martes, 7 de junio de 2016

Fwd: 7 de junio. ¡Arica en el alma! Diario de apuntes de un soldado. / ¡Mil gracias pueblo de Otuzco!













CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA
Construcción y forja de la utopía andina
2016 AÑO
CONSTRUCCIÓN DE CONCIENCIA
Y CONCRECIÓN DE SOLUCIONES
JUNIO, MES DE LOS NIÑOS,
DEL MEDIO AMBIENTE, DE LA GLORIA
DE ARICA Y DE LA IDENTIDAD ANDINA
CAPULÍ ES
PODER CHUCO
SANTIAGO DE CHUCO
CAPITAL DE LA POESÍA
Y LA CONCIENCIA SOCIAL
*****
¡MIL GRACIAS PUEBLO DE OTUZCO!
POR EL APOTEÓSICO RECIBIMIENTO
TRIBUTADO AL 17 ENCUENTRO DE CAPULÍ
Son muchas las emociones e imágenes imperecederas que nos deja para siempre cada nueva realización del Encuentro Internacional Capulí, Vallejo y su Tierra. En la 17 versión de este peregrinaje que acaba de acontecer en el mes de mayo del año en curso, 2016, emoción inolvidable es el recibimiento apoteósico que nos brindara el pueblo de Otuzco.
Ha sido tanto el esmero puesto por el profesor Pablo Blas Tantaquispe, coordinador general de esta actividad que hasta se organizó una Feria de Artesanos variada, profusa y entusiasta que nos mostraban productos que abarcaban desde bordados y talladuras en madera hasta frutos agrícolas logrados mejorando procesos, como paltas y cebollas, como también resultados agroindustriales como quesos y mieles de abeja.
Fiesta del alma ha sido la mañana esplendorosa del 26 de mayo en que desfiláramos por la calle principal de Otuzco, desde El Paradero, acompañados de las bandas de músicos y de los centros educativos que lucían sus uniformes de gala, banderas y estandartes.
Un regocijo del espíritu ha sido este recibimiento para la delegación de Capulí que ya había celebrado jornadas en Lima y Trujillo, compuesta de representantes de países como: Alemania, Andorra, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos de Norteamérica, Escocia, España, Francia, México, Venezuela; como de muchos intelectuales y maestros nacionales provenientes de diversos departamentos y regiones de nuestro país.
Ya en el tabladillo erigido para recibirnos, pudimos allí saludar a César Vallejo, encarnado en un niño de seis años y su señora madre representada por una niña de la misma edad, quienes nos dieron la bienvenida, y en donde un asno con canastas de pan simbolizaba la vida familiar que vivió César Vallejo en su Santiago de Chuco querido.
No faltaron reinas y damas de la identidad otuzcana, como tampoco niños y jóvenes declamadores que nos deleitaron con su arte, así como se hizo presente la generosidad de este amaso pueblo al invitarnos un desayuno hecho de quinua y pasteles que además se distribuyó a todo el público asistente en la plaza.
Por todo ello, ¡gracias pueblo de Otuzco! ¡Mil gracias profesor Pablo Blas Tantaquispe! ¡Y tal como nos lo pidieron, volveremos siempre a este pueblo querido y Capital de la Fe!
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN
Presidente de Capulí, Vallejo y su Tierra
*****
7 DE JUNIO
¡ARICA
EN
EL ALMA!
FOLIOS
DE LA
UTOPÍA
DIARIO
DE APUNTES
DE UN SOLDADO
Danilo Sánchez Lihón
1. Yo lucho por ti,
amor mío
Amor mío, pude haber tomado la ruta del norte y haberme refugiado en Arequipa para después encontrarme contigo en Lima.
Jamás pensé que pudiera haber algo más fuerte que tú como para haber caminado en sentido contrario adonde tú estabas. Y seguir tras de este llamado a la vez simple y misterioso. ¿Cuál es?
Defender la casa, la tierra, el lar de nuestros ancestros, la moral que sostiene la vida. Y ya ves, heme aquí, con mis pies en el desierto sin huellas que me lleva a Arica.
La batalla del Alto de la Alianza fue una hecatombe, un holocausto, un martirio.
Tacna en este momento en que te escribo en esta libreta está siendo atacada; se saquean establecimientos, se fusilan inocentes, se violan mujeres.
En Tacna se incendian casas y establecimientos privados y públicos. Y se destruye todo lo que aparente desarrollo, afán de erigir, progreso.
Han impuesto una ley: que si uno de sus soldados es atacado degüellan a toda una población.
 
2. Por cariño hacia ti
y a mis hijos
El ejército aliado de Perú y Bolivia ha sido prácticamente aniquilado. La guarnición de Arica está aislada e indefensa, bloqueada por mar y por tierra. En el alto mando que aún queda del ejército del Perú sólo Cáceres ha insistido en marchar y defender Arica.
En el fragor de la batalla ha sido y es tu regazo donde la vida, amor mío, nace la visión y el temblor que me acompaña siempre en estas horas de prueba.
¡Oh, dulzura! Saber que mi vida existe imborrable en tu vida. Saber eso me hace ser un buen soldado. Ahora es tu rostro el que va conmigo por todos estos breñales y confines.
He cruzado el desierto. El ejército chileno se traslada a Arica por vía férrea y otros batallones avanzan bordeando los contrafuertes andinos para atacar Arica por el este.
Cuando la vida vuelva a su normalidad ¿desaparecerá el fervor en que vivimos estas horas? Yo lucho por ti, amor. Y aunque parezca que los he abandonado, el cariño hacia ti y a mis hijos me impone que yo esté aquí.
 
3. Ya luzco mi uniforme
de bayeta blanca
4 de junio. Arica es una ciudad hermosa convertida ahora en cuartel militar, transformada en factoría, en casamata, en furgón. Pero la vida en ella aún aflora bella y exquisita.
Me he presentado al coronel Francisco Bolognesi. En algún momento creí reconocer en él al padre que perdí de niño. Me parece un hombre noble, valeroso y lleno de comprensión acerca de la vida, con raigambre y sentido muy hondo del deber y del honor. Da valor y coraje verlo.
Me encanta pensar en él. En mi mente se ha quedado muy fuerte y muy querida su imagen. Me ha asignado al Batallón Artesanos de Tacna comandado por don Marcelino Varela. Y ya luzco mi nuevo uniforme de bayeta blanca, que no alcanza para todos y es un privilegio usarlo.
La cumbre del morro donde acampamos es una explanada natural de 10 mil metros de extensión y 260 de altitud. Aquí se emplazan las piezas de artillería y en la pendiente se han hecho fosas y casamatas. Somos aproximadamente 1600 hombres repartidos en varios batallones.
 
4. La vida
ya me premió
 Bolognesi ha mandado volar la línea férrea y los terraplenes de la estación del Hospicio, así como los puentes de El Molle y Chacalluta, para evitar la movilización de tropas enemigas.
Sus equipos de ingenieros los han reparado al instante. Es una maquinaria de guerra implacable, intencionalmente preparada, y siniestra.
Hoy ha ocurrido una desgracia: El ingeniero Teodoro Elmore que conoce los planos y ha tendido las minas que rodean al morro, y defienden a Arica, ha sido capturado por una patrulla chilena. Esto es desastroso.
La señal de que Elmore no confesó nada será que en las próximas horas será fusilado. Y su cadáver aparecerá a la vera de un camino o arrojado al campo. No cabe otra lógica. Si vive es que el Perú luchó investido de una grandeza mayor: sabiendo que luchaba incluso en contra de la suerte puesto que conocen los planos de nuestras defensas.
 En esta hora crucial ¡qué suerte conocer a algunos hombres sublimes dentro de los sencillo, como Francisco Bolognesi!
Basta mirarlo para sentir que la vida ya te premió por el solo hecho de haberlo visto y conocido.
Y de esa nobleza se envisten tantos aquí. En verdad todos los que custodian el morro.
5. Aquí se defiende
el orden del universo
 El ejército enemigo tiene hasta este momento seis mil hombres, al pie y en los contornos del morro.
Nosotros somos 1600 hombres que han tenido que dejar la oficina, o el arado, o la garlopa, la tiza de pizarra, el cepillo de pulir, el hilo y la aguja de coser, porque allanaron nuestro hogar y terruño. ¿Cabe humillarte?
Que dejaron todo porque abofetearon a nuestros seres queridos. Y en nuestra propia casa. ¿Cabe permanecer pasivos, aunque tenga que dejarlos a ti y a mis hijos a quienes amo tanto?
Nos levantamos porque vinieron a imponer cupos infames y hacer explosionar lo que habíamos construido y levantado con esmero. ¿Cabe ser indiferentes?
Amor mío, si no vuelvo a casa, cuando crezcan nuestros hijos háblales que si no  estoy con ellos la razón es que su padre quiso que vivieran en un país intachable, con honor y moral. Y eso lo conquistaremos hoy día.
Y esa es la razón de esta partida. Ganaremos para siempre aquí el ser dignos. Porque se puede ganar una guerra pero también la infamia y el oprobio.
 
6. Por amor a ti,
hoy no estoy a tu lado
 Aquí en Arica defendemos no sólo una patria sino el sentido de ser hombres. Salvaguardamos la condición de la especie humana, del bien, la verdad y la justicia.
Hemos sido invadidos y defendernos es un deber sacrosanto.
Por eso luchamos. Por eso Roque Saénz Peña deja su curul de diputado en Argentina y viene aquí a batirse como un hombre indignado. En Arica se preserva y protege aquello que hace que la vida merezca ser vivida.
Pero ¿los otros? Los demás pueblos ¿Por qué contemplan impasibles lo siniestro?
Por eso Alfonso Ugarte que es rico y podría estarse divirtiendo en cualquier lugar ameno, ha equipado y solventa el Batallón Iquique, y prefiere el fragor de la batalla.
Hace unos días se ha batido como un león en Tarapacá; tiene heridas de bala, una en la frente. Y ahora está aquí prefiriendo el sacrificio y la muerte antes que permitir el abuso y la afrenta.
Por eso, por amor a ti y a mis hijos, ahora no estoy a tu lado y estoy aquí.
7. Qué seremos
dentro de unas horas
 Bolognesi ha tenido un gesto muy lindo y amable conmigo. Ha preguntado por mí, me ha venido a buscar y me ha invitado a caminar a su lado por los senderos de El Morro, a cuyos flancos están fijas y alertas las baterías.
Me confiesa que tengo un gran parecido con su hijo Enrique. (Enrique y Augusto, hijos de Francisco Bolognesi, también ofrendaron su vida en la defensa de Lima).
Me ha pedido que sea su ayudante de campo. He aceptado, envestido de honra por este hecho y el permanecer a su lado.
Hoy día, 5 de junio, se recibió al emisario chileno Juan de la Cruz Salvo pidiendo la rendición de la plaza, basados en las siguientes razones:
1) Es imposible su defensa, por la inmensa superioridad militar del ejército de Chile en fuerzas de tierra y mar.
2) El aislamiento total en que nos encontramos, que sin auxilio de ningún tipo hace inminente la derrota.
3) Dicen saber todos nuestros emplazamientos, pertrechos y recursos. Y el sistema de minas, digo yo, porque Teodoro Elmore no ha sido fusilado y se pasea al lado de ellos.
 
8. Emblema
de coraje
¡Suerte! ¡Aumentará nuestro valor y heroísmo saber que luchamos también en contra de tus naipes y barajas torcidas!
La rendición hará posible, según el ejército chileno, que todo el destacamento acantonado en este lugar se retire portando sólo armamento ligero. Alejamiento que no sería hostilizado por sus tropas.
¿Creerlos? Bolognesi ha respondido que su decisión inquebrantable es luchar hasta quemar el último cartucho.
Esta decisión ha sido consultada a la junta de jefes quienes la han ratificado unánimemente, sin excepción en el sentido de que Arica no se rinde.
Esto es grandioso. Es colosal. Es supremo, amor mío. Y ahora sé que te veré, así sea en el infinito.
Sólo Leónidas de Esparta, en las Termópilas, ha de ser comparable. Con la diferencia, a favor del Perú, que aquellos eran soldados y estaban preparados para la guerra. Nosotros somos maestros, agricultores, artesanos, hombres de paz.
Bolognesi mismo es un anciano, retirado del ejército, pero que ha retornado al llamado de su conciencia, su honestidad y su valor.
9. Ni
un fósforo
Pero, eso sí, de algo estoy cierto, amor mío: Arica será emblema de coraje grandioso en la historia humana.
¡Arica no se rinde! Y esta decisión la hacemos nuestra y la proclamamos los 1600 hombres de este pináculo.
¿Luego de este sacrificio podrá haber algún peruano indolente?
¿De aquí para adelante habrá algún maestro o estudiante mediocre? ¿De aquí a la eternidad habrá algún peruano que se sienta vencido, o derrotado, o impedido por algo? ¡No! ¡Jamás! Por eso luchamos.
Muchos de nosotros seremos cadáveres dentro de algunas horas. Entonces, a partir de ahora ¿habrá alguien que sienta que no tiene razones para esforzarse, ser mejor y luchar?
Por eso, tiene sentido luchar aquí hasta morir, sin dudar, ni arredrarse, ni claudicar.
Vamos a morir por todo lo excelso, prístino y acrisolado que puede haber en la vida y en la eternidad de los tiempos.
¡Que eso sea lo que prevalezca en este momento supremo!
En estos momentos en que te escribo al incierto claror mortecino del crepúsculo, en que todo ya se convierte en oscuridad. ¡No hay ni una chispa de luz! ¡Ni un fósforo se puede encender por precaución en El Morro!
 
*****
Los textos anteriores pueden ser
reproducidos, publicados y difundidos
citando autor y fuente
Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:
Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com
Editorial Papel de Viento: papeldevientoeditores@hotmail.com
Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe
Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es
*****
PÁGINA WEB
HACER CLIC AQUÍ:
DIRECCIÓN EN FACEBOOK
HACER CLIC AQUÍ:
*****
Teléfonos Capulí:
420-3343 y 602-3988
99773-9575
Si no desea seguir recibiendo estos envíos
le rogamos, por favor, hacérnoslo saber.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog