha de clases, con dirigentes probados que gocen de arraigo y prestigio popular, es imposible el triunfo de la revolución. ¿Existe ese partido, existen tales dirigentes?

Por supuesto que no. Por ejemplo, el Frente Amplio, no es un partido sino un conglomerado de grupos o semipartidos, la mayoría de los cuales son electoreros o viven a costas de los trabajadores, o de alguna ONG. A Verónika Mendoza, recién la está conociendo el pueblo peruano, y falta ver cómo se conducirá en estos cinco años.

En enero de este año, el FA tenía una intención de voto del 2%. Luego de la salida de Guzmán y Acuña es que pudo despegar, pero aun así no le alcanzó para llegar a la 2da vuelta. Sin embargo, ya se consideran la segunda fuerza política del Perú (¿no será la tercera?) y aseguran que el pueblo peruano les ha encomendado la misión de ser oposición a cualquiera de los dos que salga elegido presidente del Perú.

Hummmmm. ¿Será cierto que el pueblo peruano, que no ha votado mayoritariamente por ellos, sino por las dos opciones de la burguesía, les ha encomendado eso y no otra cosa?

Es como cuando el rey decía que su mandato venía de Dios, y que por tanto, no tenía que dar cuentas a nadie. O, como el presidente Maduro que dice que le dijo un pajarito que nadie oye más que él.

Lo mismo le pasó a Susana; estaba atrás, pero al salir Kouri, pudo emerger y enfrentar y vencer (ella sí) a Lourdes Flores Nano. Llegó a la alcaldía limeña, pero no estaba preparada para eso. No tenía el respaldo de las masas, y fue vapuleada por el sistema.

Votar es un acto político. Un acto sencillo pero muy significativo. Simbólico, y a la vez, práctico. No quiere decir necesariamente que concuerde con todo lo que dice, hace o representa tal candidatura. Es sólo una opción. Un acto de la voluntad, tomado con conciencia de ciudadano. Como el ser humano que sólo aspira a lo que puede y debe aspirar toda persona humana, a cumplir bien su jornada, su tarea, su labor.

Yo voy a votar por PPK sin asco, con flema, con pasión, y quisiera que mi voto se multiplique por cien, por mil, por un millón, porque sé que en esta hora es la ÜNICA manera de impedir que la señora Keiko se siente en el sillón presidencial sobre los huesos de todos los muertos de la Cantuta, de los Barrios Altos, sobre la sangre de las mujeres esterilizadas en contra de su voluntad.

Decir ni con uno ni con otro, equivale a decir cobardemente, miserablemente, esquizofrénicamente: quiero que Keiko sea mi presidenta para que el pueblo pueda levantarse, como una masa de parias, de ilotas, guiada por evangélicos predicadores del bien y del mal.

Manuel Velásquez Rangel.

Lima, 18 de abril del 2016.

 

Nota.- Inicialmente difundidos en sus fechas por Foro Centenario

 COLECTIVO PERÚ INTEGRAL

20 de abril de 2016

 

 

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog