martes, 2 de agosto de 2016

MELCIADES RUIZ : Volver a las trincheras


---------- Mensaje reenviado ----------
De: Milciades Ruiz <gest.rurales@gmail.com>
Fecha: 1 de agosto de 2016, 19:28
Asunto: Volver a las trincheras
Para: marcelom535@hotmail.com


VOLVER A LAS TRINCHERAS
Escribe: Milcíades Ruiz
Culminado ya el proceso electoral peruano con una nueva administración gubernamental se hace necesario retomar nuestros roles interferidos momentáneamente y continuar nuestro trabajo político con miras al empoderamiento popular. Son muchas las tareas a emprender en adelante tomando consciencia de nuestras limitaciones y las posibilidades de desarrollo político sostenible. Hay diversas opciones por los diferentes puntos de vista en la izquierda y en las alianzas con los "progresistas". Los socialistas tenemos las nuestras.
Lo primero que podemos hacer es un repaso de las condiciones dentro de las cuales desarrollaremos nuestro trabajo. Partamos entonces de posicionarnos en el terreno en que nos encontramos como una introducción necesaria para la elaboración de planes y estrategias en la perspectiva de un desempeño eficiente que arroje resultados alentadores. Tomar consciencia del panorama general nos puede ayudar a mejorar el rendimiento de nuestras tareas.
  1. LA SITUACIÓN INTERNACIONAL.
Sucintamente, dada las condiciones de este medio de comunicación podríamos decir que, desde la última crisis del capitalismo, la economía mundial no ha logrado recuperar sus niveles de crecimiento. El modelo incontrolable de expansión capitalista tropieza con las restricciones de la defensa planetaria pues su desarrollo contaminante ha llegado a un tope que es ya incompatible con la existencia de la vida misma. Estas limitaciones generan corrientes capitalista hacia adentro buscando salidas a la expansión contenida. Las grandes corporaciones absorben a las más chicas y presionan sobre los derechos adquiridos de los más indefensos, forzando ajustes económicos, laborales y políticos.
En este escenario mundial, EE UU pese a sus problemas económicos mantiene la supremacía de poder planetario aplicando represalias a los estados que se resisten a sus mandatos. Lo hace por encima de la ONU utilizando a la Unión Europea como títere de sus planes y operativos militares. Aunque tiene grandes limitaciones para mantener su red de dominio planetario todavía mantiene su poderío aunque en declive. La economía china ha ganado posición mundial restando mercado a EE UU pero el dólar mantiene su poder comercial que le da la fortaleza de dominio. Todo el mundo demanda dólares como reservas o moneda de cambio y a mayor demanda tanto el precio como la rentabilidad aumentan. Todo aquel que usa el dólar le ayuda a mantener su poderío.
Su mayor problema está en el área árabe. Al igual que su intervención en Corea y Vietnam que terminaron en fracasos así también, sus invasiones militares a los países árabes han tenido efectos contrarios, despertando sentimientos patrióticos adversos en los pueblos avasallados cuyo desborde llega a los países de la Unión Europea que participan como aliados de los EE UU. El fervor patriótico de los jóvenes de ascendencia árabe en todo el mundo ha generado una mística que llega hasta la inmolación. Los desbordes sobrepasan lo que para occidente es racional. Son los costos de las guerras de agresión extranjera.
Todas las potencias capitalistas incluyendo Rusia han tratado de aplastar al Estado Islámico con grandes bombardeos y lo que han conseguido es una desesperada ola migratoria de refugiados que complica la situación europea con todos los riesgos y repercusiones que ello trae consigo. Y sin embargo, no han podido develar la rebeldía islámica. Europa está pagando su incondicionalidad ante EE UU que nunca ha tenido una guerra dentro de sus fronteras como si lo han tenido los europeos.
En nuestro continente, el predominio de EE UU es mucho más directo y tiene bajo su control a Latinoamérica. Aunque hemos tenido un bloque sudamericano rebelde a ese control y que, ha hecho prevalecer su soberanía política nacionalista, sin embargo nunca ha representado una amenaza real al poderío norteamericano. En un momento, los gobiernos de Brasil, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay, compartieron ideales de independencia pero esta fuerza se ha ido apagando por el sabotaje y desprestigio que los aqueja. La tendencia es hacia la baja.
Todo esto tiene que ver con el accionar de EE UU para eliminar focos "infecciosos" y lo viene consiguiendo en coordinación con las fuerzas derechistas de los países latinoamericanos que aprovechan los desaciertos de las izquierdas. Argentina y Brasil están ahora en manos de la derecha pero también el gobierno de Bolivia ha perdido fuerza popular y Venezuela se encuentra en grave riesgo ante el predominio alcanzado por la derecha. A la par con el desprestigio de los gobiernos populares sudamericanos hay una corriente derechista que avanza en nuestro continente.
Si bien el capitalismo atraviesa por una etapa de estancamiento que dificulta su expansión tampoco la oposición socialista ha recuperado los niveles del pasado. Sin embargo, la crisis irresuelta del capitalismo, con sus ajustes y reajustes, viene generando reacciones contrarias abriendo una etapa de conflicto social que de no encontrar salida podría agudizarse permitiendo el desarrollo político de las fuerzas populares y el ascenso socialista.
En suma, al 2016 la tendencia política mundial es de debilitamiento capitalista pero siempre bajo el predominio de EE UU. Las dificultades que afronta el capitalismo para recuperarse de la última crisis ha ralentizado la dinámica económica mundial, los negocios mundiales mantienen un nivel muy bajo y el descenso en la producción industrial afecta a los proveedores de materia prima y combustible cuyos precios han descendido abismalmente.
La baja dinámica económica mundial afecta el poder adquisitivo de la población, bajando la demanda de bienes y servicios con repercusiones negativas en las inversiones de capital, desempleo, delincuencia, corrupción y otros males sociales. Todos los países tratan de salir del estancamiento rebuscando oportunidades en el mercado internacional y ofreciendo su desnudez ante los inversionistas extranjeros pero estos no están dispuestos acorrer riesgos sin tener mercado asegurado.
Toda esta situación internacional condiciona la vida nacional inevitablemente y todo lo que se diga prescindiendo de esta realidad solo será alucinación. La economía mundial es una sola y sus repercusiones en el orden político, cultural, laboral y más, nos alcanzan inexorablemente. El momento de las promesas electorales ya pasó y la retórica de una nueva administración estatal no puede hacernos olvidar esta correlación. El engaño es insostenible y tenemos que afrontar nuestra realidad.
  1. LA SITUACIÓN NACIONAL
En el análisis político resulta contrastante el espejismo electoral de la izquierda y la aparente derechización electoral de nuestro pueblo que ha otorgado el Poder legislativo y el Poder Ejecutivo a las fuerzas de derecha por efectos del sistema político vigente. Todo el poder está en manos de la derecha pero esto puede ser su perdición. La tentación totalitaria y las pocas posibilidades de crecimiento económico le ocasionarán un progresivo desgaste y repudio popular. Pero para abreviar dejemos para un próximo envío lo concerniente a esta problemática…. (Continuará)



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

PLANETA PERU

PlanetaPeru: buscador del Perú

Seguidores

VideoBar

Este contenido todavía no está disponible para mostrarse a través de conexiones encriptadas.

Archivo del Blog