domingo, 1 de mayo de 2016

DANILO SANCHEZ LION : Fwd: 1 de mayo. Max Silva ¡presente! Desvelado por el enigma. / Y, ¿qué es el Capulí?









CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
MAYO: MES DE LOS TRABAJADORES,
DEL LEGADO DE LA PAPA DEL PERÚ
AL MUNDO, Y DEL MAESTRO ENCINAS
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
*****
Y, ¿QUÉ ES
EL CAPULÍ?
– También es el fruto del árbol del mismo nombre, que se da en racimos y que al probarlos su sabor inunda el alma y la boca porque se exprime entre el paladar y la lengua y ahí explosiona su ambrosía.
– ¿Y de qué color y tamaño es?
– Es de un color violeta embriagante y del tamaño de las pupilas de las adolescentes, y con los mismos arreboles y el fulgor que les produce las primeras vergüenzas y quimeras del amor.
– ¿Lo vamos a ver ahora que vamos en el mercado de Santiago de Chuco?
– Sí. Y en las calles y hasta en las esquinas, en donde vean una muchacha sentada detrás de una canasta de paja toquilla como una paloma al lado de su nido, con un platillo encima de algo que parece el fondo de una fuente, ese es capulí.
– ¿Este debe ser, no? ¡Haber, preguntemos! Niñita, ¿cómo se llama este fruto?
– ¡Se llama Capulí, Vallejo y su Tierra, señor y señorita!
*****
1 DE MAYO
MAX
SILVA
¡PRESENTE!
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
DESVELADO
POR
EL ENIGMA
Danilo Sánchez Lihón
1. Era eso
y mucho más
Definir o hacer un perfil de Max Silva Tuesta es tarea ardua, difícil y quizá hasta imposible. Decir, por ejemplo, que fue médico es cierto pero insuficiente, porque a la vez abarcó muchos otros ámbitos, campos hasta opuestos a la rama médica, pero que los asumió con igual legitimidad. Áreas disímiles ya que la medicina es un área de las ciencias, y él en muchos aspectos coloca su eje y su centro en el terreno de las artes.
Decir a su vez que fue un psiquiatra es totalmente cierto pero también resulta limitado e insuficiente, porque abarcó y fue mucho más que un psicoanalista. Porque en muchos casos puso a un lado la psiquiatría, para él mismo aventurarse como paciente por el mundo de lo ignoto, misterioso e inexplicable.
Decir que es un hombre de letras a la vez es innegable, pero no es una aseveración completa, pero decirlo así resulta escaso, poco y exiguo. Porque siéndolo cabalmente él es mucho más que eso, porque en principio era a su vez un hombre de ciencias.
Decir que es un autor e intelectual destacado y del mayor relieve en el campo de la vida universitaria y académica es verdad. Porque desde muy joven fue docente en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
2. Sencillez
y valentía
Pero con ser halagüeño todo eso, no es suficiente porque fue muchísimo más que eso: fue en la vida: un ser inmensamente vital, apasionado, ubicado muy tangiblemente en la vida y en los hechos de la cotidianeidad.
Decir de otro lado que Max fue un vallejista es innegable, pero no es suficiente, dado que fue, a su vez, mucho más. Por ejemplo, es uno de los estudiosos más cabales y completos de la obra y sobre todo de la vida de Mario Vargas Llosa, antípoda total con lo que es un César Vallejo.
Con el ahora Premio Nobel  fue condiscípulo en la Escuela Militar Leoncio Prado. Como fue amigo y devoto de Carlos Alberto Seguín, de Georgette de Vallejo y César Calvo con quienes mantuvo una amistad entrañable, y con muchos otros poetas y narradores de la generación del 60 y 70, principalmente.
Decir a secas que es un intelectual es verdad. Pero no es suficiente dado que era mucho más que ese mondo enunciado, porque era un narrador, un ensayista, pero también un conferencista, un promotor y difusor cultural que solía bajar frecuentemente al llano, y ser un personaje de a pie, común y corriente, viviendo y asumiendo la vida con mucha naturalidad, sencillez y valentía.
3. Lucidez
 suprema
Ahora bien, ¿cómo era Max Silva Tuesta como persona humana? Cabe esta pregunta porque algunos rasgos de su personalidad pueden ayudarnos a tener una aproximación hacia él a fin de tener un retrato lo más fiel al original.
Un rasgo destacado de su personalidad que pondría por delante es su inmensa curiosidad intelectual.
El ser capaz de tener impresiones muy originales, propias y hasta inusitadas acerca de esto y aquello.
el ser un hombre de preguntas antes que de respuestas.
Era sorprendente su vitalidad, su capacidad para ser amigo atento, sincero y puntual, con mucha capacidad para la generosidad.
Con miedos muy infantiles, con arrebatos y decisiones abruptas, radicales y tajantes. Sincero, apasionado, categórico.
Un hombre que en algunos aspectos de la realidad los volvía nítidos, con una lucidez suprema, y otros aspectos los volvía oscuros.
4. Devolviendo
la vida
Era sugestionable, con mucho mundo y fantasmas hacia adentro.
Cuando enfermó del corazón y lo operaron en el Hospital Obrero fui a visitarlo.
– Tengo alucinaciones. –Me dijo–. Sueño tanto en Capulí que empiezo a ver cosas raras. Dime, por favor, ¿puedes mirar hacia esa ventana?
– Sí.
– ¿Qué hay ahí? ¿Dime, por si acaso, hay un afiche de Capulí?, ventana a la cual ni siquiera ya puedo mirar por lo sugestionado que estoy.
– Sí. –Le digo–. Hay un afiche del Capulí 13.
– ¡Jura! ¿Y quién lo ha puesto?
– Yo lo he pegado. Vine hace una hora mientras estabas dormido. Pegue el afiche. Y después me fui a comprar algunas cosas, esperando que despiertes.
– ¡Avísame, Danilo! Me he asustado. Al despertar lo he mirado. Y me he espantado creyendo que me estaba volviendo loco, o que estaba delirando. ¡Ay, me devuelves la vida!
5. Su última
sonrisa
Otro rasgo es que era un hombre catador de la palabra exquisita, que las seleccionaba, revolvía y jugaba con ellas. Un hombre sensible a lo bello, a lo hermoso y pletórico. Una persona que deparaba una amistad fraterna y fervorosa. Le fascinaba a Max el tema de la seducción, del poder, de la fantasía. Y de ironizar de manera fina, elegante, con mucha sutileza. Ingenuo, frágil y tembloroso.
Viajamos juntos a Santiago de Chuco, pasamos días hermosos en la fiesta del Patrón en Santiago de Chuco. Las autoridades lo hicieron jurado de la corrida de toros en lo cual era un consumado conocedor.
Era un hombre de ritos y detalles. Tengo en mi biblioteca sus libros "Hotel sementerio", "La memoria peligrosa", "César Vallejo: muerte y resurrección" y "Psicoanálisis de Vargas Llosa". He aquí la dedicatoria en el primero de ellos: "Para Danilo, que estoy seguro conoció y gozó a Caresanta. Max Silva, junio 2001". Dedicatoria que me hace mucha gracia, como también me sonroja.
Y en el cuarto libro mencionado, escribió: "A Danilo, por haber conseguido que mi madre –a quien adoro como Vallejo adoraba a la suya- regale a la vida su última sonrisa. 12 de marzo 2006."
6. Las tres
preguntas
Pero he aquí un ejemplo de cómo escribía Max de cómo él fabulaba, texto en donde encuentro un símil a su profesión y a su vida, titulado "Las tres preguntas":
– MADRE –dijo Jacín–, ¿por qué la piedra es dura, está siempre sola y no contesta cuando se le habla?
Cleofé, que era una de las pocas madres que quedaban todavía de la Edad de Oro maternal, de cuando inventaban cuentos para mantener contentos a sus hijos, respondió:
– La piedra es así, dura, solitaria y silenciosa desde la vez que, niños como tú, la ofendieron.
– ¡Mentirosa! –exclamó Jacín.
– Ahora verás si miento –dijo ella–. De los que menos esperaba, de los niños, la piedra recibió la ofensa que endureció su forma.
– ¡Mentirosa! –volvió a exclamar el niño.
Y la madre, volvió a decir:
– Ahora verás si miento. Las piedras, antes, hace mucho tiempo, eran amigas de los niños.
– ¿Amigas? –preguntó Jacín, escapándosele un suspiro.
7. ¿Y qué es
la intimidad?
– Sí, amigas, muy amigas. Sumisas, en todo les satisfacían, con tal de verlos contentos. Un día, los niños quisieron ver qué escondían en su interior. Esto fue lo único que ellas rechazaron: mostrar su intimidad. Por eso, por cada golpe recibido, se endurecían más y más, hasta volverse impenetrables. Algunas, exhaustas del dale y dale de los niños, se partieron, pero la intimidad ya se había refugiado en los porosos escondrijos de cada piedra.
El niño, pensativo, sin comprender muchas cosas, preguntó:
– ¿Y qué es la intimidad?
– La intimidad es la guardería de los secretos de cada uno, donde sólo puede entrar uno mismo –contestó la madre.
Jacín siguió sin comprender, aunque dentro de sí repitió, una y otra vez, "donde sólo puede entrar uno mismo". Arriesgando algo, ni él sabía qué, inquirió:
– ¿Y en tu intimidad, mamá, yo podría entrar?
Ante esto, Cleofé se tornó dura, solitaria y silenciosa, como la piedra que vivía en la orilla del río Amoray.
8. El camino
 a pie
Max Silva Tuesta era uno de los seres flechados por César Vallejo, quien tenía el corazón atravesado por el darlo de su poesía. Era su fantasma interior, de quien tenía siempre una frase, un verso o un pasaje de su obra que era un descubrimiento íntimo, absoluto y esencial. Era el ser al cual más se refería, así como a Georgette de quien fue amigo y devoto.
Con su propio pulso copió varias veces la poesía completa de César Vallejo con una letra fina, apretada y pareja en unos libritos pequeños que él mismo preparaba y empastaba para luego obsequiarlos a personas entrañables.
La última vez que estuvo en París al regresar me confesó más o menos así: "Estuve quince días y me moría de pena, pese a que tenía todo. Viajé invitado, con mi mujer y no me faltaba dinero. Allí comprendí que hay otra heroicidad en César Vallejo, cuál es el haber soportado allí quince años y en las condiciones más desfavorables y atroces."
En el viaje que hicimos a Santiago de Chuco en algún momento quiso bajarse y hacer en homenaje a César Vallejo el camino a pie. No lo dejé porque el corazón le latía fuertemente.
9. Con quien
se han abrazado
En Max Silva, César Vallejo fue siempre su asombro, su alter ego, que hizo de él un vallejista imprescindible, raigal y a fondo, pero a la vez impresionista, que escudriñaba los gestos y actitudes del poeta, como por ejemplo la manera de coger la copa de vino, que él llegó a imitar a la perfección y así se servía él cada vez que brindaba por la vida. Manifestaba que lo que más hubiera apreciado en la vida es haber conocido en persona a César Vallejo. Y solía preguntarse: "¿Qué hubiera dicho y hecho Vallejo si hubiera estado aquí? }Era un ser desvelado por el enigma.
Convirtió muchas cosas de la realidad en fetiches acerca del poeta. La parte principal de su casa lo había acondicionado como Mural Vallejo. Hacía empastar ediciones de algunos libros del poeta como ediciones únicas y propias.
Desde la psiquiatría ha hecho aportes importantes para la comprensión de su vida y se su obra. Así sus estudios acerca de "El complejo de Tántalo en la poesía de César Vallejo". "El complejo de Edipo en Vallejo". Y su artículo que creó tanta polémica: "Tipos de Vallejistas" que revela tanta prolijidad, erudición y sapiencia.
Creo que ahora el camino que quiso hacer a pie a Santiago de Chuco ahora lo está haciendo pero en una dimensión trascendente, porque su mente y su espíritu estaban puestos en lo incógnito, misterioso e inabarcable. Creo que ya alcanzó a conocer en presencia a César Vallejo con quien se han abrazado fuertemente.
*****
El texto anterior puede ser
reproducido, publicado y difundido
citando autor y fuente
Teléfonos: 420-3343 y 602-3988
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
*****
CONVOCATORIA
XVII ENCUENTRO INTERNACIONAL
CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
TELÚRICA DE MAYO, 2016
LIMA:
MARTES 24
TRUJILLO:
MIÉRCOLES 25
OTUZCO
JUEVES 26
HUAMACHUCO
JUEVES 26
SANTIAGO DE CHUCO:
VIERNES 27
SÁBADO 28
CACHICADÁN
DOMINGO 29
TODO EN EL MES
DE MAYO, 2016
*****
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
*****
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog